TENSIÓN EN EL MAR ROJO

Bombardeo aéreo en Yemen deja un centenar de muertos

El gobierno rebelde chiita responsabiliza a Arabia Saudita del atentado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Saná se celebraba el funeral del padre del ministro del Interior, cuando dos misiles impactaron sobre un edificio. Foto: AFP.

Un ataque aéreo atribuido a la coalición liderada por Arabia Saudita contra un velatorio acabó con la vida de casi un centenar de personas ayer sábado en Saná, capital de Yemen.

Sin embargo, la coalición militar árabe, que opera en Yemen bajo mando saudita, negó estar implicada en los ataques aéreos, que les atribuyeron los rebeldes chiitas hutíes. En un comunicado la coalición afirmó que no había llevado a cabo operaciones militares contra el edificio bombardeado y que "otras causas" debían ser consideradas.

El gobierno de Arabia Saudita está en manos de sunitas, ferozmente enfrentados con los chiitas, a pasar de que ambas etnias son musulmanas.

El ministro de Salud de Yemen, Ghazi Ismail, informó que también hubo 534 heridos en el ataque, ocurrido en la zona sur de la capital yemení, donde se estaba celebrando un velatorio por el padre del ministro del Interior, Jalal al-Roweishan, que falleció el viernes.

La cifra de víctimas es una de las más elevadas en cualquier incidente desde que la coalición liderada por los saudíes comenzó sus operaciones militares para restaurar en el poder al presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi tras su derrocamiento por los hutíes —apoyados por Irán— en marzo de 2015.

"La agresión saudí cometió una gran crimen hoy al atacar la sala funeraria de la familia al-Roweishan y a los residentes en el lugar. Como resultado hubo 534 heridos y 82 mártires", señaló Ismail en una conferencia de prensa en Saná.

Residentes aseguraron que aviones dispararon dos misiles contra el edificio, en el que se habían reunido cientos de personas para presentar sus condolencias. Un misil impactó en la instalación, provocando un incendio. El otro cayó cerca.

Testigos describieron el lugar como una carnicería, con cuerpos carbonizados o mutilados por todas partes. Las ambulancias se apresuraban para llevar a los heridos a los hospitales, que pidieron donaciones urgentes de sangre.

Entre las víctimas estarían diversos líderes civiles y militares de los chiitas, que controlan la capital yemení.

Los equipos de rescate retiraban cuerpos calcinados y trataban de sacar otros atrapados entre los escombros. Algunos heridos habían perdido sus piernas y estaban siendo tratados allí mismo por voluntarios, agregó.

La cadena rebelde Almasirah afirmó que el alcalde de Saná, Abdel Qader Hilal, estaba entre los fallecidos.

Los hutíes se apoderaron de Saná hace más de dos años y controlan también otras regiones del país. El gobierno yemenita, que tuvo que huir del país, intenta regresar con el apoyo de la coalición liderada por Arabia Saudí.

Más de 6.700 personas, la mayoría civiles, han muerto en Yemen desde que la coalición liderada por Arabia Saudí iniciara su campaña, según Naciones Unidas.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos han acusado a la coalición de cometer "errores" después de que sectores civiles se hayan visto alcanzados por sus bombardeos.

Un informe de la ONU publicado en agosto afirmaba que los bombardeos de la coalición árabe podrían haber causado alrededor de la mitad de las muertes de civiles en Yemen.

El documento instaba a la creación de un organismo independiente que investigue las violaciones cometidas supuestamente por los dos bandos, después de que 4.000 civiles hayan perdido la vida.

Además de la violencia, los yemenitas enfrentan una grave crisis humanitaria.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) estimó que tres millones de personas necesitan suministros alimentarios inmediatamente y que 1,5 millones de niños sufren malnutrición.

"Errores" que cuestan cientos de vidas.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos han acusado a la coalición que interviene en Yemen desde marzo de 2015, de cometer "errores" después de que sectores civiles se hayan visto alcanzados por sus bombardeos. El sábado al amanecer, cuatro civiles, miembros de una misma familia, fueron abatidos en un bombardeo aéreo de la coalición contra una casa cerca de Bajil. El 15 de marzo de 2016, bombardeos aéreos contra un mercado en la provincia de Haja causaron, al menos, 119 muertos, según Unicef.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)