LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Brasil vacuna a toda una ciudad para un estudio sobre el COVID-19

El ambicioso Proyecto S, que supone la primera experiencia de vacunación en masa en Brasil, debe aplicar en dos meses las dos dosis de vacuna a 30.000 de los casi 50.000 habitantes de Serrana.

Residentes de la ciudad de Serrana esperan para recibir la vacuna contra el COVID-19. Foto: AFP
Residentes de la ciudad de Serrana esperan para recibir la vacuna contra el COVID-19. Foto: AFP

Una pequeña ciudad del interior del estado brasileño de San Pablo empezó ayer miércoles a vacunar a toda su población mayor de edad como parte de un inédito estudio clínico para analizar el impacto de la inmunización en el control de la pandemia del COVID-19.

El ambicioso Proyecto S, que supone la primera experiencia de vacunación en masa en Brasil, debe aplicar en dos meses las dos dosis de vacuna a 30.000 de los casi 50.000 habitantes de Serrana, una ciudad a 300 km de la capital paulista.

La iniciativa es coordinada por el Instituto Butantan, centro de investigación y producción de vacunas del gobierno de San Pablo.

Para su ejecución, fueron destinadas 60.000 dosis de la vacuna CoronaVac, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, con la que el estado de San Pablo inició la vacunación en enero de este año.

Las colas comenzaron a formarse por la mañana en las calles adoquinadas del centro de la ciudad, frente a las ocho escuelas transformadas en centros de vacunación.

La vacunación se realizará durante las próximas ocho semanas a todos los habitantes del municipio, excepto embarazadas, lactantes, personas con enfermedades graves y menores de edad.

“No se trata de una vacunación en masa simplemente. El estudio tiene por objetivo ver la efectividad de la vacunación en una comunidad y con eso identificar hasta qué punto la inmunización individual tiene efecto colectivo”, dijo Ricardo Palacios, director de Estudios Clínicos del Instituto Butantan.

Buscan que los trabajadores puedan tener un día libre para recibir la vacuna. Foto: AFP
Dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: AFP

Las autoridades sanitarias esperan que el estudio, en el que trabajan más de 500 personas y que debe extenderse por un año y medio, permita identificar el flujo de la tasa de transmisión del virus en una población inmunizada, el comportamiento frente a nuevas variantes del COVID-19, el número de personas que deben ser vacunadas para interrumpir la circulación del virus y el impacto económico de esta estrategia.

“Es un estudio inédito en el mundo”, aseguró el gobernador de San Pablo, Joao Doria, en una rueda de prensa al inicio de la vacunación.

“Somos la primera ciudad del mundo en participar en un proyecto así, que puede traer resultados de esperanza de un 2021 bastante productivo y de cura para una pandemia que asombró al mundo”, afirmó Léo Capitelli, alcalde de Serrana.

“Nuestra ciudad está orgullosa de participar. Además de inmunizar a la población, es un momento histórico”, agregó Capitelli.

Dimas Covas, director del Instituto Butantan, explicó que Serrana fue elegida para este estudio por ser una ciudad pequeña, tener una buena estructura hospitalaria, estar próxima a un centro de investigación y por su alta tasa de incidencia de COVID-19 (5.248 contagios por cada 100.000 habitantes, el índice más alto entre los municipios paulistas).

Desde el inicio de la pandemia hace un año, esta ciudad registró 2.367 casos y 52 decesos. Brasil ya registra más de 240.000 muertos y casi 10 millones de contagios.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus. Foto: AFP
Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus. Foto: AFP

Hasta el momento, el Ministerio de Salud ha distribuido 12 millones de dosis (2 millones de la AstraZeneca y 10 millones de la Coronavac), una cantidad que fue suficiente para vacunar a cerca de 5,5 millones de personas, equivalentes a poco más del 2,5% de los 212 millones de habitantes del país.

A ese ritmo, Brasil sólo conseguiría vacunar al 70% de su población en 2024, aunque expertos consideran que el proceso podría acelerarse a partir de la próxima semana, cuando serán distribuidos los primeros lotes de vacunas fabricados localmente.

En ese sentido, el gobernador paulista anunció que el Butantan entregará a partir del próximo martes 3,4 millones de dosis de la Coronavac al Ministerio de Salud, lo que permitirá que las ciudades reanuden sus inmunizaciones, mientras que 46 millones de vacunas deberán estar listas hasta abril.

Debido a la falta de dosis varias ciudades, entre ellas Río de Janeiro y Salvador han tenido que interrumpir la inmunización. Autoridades regionales y expertos atribuyeron la paralización y la lenta marcha de la vacunación nacional a la falta de planificación y gestión del presidente Jair Bolsonaro.

A la escasez de las dosis -problema común a varios países- se suma otros factores, como la falta de logística, la demora en presentar un plan nacional de inmunización y la judicialización de la vacunación, ya que varios asuntos relacionados a los inmunizantes llegaron a los tribunales.

Vacuna china muestra eficacia contra las nuevas variantes
Vacuna china de Sinovac. Foto: AFP

La vacuna Coronavac, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y el Instituto Butantan de Brasil, se mostró eficaz contra las variantes del coronavirus identificadas en el Reino Unido y Sudáfrica.

Así lo informó Dimas Covas, presidente del Instituto Butantan, uno de los mayores centros de investigación de Latinoamérica y vinculado a la Gobernación de San Pablo.

“Ya hemos testado allá en China nuestra vacuna contra la variante inglesa y contra la variante sudafricana, con buenos resultados”, afirmó Covas en rueda de prensa, durante la inauguración del estudio inédito para analizar la capacidad de la Coronavac en reducir la tasa de contagio del coronavirus.

Aunque no presentó mayores detalles sobre los ensayos realizados en China, Covas informó que el Instituto Butantan igualmente ya puso en marcha los test para verificar la eficacia del inmunizante también contra la nueva cepa detectada en la Amazonía brasileña.

“Estamos testando aquí en el Butantan contra esa variante de Manaos (capital del estado de Amazonas). Brevemente tendremos resultados y estamos muy confiados de que cumpliremos la tarea”, aseguró.

Explicó además que, por tratarse de una vacuna que utiliza el virus inactivado, la Coronavac es la menos vulnerable frente a las nuevas variantes del COVID-19.

“Entre todas las vacunas que están siendo usadas en este momento, la vacuna de virus inactivado, como esta que Butantan hizo, es la que tiene la menor probabilidad de ser afectada por las variantes”, resaltó.

Venezuela vacuna a personal de la salud y autoridades del gobierno
Enfermera con la vacuna Sinopharm. Foto: AFP.

Venezuela comenzará hoy jueves su campaña de vacunación, tras el arribo de las primeras 100.000 dosis de la rusas Sputnik V, de 10 millones acordadas, con personal de salud y autoridades gubernamentales en la primera fase, según anunció ayer miércoles el presidente Nicolás Maduro.

En rueda de prensa en Caracas, Maduro indicó además que espera la liberación de 300 millones de dólares bloqueados en el Banco de Inglaterra para pagar las vacunas AstraZeneca reservadas en el sistema de acceso global Covax de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La OPS dijo en paralelo que Venezuela debe pagar un adelanto de 18 millones de dólares para asegurar esas vacunas. Venezuela tiene reservadas entre 1,4 y 2,4 millones de dosis.

Maduro se mostró abierto a que privados puedan importar vacunas y comercializarlas. “No me desagrada la idea de un mercado privado de vacunas”, señaló.

Con 30 millones de habitantes, Venezuela suma 133.927 casos confirmados y 1.292 muertes por COVID-19, según cifras oficiales, cuestionadas por organizaciones como Human Rights Watch.

Maduro reiteró que la vacunación masiva está prevista para abril y que por lo pronto, las 100.000 dosis de la Sputnik V que llegaron el sábado al país estarán destinadas al personal sanitario, de seguridad, tanto policial como militar, así como los diputados del Parlamento de mayoría chavista y otras autoridades.

Señaló además que su esposa, Cilia Flores y él, de 58 y 64 años respectivamente, se vacunarán “apenas” puedan.

Indicó que su gobierno ha “invertido 200 millones de dólares” en las 10 millones de vacunas Sputnik V “que deben llegar en este cuatrimestre de manera progresiva”.

Pero también evocó la posibilidad de obtener una “combinación” de vacunas, incluyendo la china y la cubana, ésta aún en fase de ensayos.

Venezuela está entre los 37 países de Latinoamérica y el Caribe que recibirán vacunas a través del Covax.

Sin embargo, esas dosis no han podido llegar a Venezuela pues el país no ha saldado su deuda con la OPS, dijo Alena Douhan, relatora especial de la ONU para evaluar el impacto de sanciones sobre los derechos humanos.

El primer plazo de pago para las vacunas venció el martes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados