BRASIL

Bolsonaro cambia verbo y pide rememorar y no conmemorar el golpe de 1964

El presidente de Brasil dijo que su Gobierno pretende "rememorar" y no "conmemorar" el golpe de Estado de 1964, sobre el cual niega que haya dado lugar a una dictadura.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cambió este jueves el verbo empleado por su portavoz y dijo que su Gobierno pretende "rememorar" y no "conmemorar" el golpe de Estado de 1964, sobre el cual niega que haya dado lugar a una dictadura.

"No es conmemorar. Es rememorar, revisar lo que está equivocado, lo que está bien, y usar eso para el bien de Brasil en el futuro", dijo el mandatario a periodistas tras la polémica que surgió esta semana, cuando el Gobierno anunció que pretendía "conmemorar" el golpe de 1964, que fue seguido por 21 años de regímenes militares.

"Nuestro presidente ya determinó al Ministerio de Defensa que haga las conmemoraciones debidas en relación al 31 de marzo de 1964, incluyendo una orden del día", dijo el pasado lunes el portavoz de la Presidencia, general Otavio Rego Barros.

En esa fecha, de la que se cumplirán 55 años el próximo domingo, las Fuerzas Armadas derrocaron al presidente Joao Goulart y se inició una seguidilla de gobiernos militares que solo acabó 21 años después, en 1985, cuando el país volvió a elegir un presidente, aún cuando fue en unos comicios parlamentarios indirectos.

La orden de "conmemorar" el golpe desató una intensa polémica y llevó a la Fiscalía a afirmar, mediante un comunicado oficial, que el derrocamiento de Goulart fue sin duda una "ruptura violenta y antidemocrática del orden constitucional".

También sostuvo que el golpe de 1964 "dio origen a un régimen de restricción a los derechos fundamentales y de represión violenta y sistemática a la disidencia política" e instó a los militares a que se abstengan de conmemorar la fecha en los cuarteles.

Sobre el asunto también se pronunció la organización Human Rights Watch (HRW), cuyo director para las Américas, José Miguel Vivanco, afirmó en una nota que "Bolsonaro critica con razón a los gobiernos cubano y venezolano", pero al mismo tiempo "celebra una dictadura militar en Brasil".

Bolsonaro, sin embargo, en medio de la polémica, reiteró el miércoles que no hubo una dictadura ni un golpe.

"¿Dónde se ha visto en el mundo que una dictadura le entregue el poder de forma pacífica a la oposición? Solo en Brasil. Entonces, no hubo dictadura", aseguró el líder ultraderechista y capitán de la reserva del Ejército en una entrevista a la televisión Bandeirantes.

"En las Fuerzas Armadas nunca tuvimos una política de Estado represiva de la forma que todo el tiempo intentan colocar en nuestra cuenta. No quiero decir que fue una maravilla. Ningún régimen lo es. ¿Qué matrimonio es una maravilla? De vez en cuando hay problemitas. Son raras las parejas que no tienen un problema", afirmó.

Según un informe presentado en 2014 por una Comisión de la Verdad que investigó ese período, la dictadura que imperó entre 1964 y 1985 dejó 434 muertos y desaparecidos.

El voluminoso informe detalló en sus 4.500 páginas miles de casos de persecuciones y torturas y citó como responsables a 377 agentes de la dictadura, de los cuales unos 200 todavía estaban vivos hace cinco años.

Los acusados, sin embargo, no pueden ser llevados a tribunales debido a una Ley de Amnistía dictada en 1979 por el propio régimen, que amparó a represores y guerrilleros y cuya constitucionalidad fue ratificada en 2010 por el Tribunal Supremo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados