TENSIÓN POLÍTICA

Brasil: oposición denuncia intento de “golpe”

Aliados de Jair Bolsonaro intentaron ayer martes sin éxito impulsar una propuesta en la Cámara de Diputados para ampliar los poderes del mandatario.

Jair Bolsonaro con tapabocas. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro con tapabocas. Foto: Reuters

Aliados de Jair Bolsonaro intentaron ayer martes sin éxito impulsar una propuesta en la Cámara de Diputados para ampliar los poderes del mandatario, un planteo que fue interpretado por la oposición como un intento de “golpe” a los otros poderes.

El diputado oficialista Vítor Hugo Almeida se reunió con representantes de otros partidos para buscar llevar al plenario la iniciativa llamada “Movilización Nacional”, un mecanismo previsto en la Constitución para casos de amenaza extranjera.

Según Almeida, un abogado y mayor de la reserva del Ejército del Partido Social Liberal (PSL), la actual crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19 se encaja dentro de las condiciones de ese mecanismo.

El estado de “Movilización Nacional” faculta al presidente para intervenir en la producción pública y privada, requerir y ocupar bienes o servicios y la convocatoria de civiles y militares para acciones promovidas por el Gobierno.

La iniciativa, según revelaron medios locales, contempla también el control geográfico del Ejecutivo para acciones de combate a la pandemia del coronavirus, facultades que le fueron otorgadas el 15 de abril de 2020 por la Corte Suprema a los gobernadores y alcaldes, excluyendo a Bolsonaro de esa prerrogativa.

Brasil es el segundo país más afecto por el coronavirus en números absolutos con más de 12,5 millones de casos confirmados y casi 314.000 muertos.

No obstante, la propuesta no avanzó entre los líderes partidarios aliados al Gobierno para ser llevada ayer mismo al plenario de la Cámara de Diputados, pero las reacciones de la oposición no se hicieron esperar.

“Esa escalada autoritaria, que intenta movilizar militares para intereses del presidente de la República, no puede ser tolerada en un Estado democrático. Los brasileños no quieren otro golpe”, escribió en redes sociales el diputado José Guimaraes, del Partido de los Trabajadores (PT).

Las voces de rechazo también surgieron de la derecha y el diputado Kim Kataguiri, del partido Demócratas (DEM) y exaliado de Bolsonaro, calificó también el intento como “golpe” y apuntó que con ese poder el presidente pasaría atener el control de la Policía y de los militares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados