BRASIL

Bolsonaro: la parábola de la rana y la referencia a Argentina

El presidente dijo ayer lunes que los manifestantes que salieron a las calles este domingo para protestar contra su gobierno son “dignos de lástima”.

Cartel en movilización pidiendo un juicio político contra Bolsonaro. Foto: AFP
Cartel en movilización pidiendo un juicio político contra Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo ayer lunes que los manifestantes que salieron a las calles este domingo para protestar contra su gobierno son “dignos de lástima”. En una conversación con simpatizantes en el Palacio da Alvorada, grabada y editada por un canal simpatizante del presidente, Bolsonaro ignoró las protestas del fin de semana. Las manifestaciones se vaciaron tras la escisión de la oposición sobre si participar o no en actos que unían desde grupos liberales y de derecha, hasta grupos comunistas y de izquierda.

“La mayoría de la población es buena. Esta minoría que está en contra, que muchos salieron a las calles ayer (por el domingo), son dignos de lástima, lástima”, dijo Bolsonaro.

El presidente se quejó de que algunos de los manifestantes habían lanzado ataques personales a la primera dama, Michelle Bolsonaro.

Además, advirtió una vez más sobre el supuesto peligro de que Brasil siga el camino de países como Venezuela y Argentina si la izquierda gana las elecciones.

El presidente citó como ejemplo la parábola en la que se coloca una rana en el agua y no se da cuenta de que se calienta gradualmente hasta convertirse en sopa.

“La rana adentro empieza a sentirse bien, llena de proyectos sociales, ya no necesita trabajar”, dijo Bolsonaro, y agregó: “Cuando te das cuenta, el agua ha hervido demasiado, la rana está relajada, no tiene más fuerza para salir de la olla y se convertirá en sopa. Así comienzan y terminan regímenes excepcionales de la forma más trágica posible, como el de Venezuela. Cómo va la cosa, espero que cambie nuestra Argentina. Chile comienza a demostrar que esta parábola hay que tenerla en cuenta”.

Poco después, Bolsonaro afirmó que, si seguía el mismo camino de la izquierda en otros países de la región, Brasil podría tener un “caos” o una “agitación social”.

“Esta historia no tiene un final diferente. Todos los finales son iguales. Si Brasil tiene caos, una agitación social, no será diferente a Venezuela, Angola y lo que está pasando en otros países también”.

Sin quiebre institucional.

En tanto, el vicepresidente Hamilton Mourao descartó ayer lunes la posibilidad de una ruptura institucional o de un golpe de Estado en Brasil pese a la “retórica fuerte” de Bolsonaro.

“No hay espacio para una ruptura en el siglo XXI. No podemos mirar lo que ocurrió en el siglo XX y trasladarlo a la actualidad. ¿Hay una retórica fuerte por parte de nuestro Gobierno? La hay. Pero no hay acciones que se correspondan a esa retórica”, afirmó Mourao en entrevista que concedió a la Radio Gaúcha y al ser interrogado sobre si Bolsonaro estaría presionando un golpe en Brasil.

El vicepresidente se pronunció sobre la crisis institucional en Brasil seis días después de que Bolsonaro, en manifestaciones ante miles de seguidores, los alentara a desobedecer órdenes del Supremo Tribunal Federal (STF) o del Congreso contrarias a sus intereses.

Bolsonaro encabezó las multitudinarias protestas del 7 de septiembre en las que sus seguidores llegaron a defender la disolución del STF y del Congreso a través de una “intervención militar” con Bolsonaro en el poder.

“No hay espacio para una ruptura. Eso tiene que quedar muy claro. No existen acciones que se correspondan a esa retórica. Considero eso más como una retórica fuerte de nuestro Gobierno que como acciones que puedan llevar a una ruptura”, insistió Mourao, que en los últimos meses se ha distanciado de Bolsonaro. Mourao dijo que el presidente podría ser más cuidadoso, porque muchas veces sus ataques generan crisis que perjudican al país.

Plan de Financiación de vivienda para policías

Jair Bolsonaro anunció ayer lunes un programa de financiación de viviendas dirigido a los policías y el personal del área de seguridad pública, de los que dijo que “cada día arriesgan su vida” por toda la sociedad. “La casa propia, más que un sueño, es una necesidad para todos”, declaró el mandatario, quien valoró el trabajo de todos los cuerpos de seguridad de Brasil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados