REINO UNIDO

Boris Johnson se casa en una ceremonia secreta

Boris Johnson, de 56 años, conocido por su agitada vida amorosa, se casó con Carrie Symonds, de 33 años, en la catedral católica de Westminster, en presencia de amigos próximos y familiares

Casamiento Boris Johnson_AFP
El primer ministro británico y su esposa en Londres luego de su casamiento este sábado. Foto: AFP

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, se casó ayer sábado con su novia, Carrie Symonds, en una “ceremonia secreta”, según informaron los medios británicos.

Boris Johnson, de 56 años, conocido por su agitada vida amorosa, se casó con Carrie Symonds, de 33 años, en la catedral católica de Westminster, en presencia de amigos próximos y familiares, informaron los periódicos Mail on Sunday y The Sun.

Es el segundo primer ministro británico que se casa durante su mandato. El primero fue Robert Jenkinson en 1822.

La pareja llevaba meses esperando para casarse, pues tuvieron que postergar su boda, programada para el año pasado, a causa de la pandemia. Se comprometieron en diciembre de 2019 y tienen un niño de un año, Wilfred.

A la ceremonia asistieron una treintena de personas -el máximo actualmente autorizado-, tras haber sido invitados en el último minuto, indicó Mail on Sunday.

El matrimonio estuvo oficiado por el mismo cura que bautizó al hijo de la pareja -que también estuvo presente-, informó The Sun.

Johnson ya se había casado dos veces. Tuvo cuatro hijos con su esposa anterior, la abogada Marina Wheeler, de la que se separó en 2018. Además, tendría una hija nacida de otra relación.

Cuando fue elegido, en 2019, se convirtió en el primer jefe de gobierno en vivir en Downing Street con pareja pero sin estar casado.

Carrie Symonds, una exresponsable de comunicación del Partido Conservador, tuvo a su hijo semanas después de que Johnson abandonara la unidad de cuidados intensivos, adonde fue ingresado tras haber contraído el coronavirus.

Obras.

En otro orden, Christopher Geidt, -el nuevo asesor del gobierno responsable de asegurar el cumplimiento del código ético ministerial- indicó como conclusión de un informe que publicó el viernes, que Johnson autorizó de manera imprudente la renovación de su residencial oficial en Downing Street “sin tener una visión rigurosa de cómo se financiaría”. Pero, puntualizó que no cometió ninguna infracción y lo eximió de cualquier conflicto de intereses.

Las obras provocaron un escándalo político en abril, cuando se acusó a Johnson de querer financiarlas con donaciones privadas. La renovación del apartamento donde vive en Downing Street con Carrie Symonds y el bebé de ambos había costado hasta 200.000 libras (284.000 dólares). (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados