BRASIL

Bolsonaro suspendió la compra de jeringas hasta que "precios vuelvan a la normalidad"

El presidente de Brasil anunció hoy que el Ministerio de Salud suspendió la compra de jeringas para poder dar la vacuna del coronavirus hasta que los precios bajen.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo hoy que el Ministerio de Salud suspendió la compra de jeringas para vacunar contra el coronavirus hasta que los precios vuelvan a la normalidad.

Bolsonaro también dijo que los estados y municipios tienen suficientes existencias de jeringas para comenzar la vacunación contra Covid-19.

La semana pasada fracasó una oferta del Ministerio de Salud para comprar jeringas y agujas. La cartera solo logró garantizar 7,9 millones de unidades mientras buscaba adquirir 331,2 millones . Las empresas se quejaron de que los precios pagados por el gobierno estaban por debajo de los practicados en el mercado.

"Como había interés del Ministerio de Salud en adquirir jeringas para su stock regulatorio, los precios se dispararon y el Ministerio de Salud suspendió las compras hasta que los precios volvieran a la normalidad. Los estados y municipios tienen existencias de jeringas para el inicio de las vacunaciones, ya que la cantidad El número de vacunas al principio no es grande ”, escribió el presidente en Twitter y Facebook.

Tras el fracaso, el Ministerio de Salud dijo, en una nota, que realizaría "nuevos eventos" para buscar los materiales y que el piso en el que no se pudo realizar la compra sería solo la "primera parte" de la negociación. "El resultado no es definitivo". pero desde la primera parte, es por eso que habrá nuevos concursos, otras subastas, como establece la ley ”, dice la nota.

Además, la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Economía comenzó a exigir, desde el 1 de enero, una licencia especial para autorizar la exportación de agujas y jeringas, lo que hará que el proceso de despacho de la mercadería sea más lento de lo normal.

Ayer Bolsonaro, afirmó que Brasil está quebrado y que él no puede hacer nada para remediarlo. El mandatario aseguró que la crisis generada por el COVID-19 afectó la economía, pero que la prensa se encargó de agravarla aún más al magnificar los efectos de la pandemia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados