REINO UNIDO

Boris Johnson: renacer de la economía británica posbrexit

“La respuesta a las tensiones actuales, que son básicamente una consecuencia de la reactivación económica, no es tirar de la misma vieja palanca de la inmigración descontrolada”, dijo.

Boris Johnson ayer en el congreso de su partido. Foto: AFP
Boris Johnson ayer en el congreso de su partido. Foto: AFP

“Salarios altos, altas cualificaciones, alta productividad”, fue la promesa ayer miércoles del primer ministro Boris Johnson ante su Partido Conservador, defendiendo una gran reforma que, tras el Brexit, libere a la economía británica de su dependencia de mano de obra extranjera barata.

Frente a las largas colas en las gasolineras, las estanterías vacías en los supermercados y las advertencias de los comerciantes de que se avecinan unas navidades sombrías debido a una importante falta de mano de obra, Johnson respondió que se trata de un dolor transitorio.

“La respuesta a las tensiones actuales, que son básicamente una consecuencia de la reactivación económica, no es tirar de la misma vieja palanca de la inmigración descontrolada”, afirmó en el discurso de clausura del congreso del Partido Conservador en Mánchester. El Reino Unido debe abandonar un “viejo sistema roto” basado en “bajos salarios, bajo crecimiento, baja cualificación y baja productividad, todo ello posible y facilitado por una inmigración incontrolada”, insistió, despertado aplausos.

En su lugar, defendió invertir para acabar con las enormes desigualdades entre la riquísima Londres y el resto del país, en infraestructuras, vivienda, educación y desarrollo empresarial que permita pagar mejores salarios a británicos.

“Nuestra misión como conservadores es promover las oportunidades”, lanzó.

“Y sí, llevará tiempo y a veces será difícil, pero ese fue el cambio por el que votó la gente en 2016”, el referéndum que decidió el Brexit y que llevó al Reino Unido a abandonar la Unión Europea el pasado 1 de enero.

Una de las pocas medidas tangibles que adelantó fue un suplemento de 3.000 libras (3.500 euros) para que profesores de matemáticas y ciencias vayan a enseñar a “los lugares donde más se necesita”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados