BRASIL

Bolsonaro enfrenta primera huelga por reforma jubilatoria

En el Congreso retirarán del proyecto el régimen de capitalización individual, pero el gobierno insistirá.

Movilización contra la reforma jubilatoria de Bolsonaro. Foto: AFP
En San Pablo se hará el puntapié inicial de la Copa América en plena huelga. Foto: AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, enfrentará hoy viernes la primera huelga general desde que asumió su mandato el 1º de enero, convocada por los sindicatos contra la reforma del sistema jubilatorio, y en medio del escándalo por las filtraciones de conversaciones entre su ministro de Justicia, Sergio Moro, y los fiscales durante el proceso que llevó a la cárcel a Luiz Inácio Lula da Silva.

La reforma del sistema de pensiones y jubilaciones es una de las principales banderas del gobierno y con las que busca ahorrar 265.000 millones de dólares en una década.

El proyecto es discutido en el Congreso, donde deberá realizar un arduo y largo recorrido antes de su aprobación, que el Ejecutivo confía en que sea todavía este año.

Además de la reforma, la huelga general de hoy reúne bajo su paraguas otras demandas, como el rechazo a los recortes presupuestales en educación y los elevados índices de desempleo persistentes en una economía que no acaba de despegar tras la histórica recesión de 2015 y 2016.

Los economistas redujeron esta semana su proyección de crecimiento para este año, la cual sitúan ahora en el 1%, el mismo porcentaje registrado en 2018 y 2017.

Hoy viernes en medio de la huelga, Bolsonaro tendrá una prueba de popularidad durante la apertura de la Copa América de Fútbol en San Pablo, después de los abucheos sufridos por Dilma Rousseff en la Copa del Mundo de 2014 y por Michel Temer en los Juegos Olímpicos de 2016. Brasil abrirá la Copa América enfrentando a Bolivia.

Sin capitalización.

El diputado Samuel Moreira, instructor de la comisión parlamentaria que analiza la reforma de las jubilaciones, propuso eliminar del texto el régimen de capitalización individual, uno de los puntos principales del proyecto. El asunto era esperado, al punto de que poco antes de que el diputado Moreira presentara su informe, el ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, dijo que el gobierno insistirá en la adopción del régimen de capitalización individual. “En el segundo semestre, tal vez mediante un proyecto de ley nuevo, se insistirá en la capitalización, porque es el futuro del país y de los jóvenes brasileños”, dijo el ministro.

Según Lorenzoni, “con esta reforma estamos arreglando el sistema de reparto, pero es necesario fortalecer el ahorro interno”, que hoy equivale a un 15% del PIB y “es necesario que llegue por lo menos al 20%”, apuntó.

El diputado Moreira, cuyo informe será votado en la comisión parlamentaria dentro de unos diez días, mantuvo la propuesta de establecer una edad mínima para el acceso a la jubilación, que hasta ahora no existe en Brasil y que el proyecto sitúa en 62 años para las mujeres y 65 para los hombres.

La bolsa de San Pablo subió ayer jueves un 0,46%, hasta 98.773 puntos en el Ibovespa, su índice de referencia, tras la evaluación positiva que los inversores hicieron de la propuesta a la reforma a las jubilaciones presentada por el instructor. Los cambios propuestos por Moreira eran esperados, pese a que retiró algunas propuestas importantes como la creación de un régimen de capitalización, los inversores consideraron que las modificaciones no alteran profundamente la iniciativa del Ejecutivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)