Brasil hace frente a la crisis

Brasil desbordado por el éxodo

Llegan 800 venezolanos por día a ciudades fronterizas y Temer estudia establecer límite.

Jóvenes esperan en Huaquillas (Ecuador), la fila en la Oficina de Inmigración de Tumbes (Perú). Foto: AFP
Jóvenes esperan en Huaquillas (Ecuador), la fila en la Oficina de Inmigración de Tumbes (Perú). Foto: AFP

Brasil anunció que adoptará medidas para regular el flujo de migrantes en la frontera con Venezuela y evitar el caos generado por la llegada masiva de migrantes.

El presidente Michel Temer adelantó, ayer miércoles, que podrían "distribuirse números" para limitar el flujo de migrantes en la frontera del estado de Roraima en el norte del país limítrofe con Venezuela.

"La posibilidad de distribución de números a la que se refirió el presidente (...) busca perfeccionar el proceso de atención humanitaria en Roraima, lo que no puede confundirse, bajo ninguna hipótesis, con el cierre a la entrada de venezolanos en Brasil", informó la Presidencia en un comunicado.

Familias al cruzar el Puente Internacional Rumichaca, entre Ipiales (Colombia) y Tulcan (Ecuador). Foto: AFP
Familias al cruzar el Puente Internacional Rumichaca, entre Colombia y Ecuador. Foto: AFP

Temer había dicho más temprano en una entrevista con Radio Jornal de Pernambuco (noreste) que el gobierno estudiaba la posibilidad de "distribuir números para que entren 100, 150, 200 por día, para organizar un poco más esa entrada".

Actualmente, el flujo de inmigrantes es de alrededor de 800 personas por día, según datos oficiales.

Roraima, estado fronterizo con Venezuela y uno de los más pobres de Brasil es desbordado por el incesante arribo de venezolanos que escapan de la crisis de su país que se ha traducido en escasez de alimentos y medicamentos, así como dificultades para la atención en hospitales y una inflación que este año el Fondo Monetario Internacional estima en 1.000.000%.

Las declaraciones llegaron un día después de que Temer autorizara el uso de las Fuerzas Armadas para reforzar la seguridad en Roraima y otras zonas de la frontera con Venezuela, donde la precaria situación de los migrantes venezolanos ha generado tensiones con la población local.

Cada día, los venezolanos son protagonistas de una odisea, un documento de identidad de uno de ellos. Foto: AFP
Cada día, los venezolanos son protagonistas de una odisea. Foto: AFP

El Ejército ya estaba presente en Roraima al actuar como uno de los coordinadores de la Operación Acogida, de carácter humanitario y que atiende a los venezolanos que piden residencia y refugio en Brasil. Ahora, su acción se extendió a la seguridad a lo largo de la frontera.

Vecinos de Pacaraima expulsaron el 18 de agosto por la fuerza a unos 1.200 venezolanos que acampaban en las calles de la pequeña ciudad, primer punto de contacto con Brasil en el paso de frontera.

Urgencia.

Una fuente del gobierno dijo a la AFP que todavía no se tomó ninguna decisión sobre limitar el número diario de entradas, pero descartó totalmente el cierre de la frontera.

"Son cosas que se evalúan, pero no se trata de cerrar la frontera, es con la intención de ordenar", indicó.

De acuerdo con la Policía Federal (PF) de Brasil, desde principios de 2015 hasta junio de este año, 56.740 venezolanos solicitaron refugio o residencia en Brasil, aunque es difícil precisar cuántos permanecen en el país.

Desde que estalló la crisis económica en Venezuela, 2,3 millones de ciudadanos lograron salir de su país agobiados por la situación. Foto: AFP
Desde que estalló la crisis económica en Venezuela, 2,3 millones de ciudadanos lograron salir de su país agobiados por la situación. Foto: AFP

El aumento del flujo está siendo absorbido principalmente por el estado de Roraima, que reclama un mayor apoyo del gobierno federal para lidiar con la sobrecarga en sus servicios de salud, de seguridad, y en el mercado de trabajo.

Según la última estimación de la alcaldía de Boa Vista, capital de Roraima, unos 25.000 venezolanos están instalados actualmente en la ciudad, lo que equivale al 7,5% de su población total, de más de 300.000 habitantes.

Por eso, el reclamo más urgente de las autoridades locales es la reubicación de refugiados hacia otros estados brasileños.

Hasta ahora, apenas un millar de venezolanos se han beneficiado con este sistema de "interiorización", que el propio gobierno ha reconocido no está funcionando con la rapidez necesaria.

El éxodo de venezolanos no solo afecta a Brasil, sino también a otros países de Latinoamérica, como Colombia y Perú.

Temer indicó que ofreció hace más de un año alimentos y medicinas a Venezuela, pero el gobierno del presidente Nicolás Maduro los rechazó.

Almagro: la mayor crisis migratoria occidental

"Me reuní con la diáspora venezolana en República Dominicana para escuchar sus preocupaciones y conocer las incertidumbres migratorias que enfrentan", informó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro en la red social Twitter, tras participar, ayer miércoles, en Santo Domingo en la Conferencia Centroamericana y del Caribe de Partidos Políticos, organizada por el Parlamento Centroamericano.

Los venezolanos en territorio dominicano pasaron de 3.434 en 2012 a 25.872 en 2017, según cifras oficiales.

La OEA convocó para el 5 de septiembre una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente para abordar la "crisis migratoria".

Almagro manifestó que las acciones de futuro con respecto a la situación de Venezuela "están marcadas por nuestra solicitud de tratar la crisis migratoria, que se ha transformado en el éxodo más grande que ha existido en la historia del hemisferio occidental".

El gobierno dice: crisis humanitaria es falsedad
Maduro denuncia campaña "de odio" contra venezolanos en Colombia y Perú. Foto: EFE

Se trata de fake news. Así, el gobierno de Nicolás Maduro negó que haya una crisis humanitaria por la migración que desborda a Latinoamérica. El hecho de que haya "venezolanos que se hayan ido a otros países, ha sido usado de manera bárbara, criminal y xenófoba por gobiernos xenofóbicos y racistas", aseveró el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, al calificar de fake news (noticias falsas) la información de una "crisis humanitaria".

Prometiendo que un plan económico que puso en vigor el 20 de agosto salvará al país, Maduro invitó a los venezolanos a que retornen. "Les digo a los venezolanos que quieran regresar del esclavismo económico: dejen de lavar pocetas (baños) en el exterior y vengan a vivir la patria", señaló Maduro en su primera declaración sobre la emigración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º