Cambio de gobierno en Brasil

Bolsonaro prepara sus primeras medidas en reunión de gabinete

Operativo de seguridad extrema para el acto de asunción del 1° de enero.

Jair Bolsonaro. Foto: AFP
Jair Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro discutió ayer miércoles con su gabinete las primeras medidas que tomará a partir del 1° de enero. "¡No hay dudas de que cambiaremos la orientación que los gobiernos anteriores le dieron a Brasil", dijo Bolsonaro en Twitter antes de la reunión.

Bolsonaro fue elegido por abrumadora mayoría el 28 de octubre, con un programa de mano dura frente a la criminalidad y la corrupción, de privatizaciones para reactivar la economía y de alineamiento diplomático con el estadounidense Donald Trump.

"Está llegando el gran día: el 1o de enero iniciaremos nuestro gobierno. Necesito más que nunca de ustedes a nuestro lado, porque la tarea será difícil. Nadie creía (...) en nuestra victoria", dijo Bolsonaro en un live en Facebook el martes por la noche.

La reunión se realizó en la Granja del Torto, una de las residencias oficiales de la Presidencia en Brasilia.

El gabinete está integrado por 22 ministros: siete militares, ocho con perfil técnico y siete políticos, unidos en su crítica feroz a los gobiernos del Partido de los Trabajadores del encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva y la destituida Dilma Rousseff. En el equipo hay solo dos mujeres y ningún negro.

El futuro ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, había dicho que en la reunión Bolsonaro recibiría propuestas de los titulares de los 22 ministerios, a fin de comenzar a definir "líneas de acción" en todas las áreas. Sin embargo, esa primera reunión del presidente electo con sus futuros ministros estuvo marcada por el secretismo.

Uno de los asuntos que iban a ser discutidos en la reunión, sería el posible recorte del gasto público que Bolsonaro pretende aplicar ya desde el año próximo.

La reducción del tamaño del Estado es una de las propuestas que el presidente electo ha presentado para lograr una mayor austeridad, pero hasta ahora no ha explicado la forma en que pretende lograr esa meta.

Solo ha reducido el número de ministerios de los actuales 29 a 22, aunque sin precisar lo que supondría en términos de ahorro, y también ha anunciado la intención de avanzar en un vasto plan de privatizaciones, que todavía no ha sido definido, pero que no abarcaría áreas estratégicas de las empresas públicas.

Seguridad extrema.

Las medidas de seguridad serán extremas en la ceremonia de asunción el 1° de enero, incluyendo un protocolo en caso de ataques con sustancias químicas.

Bolsonaro fue en septiembre víctima de un atentado que estuvo a punto de costarle la vida, cuando un activista de izquierda le asestó una puñalada en el abdomen durante un mitin. Bolsonaro lleva aún una bolsa de colostomía, que le será retirada el próximo 28 de enero.

Se espera la presencia de 250.000 a 500.000 personas a lo largo de la Explanada de los Ministerios. Solo podrán ingresar al lugar peatones y estará prohibido hacerlo con paraguas, bolsas o carritos de bebés.

El Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) de la Presidencia divulgó también un folleto con "Procedimientos de seguridad" en caso de ataques con un "agente químico, biológico, radiológico o nuclear" y advierte que náuseas, jaquecas, sarpullidos o dificultades para respirar podrían deberse a una contaminación.

Se ignora aún si Bolsonaro recorrerá la Explanada en un Rolls Royce descapotable, como suele ser la tradición.

Una decena de jefes de estado y de gobierno, entre ellos Tabaré Vázquez, asistirán a los actos. Los mandatarios de Cuba y Venezuela fueron descartados. "A fin de cuentas es una fiesta de la democracia" y en esos países "no existen elecciones y cuando existen son sospechosas de fraude", dijo Bolsonaro en el live del martes.

En tanto, podría asistir el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Antes y después de la campaña, Bolsonaro prometió trasladar la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, una medida alineada con Trump, que ya provocó señales de malestar en el mundo árabe.

La delegación de Estados Unidos estará encabezada por el secretario de Estado Mike Pompeo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados