COVID-19

Brasil analiza 300 casos sospechosos de coronavirus; hay uno confirmado

La epidemia del coronavirus ha entrado en una fase decisiva, según la OMS, mientras el mundo adopta medidas drásticas para frenar su propagación.

San Pablo: como en Uruguay, la venta de barbijos en Brasil para protegerse del coronavirus se disparó esta semana. Foto: AFP
San Pablo: como en Uruguay, la venta de barbijos en Brasil para protegerse del coronavirus se disparó esta semana. Foto: AFP

En Brasil, donde el miércoles se confirmó el primer paciente de coronavirus en América Latina, las autoridades sanitarias estiman que hay unos 300 casos sospechosos.

El balance publicado por el Ministerio de Salud en el mediodía de ayer jueves muestra que hay un caso confirmado, 132 sospechosos y 60 descartados en Brasil. No están incluidas otras 213 notificaciones que la cartera aún está analizando, informó el diario OGlobo.

“De hecho, hoy estamos cerca de 300 casos sospechosos”, estimó el secretario ejecutivo del ministerio, João Gabbardo.

Una de las razones del aumento de los casos sospechosos en Brasil, explicó Gabbardo, es el hecho de que hay un mayor flujo de personas con Europa que con China, donde se concentraron los primeros casos.

De los 132 casos sospechosos actualizados al mediodía de este jueves, 55 son de San Pablo, 24 de Río Grande del Sur, 9 de Río de Janeiro, 8 de Santa Catarina, 5 Paraná, 5 Minas Gerais, 5 Distrito Federal-Brasilia, 5 Ceará, 4 Río Grande del Norte, 3 Pernambuco, 3 Goiás, 2 Mato Grosso del Sur, 1 Espíritu Santo, 1 Alagoas, 1 Bahía y 1 de Paraíba. Entre los casos sospechosos en Brasil, hay 73 mujeres y 59 hombres. La persona más joven tiene ocho años y la mayor 82.

En tanto, en Argentina al menos cinco personas permanecen en observación en Córdoba, San Juan, Ushuaia, Santa Cruz y la provincia de Buenos Aires, mientras otros siete casos ya fueron descartados, por lo que hasta el momento no hay resultados positivos en ese país, informó el diario La Nación.

La epidemia del coronavirus ha entrado en una fase decisiva, según la OMS, mientras el mundo adopta medidas drásticas para frenar su propagación que ya ha llegado a todos los continentes, con casi 82.000 contagiados y cerca de 2.800 decesos.

Más de 78.000 personas han resultado infectadas en China, de las que han muerto 2.744, y se ha propagado por unos 45 países con un balance provisional de 3.600 contagios y más de 50 muertos.

Medidas drásticas

Arabia Saudí suspendió temporalmente la entrada de peregrinos a La Meca.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ordenó el cierre de todas las escuelas públicas del país a partir del lunes.

Estados Unidos está dispuesto a responder a la epidemia a “una escala mucho mayor”, dijo el miércoles el presidente Donald Trump, y barajó la posibilidad de prohibir la entrada a viajeros extranjeros procedentes de Italia y Corea del Sur, al igual que ya hizo con China, como lo ha hecho también Israel.

Irán informó este jueves de siete nuevos muertos, con lo que el total se eleva a 26, el mayor número de fallecidos fuera de China por el Covid-19.

China, que confinó a más de 50 millones de personas en la provincia de Hubei, epicentro de la epidemia, ahora está preocupada por la “importación” de casos de otros países. El régimen chino anunció el miércoles que las personas procedentes de regiones “gravemente afectadas” por el coronavirus tendrán que someterse a cuarentena.

El Covid-19 parece haberse estabilizado en ese país, donde el número de fallecidos sigue cayendo. Las autoridades anunciaron el jueves 29 muertos, el número más bajo en un mes.

Italia, nuevo foco

Con la confirmación el miércoles del primer caso en Brasil, un hombre de 61 años residente en San Pablo que acaba de regresar de la región italiana de Lombardía, el virus llegó a América latina desde Europa.

Al igual que en Brasil, la mayoría de los nuevos casos de contagio registrados en España, Argelia, Estonia, Grecia, Georgia, Noruega, Rumania, Austria, Alemania, Suiza, Dinamarca o Macedonia del Norte, son “importados” de Italia, donde hay más de 500 casos y 14 fallecidos.

Muchos países europeos han reforzado los dispositivos de prevención y aconsejan a sus ciudadanos no visitar las regiones italianas afectadas.

En Italia hay 11 localidades del norte del país en cuarentena.

Este fin de semana, varios partidos de la Serie A del fútbol italiano se jugarán sin público, entre ellos el esperado Juventus-Inter, con los uruguayos Rodrigo Bentancur y Diego Godín en cancha.

Una pregunta comienza sonar con más fuerza: ¿qué sucederá con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, previstos entre julio y agosto próximo? Por ahora dicen que se mantienen.

El papa Francisco no fue a una misa por un resfriado
Papa Francisco estornuda en El Vaticano. Foto: Reuters

El papa Francisco, quien estaba evidentemente resfriado el miércoles, canceló ayer jueves su presencia en una misa por una “ligera indisposición”, indicó el Vaticano.

El papa, de 83 años, no asistió ayer a la misa en la basílica de San Juan de Letrán de Roma. “Debido a una ligera indisposición, prefirió quedarse cerca a la residencia Santa Marta donde se aloja en el Vaticano”, aseguró el director de la sala de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

El pontífice, que tiene problemas para caminar por molestias en la cadera, rara vez cancela una cita.

Brasil adelanta la vacunación contra la gripe

La campaña de vacunación en Brasil contra la gripe se adelantará al 23 de marzo, anunció ayer jueves el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, en San Pablo. Según el Ministerio de Salud, la campaña se llevaría a cabo en abril, pero se anticipó debido al nuevo coronavirus.

Brasil es el primer país de América Latina en registrar un caso de coronavirus.

El Instituto Butantan pondrá a disposición 75 millones de vacunas. En 2019, proporcionó al Ministerio de Salud 65 millones de dosis de la vacuna trivalente contra la influenza (H1N1, H3N2 y B).

“El objetivo (de anticipar la campaña) es reducir la espiral epidémica de este virus (influenza) que puede confundir a la población y ayudar mucho al sistema de salud”, dijo el titular de la cartera, quien informó que el público objetivo de la campaña de este año se ampliará.

El año pasado, la recomendación fue vacunar a los niños de seis meses a menos de seis años; mujeres que dieron a luz hace menos de 45 días; ancianos; profesionales de la salud; docentes; pueblos indígenas; personas privadas de libertad; y pacientes con enfermedades crónicas (VIH, por ejemplo).

El Ministerio de Salud de Brasil recomienda que la población espere a que la campaña de vacunación comience para inmunizarse contra la gripe. Esto se debe a que la vacuna de este año se basa en investigaciones que apuntan a los virus de mayor circulación en el país en este momento.

Las vacunas distribuidas el año pasado, por ejemplo, no proporcionarán la misma protección que la dosis fabricada para este año. El infectólogo y epidemiólogo Celso Ramos Filho, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Río de Janeiro, explica por qué es importante vacunarse contra la gripe en tiempos de coronavirus: “(La vacunación) reduciría la carga sobre los hospitales, ya que menos personas desarrollarían casos graves de gripe. No hay vacuna contra el coronavirus. Entonces cualquiera puede enfermarse e ir a un hospital. Pero si reducimos los casos de influenza, causados por los virus de la influenza, tendremos menos personas que necesiten ir a hospitales y haremos espacio para los casos de Covid-19”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados