BRASIL

Bolsonaro ordena que Fuerzas Armadas combatan incendio en la Amazonia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto en el que establece que las Fuerzas Armadas deben ayudar en los trabajos de extinción de los incendios en la Amazonia.

Protesta de ambientalistas por incendios en la Amazonia. Foto: AFP
En varias ciudades tuvieron lugar ayer viernes manifestaciones por la Amazonia frente a las embajadas brasileñas. Foto: AFP

El presidente Jair Bolsonaro autorizó ayer viernes el empleo de las Fuerzas Armadas en el combate a los incendios forestales en la Amazonia. El decreto dice que los militares participarán en “acciones subsidiarias en las áreas de frontera, en las tierras indígenas, en las reservas federales de conservación ambiental y en otras áreas de la Amazonia Legal”, como se conoce a un conjunto de zonas protegidas. También participarán en “acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales” y en el “combate a los focos de incendios”. El despliegue comenzará hoy sábado y se extenderá en principio hasta el 24 de septiembre.

En tanto, Paraguay está alerta ante la posibilidad de que el fuego avance en su territorio. El gobierno desplazó más de un centenar de voluntarios al Pantanal, en el norte del país, ante la previsión de un cambio de dirección del viento.

El fuego ha arrasado en la última semana 37.000 hectáreas de bosques en suelo paraguayo, distribuidas en dos grandes focos en Bahía Negra y en el Cerro Chovoreca (departamento de Alto Paraguay) que ya han sido contenidos.

La Amazonia, compartida por Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, suma el 25% de la superficie de Sudamérica y es la mayor reserva forestal tropical del mundo.

La propagación de los incendios pueden acelerar la extinción de especies de fauna y flora ya amenazadas, como una especie de leopardo llamada ‘Gato-maracajá’ y el manatí, un mamífero acuático de gran porte.

Incendio en la Amazonia el 23 de agosto. Foto: AFP
Incendio en la Amazonia el 23 de agosto. Foto: AFP

“Dependiendo del grado del incendio puede presentarse ya una extinción local de algunas especies, porque las que logren sobrevivir no volverán allí y buscarán otros hábitat”, dijo a EFE el biólogo y veterinario Rubens Pascual.

El leopardo ‘Gato-maracajá’ encabeza la lista y su nombre también aparece en el Libro Rojo de la Fauna Brasileña del Instituto Chico Mendes de Conservación a la Biodiversidad (ICMBio).

El manatí, un mamífero acuático de gran porte y que cumple una función de agente controlador natural de la vegetación, y la nutria gigante son otras de las especies afectadas por los incendios.

Entre las aves se destacan por su vulnerabilidad la guacamaya amarilla y el gavilán real.

Otros felinos, como el jaguar y el puma, que habitan el Pantanal y donde se presentaron los primeros focos de incendio, también corren el mismo peligro.

Ofensiva diplomática.

En medio de esta crisis, Brasil lanzó una ofensiva diplomática para persuadir a la comunidad internacional de sus credenciales ambientales, informó ayer Reuters.

El gobierno de Bolsonaro ha distribuido una circular de 12 páginas a sus embajadas alrededor del mundo en la que muestra datos y estadísticas que los diplomáticos deben citar para defender la posición del gobierno sobre la crisis.

Afirma, por ejemplo, que la deforestación alcanzó su punto máximo a mediados de la década de 1990 y se redujo en un 72% entre 2004 y 2018.

Incendio en la Amazonia. Foto: Reuters
Amazonia. Foto: Reuters

Sin embargo, no menciona que la deforestación ha aumentado constantemente desde 2012, en parte debido a la economía brasileña y los recortes presupuestarios que generaron una menor vigilancia de las normas ambientales.

Este año, datos preliminares sugieren que la deforestación en la Amazonia brasileña aumentó un 67% en julio en comparación con el mismo período del año pasado. El número de incendios ha subido un 83% este año.

“Es importante tener en cuenta que en las últimas décadas, Brasil ha podido combinar la producción agrícola con la conservación”, dice el documento. “Más del 60% del territorio de Brasil (del Amazonas) está cubierto por vegetación natural, con actividades agrícolas limitadas a aproximadamente el 30% del territorio”.

“Brasil ha sido enérgico en el control y la restricción de actividades irregulares que involucran a acaparadores de tierras, madereros y mineros, así como en la reducción de la deforestación y la invasión de tierras indígenas”, dice la circular.

“Villano perfecto” a ser juzgado por ética

Jair Bolsonaro se ha convertido en el “villano perfecto” al que responsabilizar de los incendios que azotan la Amazonia brasileña, según Natalia Greene, secretaria del Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza. Este tribunal, cuyas resoluciones no tienen carácter vinculante sino meramente ético, juzgará en diciembre el deterioro en la Amazonía con el fin de señalar a los posibles responsables de su situación, anunció Greene a EFE. Esta corte fue constituido en Quito en 2014 como Tribunal Permanente por los Derechos de la Naturaleza y de la Madre Tierra, y con un panel de jueces integrado por personalidades de todo el mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)