Brasil decide

Bolsonaro sigue en CTI, pero lidera elección presidencial

Tiene 26% de intención de voto; Haddad (PT) se sitúa en el segundo lugar.

Fernando Haddad aparace rodeado de simpatizantes en un acto que realizó ayer en Río de Janeiro como parte de la movilización electoral del PT. Foto: AFP
Fernando Haddad aparace rodeado de simpatizantes en un acto en Río. Foto: AFP

Jair Bolsonaro, el candidato ultraderechista que encabeza la intención de voto para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, continúa en terapia intensiva y "estable" tras ser acuchillado hace diez días, informó el hospital en el que permanece ingresado.

"Mantiene la estabilidad clínica, no presenta complicaciones" y "evoluciona sin dolor", con tratamiento de "prevención de trombosis venosa", informó el hospital Albert Einstein, donde Bolsonaro está ingresado desde que un hombre le asestó una cuchillada en medio de un acto de campaña y le causó serias heridas en el abdomen.

Como consecuencia del atentado, Bolsonaro ha pasado ya por dos operaciones después de que se detectaran diversas lesiones en su aparato intestinal, que fue alcanzado por la cuchillada que sufrió en medio de una multitud que le aclamaba en un mitin realizado en la ciudad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais (sudeste).

Bolsonaro, que ha provocado polémicas con declaraciones que han sido consideradas racistas, homofóbicas o machistas, se mantiene al frente en todos los sondeos de cara a la primera vuelta electoral que se celebrará el próximo 7 de octubre.

La delicada situación clínica de Bolsonaro ha puesto en duda su presencia en debates que restan entre los candidatos en televisión y también ha dejado en suspenso su participación en actos de campaña.

Hasta el momento, optó por emitir mensajes en video a través de las redes sociales y por internet para mantener su presencia en la movilización electoral.

Flávio y Eduardo, dos de los cinco hijos de Bolsonaro, tomaron las riendas de la campaña electoral mientras su padre no se encuentre en condiciones de participar de la movilización.

Pese a esa enorme limitación, el favoritismo de Bolsonaro —militar retirado, de 63 años, candidato del Partido Social Liberal— sigue aumentando de cara a las elecciones de octubre, mientras que el apoyo a Fernando Haddad (55 años, académico, ex ministro de Ecucación de los gobiernos del Partido de los Trabajadores, ex alcalde de São Paulo y sustituto de Luiz Inácio Lula da Silva en la formula presidencial de esa fuerza política), ha crecido y está empatado en segundo lugar con el laborista Ciro Gomes (60 años, ex ministro de Hacienda y de Integración Nacional, de 2003 a 2006, candidato del Partido Demócrata Trabalhista) de acuerdo con lo que surge de la nueva encuesta de Datafolha.

La intención de voto de Bolsonaro, ha crecido cuatro puntos porcentuales desde finales agosto y en tan sólo cinco días ha pasado del 24% al 26%.

Haddad, por su parte, registró un expresivo aumento y ahora tiene una intención de voto de 13%, cuatro puntos porcentuales más que el lunes y nueve puntos porcentuales más que el 22 de agosto.

La encuesta demuestra que Haddad ha conseguido llevar a su terreno una parte de los votos que iban dirigidos a Lula, preso por corrupción y quien tenía alrededor de un 40% antes de salir de la carrera electoral tras su inhabilitación.

De esa forma, Haddad queda empatado en votos con Ciro Gomes con quien compite en el terreno de la izquierda, según el sondeo que entrevistó a 2.804 personas el pasado 10 de septiembre y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales. La intención de voto a Gomes permanece estable (13%) respecto a la última encuesta de Datafolha.

En cuarto lugar se sitúa Geraldo Alckmin (65 años, ex Gobernador de São Paulo, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña) con 9%, un punto porcentual menos que el lunes, mientras que en quinto puesto está Marina Silva (60 años, ex ministra de Medio Ambiente del gobiernio de Lula, candidata de Rede Sustentabilidade) cuya intención de voto pasó del 11%, en la encuesta anterior, al 8% actual.

Bolsonaro, con el rechazo más elevado entre los candidatos, mejora su desempeño con vista al balotaje, pero continuará perdiendo ante la mayoría de sus principales rivales: Gomes, Silva y Alckmin.

Sin embargo, según las encuesta, está en un empate técnico con Haddad en la segunda vuelta, que se celebraría el próximo 28 de octubre si ningún candidato supera el 50 % de los votos, en la primera vuelta.

"Lula y yo jugamos como Messi y Suárez", afirma el candidato el PT

"El trauma es natural", afirmó Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores, al referirse a la inhabilitación de su líder Lula en las elecciones. "La gente se va a informar durante estas semanas, tomará una cierta distancia del traume y se reposicionará".

Al hablar con corresponsales de medios extranjeros en São Paulo, Haddad destacó que "Lula es una personalidad que dedicó la vida entera al país. Un día dijo que él y yo jugamos como Messi y Suárez, que combinamos muy bien. Es obvio que yo siempre le pasaba la pelota para que marcara el gol".

Haddad y su compañera de fórmula Manuela D'Ávila (36 años, periodista, miembro del Partido Comunista, diputada regional por Río Grande do Sul) tienen un reto mayúsculo en las elecciones.

Al ser preguntado por sus competidores, dijo: "No me preocupo de otras candidaturas porque entiendo que tenemos el mejor plan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º