PANDEMIA

Brasil: miles de manifestantes salieron a las calles para protestar contra el gobierno 

Las protestas tuvieron el respaldo de partidos políticos de izquierda y las centrales sindicales.

Miembros de partidos de la oposición y movimientos sociales participan en una protesta contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: AFP.
Miembros de partidos de la oposición y movimientos sociales participan en una protesta contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: AFP.

Miles de manifestantes salieron a las calles de al menos 17 capitales de los estados en Brasil y de casi 400 ciudades en total, para protestar contra el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, reclamar el juicio político contra el mandatario y el avance de la vacunación, así como expresar sus críticas por la manera como el gobierno ha actuado ante la pandemia del COVID-19, que ayer sábado superó la marca de 500.000 fallecidos.

Las protestas, convocadas por organizaciones y movimientos sociales tuvieron el respaldo de partidos políticos de izquierda y las centrales sindicales.

Hubo actos en capitales como Brasilia, Río de Janeiro, Recife, Goiania, Belo Horizonte, São Paulo, Manaus y Salvador. Pero, los manifestantes también hicieron sentir sus reclamos fuera las capitales, en ciudades como Campinas, Ribeirão Preto, Campina Grande, Caxías, y Santa María. En total, las protestas se desarrollaron en ciudades de 21 estados.

Asimismo, en el exterior, grupos de ciudadanos se movilizaron en varios países, entre ellos, Estados Unidos, Alemania, España, Portugal y Austria.

Si bien los organizadores dieron instrucciones precisas para que se respetara el distanciamiento social, se registraron aglomeraciones en varios lugares. La mayoría de los manifestantes usó tapabocas.

En São Paulo, los manifestantes se congregaron en la avenida Paulista, frente al Museo de Arte, con pancartas que proclamaban “¡Fuera Bolsonaro” y “Vacuna para todos”. Las protestas tuvieron por finalidad pedir el juicio político contra el presidente y un incremento de la vacunación.

En Brasilia, los manifestantes se reunieron en la Explanada de los Ministerios y el grito principal fue “¡Fuera Bolsonaro!”. Extendieron un gran lienzo verde y amarillo que expresó: “490 mil vidas perdidas” y “Brasil de luto”.

Hubo presencia de varios legisladores de izquierda.

A su vez, en Río de Janeiro, los manifestantes ocuparon tres de los cuatro carriles de la Avenida Presidente Vargas, en el Centro de la urbe. Pese a que la absoluta mayoría de los participantes usó tapabocas, no se logró mantener el distanciamiento social.

Los actos en Río fueron convocados por los frentes Brasil Popular y Povo Sem Medo (Pueblo sin Miedo), formados por decenas de organizaciones sociales y sindicales y apoyados por partidos y líderes políticos, entre ellos el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

El exmandatario no acudió a la cita para evitar que su presencia dominase “una manifestación convocada por la sociedad brasileña”, según tuiteó hace dos días.

Además de las reivindaciones sobre la pandemia, surgieron expresiones contra el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles y la campaña de privatizaciones del gobierno de Bolsonaro.

Manifestación en Brasilia contra el gobierno brasilero. Foto: AFP.
Manifestación en Brasilia contra el gobierno brasilero. Foto: AFP.

Tragedia.

En la jornada en la que se registraron las manifestaciones en todo Brasil, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga informó que se superó la barrera de los 500.000 muertos como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con lo que indican los datos de su Ministerio, en las últimas 24 horas se reportaron 2.301 fallecimientos, con lo cual el balance total desde el primer deceso registrado en marzo de 2020 se elevó a 500.800.

“500.000 vidas perdidas por la pandemia que afecta a nuestro Brasil y al mundo”, tuiteó el ministro.

“Trabajo incansablemente para vacunar a todos los brasileños en el menor tiempo posible y cambiar ese escenario que nos devasta desde hace más de un año”, declaró.

Por su parte, el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, lamentó que no se conmemoren las 86 millones de dosis de la vacuna anticovid aplicadas en el país o los 18 millones de curados de la enfermedad.

“El tono siempre es de ‘cuanto peor, mejor’. Infelizmente, ellos apoyan el virus”, agregó, en referencia a “políticos, artistas y periodistas”.

El número de casos se incrementó ayer sábado en 82.888, para totalizar 17.883.750.

Brasil, con 212 millones de habitantes, es el segundo país en superar la barrera de los 500.000 muertos, después de Estados Unidos.

Este año sufrió una segunda ola de la pandemia, con balances que llegaron a superar los 4.000 muertos por día, y existen temores de una tercera ola, con un nuevo repunte de las curvas de contagios y decesos.

De los 500.800 muertos, un 61% (305.851) falleció este año.

Según el último informe semanal de la Fundación Fiocruz -una entidad de referencia en la investigación médica-, Brasil vive una situación “crítica”, con “una meseta (de muertes) elevada y la posibilidad de una agravación en las próximas semanas, con la llegada del invierno”.

Bolsonaro ha criticado las medidas restrictivas de la movilidad aplicadas por varios gobernadores de estados, debido a que perjudican la economía de Brasil y generan dificultades económicas y desempleo a la población.

Mientras, una comisión parlamentaria investiga las presuntas “omisiones” del gobierno frente a la pandemia.

Apoyo.

El presidente Bolsonaro recibió el respaldo de Estados Unidos a su enfoque en materia de medio ambiente.

Estados Unidos destacó el jueves las “alentadoras metas” de protección ambiental del gobierno brasileño, en una conversación entre los jefes de la diplomacia de ambos países.

El secretario de Estado, Antony Blinken, y el canciller brasileño, Carlos França, repasaron en una llamada telefónica los objetivos ambientales del gobierno brasileño y la importancia de no demorar acciones para concretarlos, dijo el vocero del Departamento de Estado, Ned Price. “Discutieron las alentadoras metas del presidente Bolsonaro para lograr la neutralidad de carbono para 2050, duplicar el financiamiento para combatir la deforestación ilegal y eliminar la deforestación ilegal para 2030, y la necesidad de respaldar estos objetivos con pasos de implementación concretos a corto plazo”, indicó un comunicado.

Vista aérea durante una protesta de partidos de la oposición y movimientos sociales contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: AFP.
Vista aérea durante una protesta de partidos de la oposición y movimientos sociales contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Foto: AFP.

El gobierno del presidente Joe Biden considera “crucial” el vínculo con Brasil para abordar eficazmente los retos globales que supone el calentamiento global, dijo Blinken después de una visita virtual en marzo a las Naciones Unidas.

En abril, durante una cumbre de líderes sobre el clima celebrada a instancias de Biden, Bolsonaro prometió alcanzar emisiones de dióxido de carbono netas iguales a cero para 2050 y acabar con la tala ilegal para 2030.

Brasil, que concentra más del 60% de la selva amazónica que se extiende por nueve naciones de Sudamérica, registró en 2020 las tasas más altas de deforestación en 12 años.

Blinken también felicitó a França por la incorporación de Brasil al programa Artemis, un proyecto liderado por la agencia espacial estadounidense NASA con el fin de enviar misiones tripuladas a la Luna.

El hecho de convertirse en el primer signatario latinoamericano de los Acuerdos de Artemis demuestra “la intención de Brasil de asociarse con Estados Unidos y otras naciones en la exploración espacial pacífica, sostenible y transparente”, subrayó Price.

Dificultades.

En el ámbito político, más allá de las protestas, los partidos de centro de Brasil están dejando evidentes sus dificultades para encontrar un candidato viable para las elecciones presidenciales de 2022 que pueda romper la polarización que ya se prevé entre el presidente Jair Bolsonaro y el líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva.

Tales dificultades y la falta de un líder que pueda aglutinar a un importante porcentaje de electores, han dejado claro que las elecciones del próximo año se dirigen cada vez más hacia una disputa polarizada entre Bolsonaro y Lula, según analistas consultados por Efe.

Después de una reunión que sostuvieron el miércoles último en Brasilia para analizar la posible “tercera vía”, los dirigentes de siete importantes partidos de centro admitieron que no hubo consenso sobre un posible candidato pero que sí estuvieron de acuerdo en que no apoyarán ni la posible reelección de Bolsonaro ni el posible regreso de Lula a la Presidencia.

En la cita participaron dirigentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la formación del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002); del partido Demócratas (DEM), una importante fuerza en el Congreso, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), mayor fuerza electoral del país, y de formaciones medianas como Podemos, Ciudadanía, Solidaridad y Partido Verde.

Cinco policías sufren heridas

Cinco policías resultaron heridos y un joven de 22 años perdió una mano durante disturbios registrados cuando los agentes dispersaron una fiesta clandestina que reunió a unas 1.500 personas en el oeste de Francia, informaron las autoridades locales. Más de 400 gendarmes intervinieron durante la noche para impedir la “rave” en Bretaña, cerca de la localidad de Redon. Según la prefectura, los organizadores intentaron montar la fiesta en el hipódromo de la localidad, pese al toque de queda.

La operación policial no culminó totalmente hasta ayer sábado en la tarde, después de que los jóvenes intentaran volver al lugar del encuentro. La policía utilizó gases lacrimógenos para sofocar el nuevo intento.

“Cinco hombres fueron detenidos”, precisó el fiscal de de Rennes (oeste), Philippe Astruc.

Macron y Fernández en el Palacio Elíseo, sede del gobierno francés, última escala de la gira europea del argentino. Foto: AFP
Macron y Fernández en el Palacio Elíseo, sede del gobierno francés. Foto: AFP - Archivo. 

Fernández enfoca la igualdad de género

El presidente de Argentina, Alberto Fernández volverá a viajar a Europa antes de que termine junio para participar en París de un foro organizado por su par de Francia, Emmanuel Macron.

Fernández, que ya se había visto cara a cara con Macron durante su reciente gira europea, arribará a París el 30 de junio, confirmaron las fuentes oficiales, tras una invitación del presidente francés a participar del Foro Generación Igualdad 2021, indicaron a La Nación fuentes de la Casa Rosada y la Cancillería.

Se trata de la reunión feminista y de igualdad de género más importante de los últimos 25 años, según considera la diplomacia del país galo, y la apertura -en la que hablará Fernández por pedido de Macron- se realizará en el Museo del Louvre. Macron invitó a Fernández a participar del foro tras felicitarlo por la aprobación en la Argentina de la legalización del aborto que, según le dijo en una videoconferencia en febrero pasado, había generado “mucha repercusión” en Europa.

Además del presidente argentino, participarán del foro los mandatarios de España, Países Bajos, Suecia, Finlandia, Kenya, Túnez, Chipre, Estonia y el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. El evento será en formato virtual, pero la apertura se realizará en forma presencial.

Fernández partirá nuevamente hacia París el 28 de junio por la noche y el 30 participará de la apertura del foro, en tanto que esa misma jornada será uno de los invitados de Macron a una comida en el Palacio del Eliseo, la sede del gobierno francés.

Macron había invitado también a la canciller alemana Angela Merkel y a la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, pero no confirmaron su asistencia. El foro, que se realizará bajo el paraguas de la ONU Mujeres, será copresidido por Francia y México.

Pandemia. Al cumplirse una semana de las flexibilizaciones por la pandemia del COVID-19, el Gobierno argentino informó 15.631 nuevos contagios, lo que elevó el recuento nacional a 4.258.394. En los últimos siete días se registraron 147.247 casos, lo que da un promedio diario de 21.035. El promedio de la semana pasada fue de 24.589. Es decir, se registró una baja cercana al 14,5%. De esta forma, por cuarta semana consecutiva, se revierte la tendencia de las dos semanas previas, de incremento de contagios.

Asimismo, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (informó de 495 muertos para llevar la cifra de fallecidos a 88.742. Esto significa que en los últimos siete días se reportaron 3667 muertos. (Con información de La Nación-GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados