REINO UNIDO

Boris Johnson, a horas de mudarse a Downing Street

Todo indica que mañana será anunciado como el futuro primer ministro.

Boris Johnson. Foto: AFP
Abanderado de una salida sin acuerdo del Reino Unido de la UE el próximo 31 de octubre. Foto: AFP

Mañana martes, los británicos conocerán el nombre de su nuevo primer ministro. Y si quiere apostar, ponga todas las fichas en Boris Johnson, el abanderado de una salida sin acuerdo del Reino Unidos de la Unión Europea, lo que han llamado el “Brexit duro”.

Johnson es el gran favorito a suceder a la renunciante primera ministra Theresa May, según los sondeos entre los afiliados al Partido Conservador.

El casi seguro futuro ocupante de 10 Downing Streeet, sede del ejecutivo británico, tuvo ayer domingo una muestra de las dificultades que le esperan. El ministro de Finanzas, en desacuerdo con su estrategia sobre el Brexit, anunció que si ganaba dimitirá (ver recuadro).

Johnson (55), exministro de Relaciones Exteriores, aventaja con holgura en los sondeos a Jeremy Hunt, de 52 años, el actual canciller británico.

Los 160.000 miembros del Partido Conservador deberán decidir entre los dos. Los votos se cerrarán hoy lunes y los resultados se anunciarán mañana temprano. El vencedor será designado jefe del Partido Conservador y se presentará el miércoles ante la reina Isabel II, que le confiará la responsabilidad de formar gobierno.

Principal protagonista de la victoria del Brexit en el referéndum del 23 de junio de 2016, Johnson, que fue además alcalde de Londres, no descarta una salida de la UE.

El pasado 7 de junio, May presentó su dimisión al no conseguir que el Parlamento aprobase el acuerdo del Brexit que había negociado con la UE, y se viese obligada a solicitar al bloque una prórroga para la salida, fijada primero para finales del pasado marzo y retrasado ahora al 31 de octubre.

Theresa May. Foto: EFE
Theresa May. Foto: EFE

Durante las últimas seis semanas, los conservadores estuvieron sumidos en una cruenta lucha interna sobre la sucesión, en medio de una grave crisis por la falta de acuerdo entre la clase dirigente británica sobre la manera de materializar el Brexit.

Diez diputados “tories” se presentaron para la sucesión, pero solo dos quedaron en la etapa final -Johnson y Hunt- una vez que los parlamentarios celebraron una serie de votaciones para ir eliminando aspirantes.

May participará el miércoles de su última sesión en la Cámara de los Comunes, y a su término irá al palacio de Buckingham para comunicar a la reina Isabel II que el partido Conservador tiene un nuevo líder.

Una vez terminada esa cita con la reina, será el turno del nuevo líder, que acudirá también a la residencia oficial de la familia real para la ceremonia de rigor, que se espera dure no más de media hora.

El nuevo jefe del Gobierno se trasladará entonces a Downing Street, donde hará su primer discurso como gobernante antes de confirmar o cambiar a los ministros.

Las profundas divisiones internas en el Partido Conservador, entre los partidarios del Brexit y los más proeuropeos, y también las de la oposición laborista -entre los que apoyan un segundo referéndum y los que no-, han dejado al Reino Unido en un nudo político que tendrá que desenredar el próximo primer ministro.

Johnson ha dejado claro que cumplirá con la fecha del Brexit del 31 de octubre, un proceso que calificó de “a todo o nada”.

Protestas por el Brexit. Foto: EFE
Protestas por el Brexit. Foto: EFE

Hunt, por su parte, también ha insistido en que quiere cumplir con la nueva fecha de retirada, pero que estaría dispuesto a retrasarla si para finales del mes de septiembre hay perspectivas de algún tipo de acuerdo con el bloque europeo.

Muchos diputados temen unas devastadoras consecuencias económicas para el Reino Unido con un Brexit duro.

La oficina británica de responsabilidad presupuestaria (OBR, en inglés) avisó hace unos días que el Reino Unido se sumirá en una recesión en 2020 en caso de salir de la UE sin pacto. En su informe sobre riesgos fiscales, el organismo encargado de supervisar las finanzas estatales predijo que un Brexit duro provocará una contracción del 2% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que sumirá al país en una recesión.

Aliado a Trump.

El sábado decenas de miles de personas salieron a las calles de Londres para decir “Sí a Europa”, y “No a Boris”. Personaje excéntrico y polémico, Johnson suscita una profunda animadversión entre los opositores al Brexit, muchos de los cuales consideran que su apoyo a abandonar la UE en 2016 no fue más que un instrumento de sus ambiciones personales.

Tiene sin embargo un gran aliado en el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que dijo el viernes que Johnson haría un “gran trabajo” en el cargo. “Me gusta”, dijo Trump a periodistas en el Despacho Oval. “Hablé con él (...) va a hacer un gran trabajo”, agregó el presidente estadounidense.

En mayo, Trump renovó sus críticas de larga data a May, diciendo que ella había hecho “un trabajo muy malo” en la ejecución del Brexit, e indicó que Johnson arreglaría el “desastre”.

“Es un tipo diferente, pero dicen que yo también lo soy. Creo que tendremos una muy buena relación”, dijo Trump.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters

Reino Unido y Estados Unidos mantuvieron en los últimos días un incidente diplomático, cuando a principios de julio Trump arremetió contra el embajador británico en Washington, y lo describió como “estúpido”.

Kim Darroch, un muy experimentado diplomático de 65 años, se había referido al mandatario como “inestable” e “incompetente” y se mostraba muy crítico con su gobierno en una serie de comunicaciones diplomáticas filtradas a la prensa británica.

Ministro de Economía renunciará el miércoles

El ministro de Finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, anunció ayer domingo que dimitirá el miércoles antes de la toma de posesión del favorito para convertirse en el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson. “Estoy seguro de que no me van a despedir porque voy a renunciar antes de que lleguemos a ese punto”, dijo Hammond al programa Andrew Marr de la BBC. “Asumiendo que Boris Johnson se convierta en primer ministro, entiendo que sus condiciones para servir en su gobierno incluirían aceptar una salida (de la Unión Europea) sin acuerdo el 31 de octubre. Eso no es algo a lo que yo pueda adherirme”, agregó el ministro.

Hammond, que ha estado tres años al frente de la cartera de Economía, ha sido siempre crítico sobre la posibilidad de que el Reino Unido salga de la Unión Europea sin pacto alguno. “Es muy importante que el primer ministro pueda tener a un ministro de Economía que sea cercano a él en cuanto a las políticas, y por lo tanto tengo la intención de dimitir antes de que Theresa May acuda al palacio (de Buckingham) a presentar la dimisión (a la reina Isabel II) el miércoles”, añadió. Estas no serán las únicas renuncias. El ministro de Justicia, David Gauke, también proeuropeo como Hammond , confirmó al dominical británico The Sunday Times que dimitirá el miércoles si Boris Johnson asume el poder, dada la oposición a la posibilidad de un Brexit duro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados