BRASIL

Bolsonaro dice que el Ejército no mató a nadie tras muerte de civil en Río

El presidente de Brasil afirmó que "hubo un incidente, una muerte", sobre el asesinato de Evaldo dos Santos Rosa, que fue baleado por militares mientras se trasladaba en su auto junto a su familia.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: EFE
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este viernes que "el Ejército no mató a nadie" en referencia a la muerte de un civil el pasado domingo, cuando diez soldados dispararon contra un vehículo en el que viajaba una familia en la zona oeste de Río de Janeiro.

En la tarde del pasado domingo, miembros del Ejército dispararon indiscriminadamente contra un vehículo y mataron al conductor, un músico de 51 años que se desplazaba con su familia hacia una fiesta infantil en Río de Janeiro, al supuestamente confundir el automóvil con un carro de delincuentes.

"El Ejército no mató a nadie, no. El Ejército es del pueblo y no puede acusar al pueblo de ser asesino, no. Hubo un incidente, una muerte", apuntó Bolsonaro en declaraciones que concedió a periodistas tras un evento en Macapá, municipio situado en el norte de Brasil, donde inauguró un aeropuerto.

El suceso levantó polémica en el país ya que en el vehículo viajaban la esposa del conductor, el padre de ella, su hijo de 7 años y una mujer amiga de la familia y este viernes fue la primera vez que Bolsonaro se pronunció al respecto.

"Ya se solicitó un equipo de peritos para que se tenga certeza de lo que realmente sucedió y el Ejército, en la persona de su comandante, se pronunciará sobre este asunto y, si es el caso, me pronunciaré yo también", añadió.

"No existe la de barrer para debajo de la alfombra, aparecerá el responsable", subrayó Bolsonaro, quien también afirmó que se asumirán responsabilidades para "mostrar lo que realmente sucedió a la población brasileña" y lamentó la muerte del ciudadano.

En una primera comunicación, divulgada el domingo tras conocer las declaraciones iniciales de los soldados de los hechos, el Ejército había señalado que el ataque se había producido en respuesta a disparos realizados a los militares.

No obstante, un día después, el Ejército reconoció la presencia de "inconsistencias" en las declaraciones dadas por los soldados implicados en el suceso y ordenó la prisión preventiva de 10 de los 12 militares involucrados, que confundieron el vehículo de la víctima con otro que había sido robado en la región.

Por su parte, el ministro brasileño de Defensa, Fernando Azevedo, dijo que el Gobierno quiere una investigación "rápida" y "hasta las últimas consecuencias" del suceso.

Azevedo relató que la región es dominada por facciones criminales dedicadas al narcotráfico y antes del suceso se habían presentado tiroteos entre delincuentes y las fuerzas del orden.

"Hubo un tiroteo muy fuerte en una villa residencial en las proximidades y al regreso se presentó ese incidente con una patrulla, y lo que parece es que ellos (los soldados) no siguieron las normas reglamentarias para el abordaje", apuntó Azevedo, para quien lo ocurrido "es un hecho triste, pero aislado".

El Ejército dijo que los militares implicados en los hechos serán procesados por la Justicia Militar del Estado ya que la legislación establece que, incluso con víctimas civiles, solo pueden ser procesados por jueces militares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)