EN BRASILIA

Bolsonaro a la prensa tras denuncias: "vayan a la puta que los parió, prensa de mierda"

Tras conocerse un informe que notificaba irregularidades en compras de alimentos por parte del gobierno, el presidente de Brasil insultó a la prensa en un acto privado pero fue filmado.

Jair Bolsonaro habla con la prensa tras un acto oficial. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro habla con la prensa tras un acto oficial. Foto: Reuters

Jair Bolsonaro respondió con insultos a la prensa las denuncias publicadas por diferentes medios sobre supuestas irregularidades en las elevadas compras gubernamentales de alimentos el año pasado.

"Cuando veo a la prensa atacar diciendo que compré dos millones y medio de latas de leche condensada, (mi respuesta es) que se vayan a la puta que los parió, prensa de mierda", afirmó Bolsonaro en un evento privado ante decenas de seguidores, que aplaudieron su intervención y la celebraron con risas.

"Que la prensa se meta en el rabo esas lata de leche condensada", agregó el jefe de Estado, que ha sido acusado de promover los crecientes ataques a la prensa y a los periodistas en los últimos dos años en el país.

El presidente de Brasil pronunció sus insultos en un evento privado en un restaurante en Brasilia, pero el video en que el mandatario pronuncia sus declaraciones en medio de ovaciones fue publicado en las redes sociales por varios de sus seguidores.

En el evento estuvo presente el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, que se sumó a los que aplaudieron.

Las declaraciones de Bolsonaro fueron una respuesta a las informaciones publicadas por diferentes medios sobre el aumento de los gastos gubernamentales con alimentos.

Según datos oficiales citados por los medios, ese gasto fue en 2020 de 1.800 millones de reales (360 millones de dólares), con un aumento superior al 20 % en relación a 2019, entre todos los organismos del Poder Ejecutivo.

Entre los gastos fueron destacados 440.000 dólares en chicles y otros 3 millones de dólares en leche condensada, producto que Bolsonaro dice que no falta en sus desayunos, lo que desató una enorme ola de memes en internet.

El Gobierno aclaró que tales gastos se refieren a todo el Ejecutivo, incluyendo las Fuerzas Armadas, y que la mayor parte de las compras estuvo destinada a las raciones que se ofrecen a los militares en servicio, incluyendo la leche condensada por su valor energético y su alto grado de preservación y los chicles por ayudar en la higiene bucal en circunstancias en que es difícil lavarse la boca.

Los insultos del jefe de Estado a la prensa fueron apoyados por el diputado Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del mandatario, en un mensaje que publicó en sus redes sociales.

"Con la peor de las intenciones nos insultan de todo, desde nazis hasta genocidas, y ¿tenemos que respetarlos? ¿Tenemos que argumentar racionalmente? Claro que no. Contra asnos, éste es el lenguaje correcto", afirmó el legislador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados