BRASIL

Bolsonaro se apoya en sus “hermanos” y desata polémica

Les pidió “sacrificio” para la reforma jubilatoria y dijo que la democracia existe si los “militares así lo quieren”.

Bolsonaro ayer en la ceremonia por el 211 aniversario de los Fusileros Navales. Foto: AFP
Bolsonaro ayer en la ceremonia por el 211 aniversario de los Fusileros Navales. Foto: AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, apeló ayer jueves a sus “hermanos militares” para que le apoyen en dos de las reformas más importantes que tiene por delante: el cambio del sistema jubilatorio, para lo cual pidió un “sacrificio” a los uniformados; y una nueva legislación para combatir la delincuencia. Es más, dejó claro qué papel le asigna a las Fuerzas Armadas: “libertad y democracia solo existen cuando los militares así lo quieren”, advirtió.

“Quiero (de los militares) un sacrificio. Adoptaremos un nuevo régimen de jubilaciones, que también afectará a los militares. Pero no dejaremos de lado, no olvidaremos, las especificidades de cada fuerza”, afirmó Bolsonaro en la ceremonia por el 211 aniversario del Cuerpo de Fusileros Navales, en Río de Janeiro.

El jefe de Estado se refirió a la inclusión de los militares en el nuevo sistema de jubilaciones y pensiones dos semanas después de presentar a consideración del Congreso un proyecto de reforma que no especifica nada para los miembros de las Fuerzas Armadas. El mandatario se ha comprometido a enviar otro proyecto al Congreso para regular las pensiones y jubilaciones de los militares.

Bolsonaro no aclaró en su discurso las “especificidades” de cada fuerza -Ejército, Marina y Fuerza Aérea-, que serán tenidas en cuenta en el proyecto para reformar las jubilaciones de los militares.

El gobernante, sin embargo, ha insistido en que no habrá “privilegios” para ningún sector de las Fuerzas Armadas.

Uno de sus puntos más novedosos de la reforma jubilatoria de Bolsonaro es el que prevé una edad mínima para acceder a la jubilación, un requisito que hasta hoy no existe y que pasaría a ser de 62 años para mujeres y 65 años para hombres.

Seguridad pública

Bolsonaro afirmó en su discurso que también espera que los militares lo ayuden a elaborar un proyecto de enmienda constitucional que regularice la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de seguridad pública. Este tema está en manos del ministro Sergio Moro.

El mandatario ha dicho que su gobierno no autorizará por ahora este tipo de intervenciones debido a que la actual legislación prevé la penalización de los soldados responsables por muertes en estos operativos, independiente de que estén justificadas o no. “Lo que quiero de los señores, mis hermanos militares, es que conversen, escuchen y debatan, en especial con el ministro de Defensa, una retaguardia jurídica para que puedan ejercer bien su trabajo, en especial en las misiones extraordinarias que son encomendadas a las tropas”, afirmó.

La ceremonia de ayer jueves fue el primer acto público en que participó el mandatario desde la polémica que generó tras publicar en Twitter un video obsceno para criticar los excesos del carnaval. Bolsonaro, que ha recibido fuertes críticas por este asunto, se abstuvo de conversar con la prensa tras la ceremonia de ayer.

Libertad y democracia

En su discurso, sin embargo, afirmó que cumplirá la misión que se propuso como presidente “al lado de las personas de bien de nuestro Brasil; de aquellos que aman la patria, de aquellos que respetan la familia, de aquellos que quieren una aproximación con países con ideología semejante a la nuestra, de aquellos que aman la libertad y la democracia”.

“Y eso, libertad y democracia, solo existe cuando sus respectivas Fuerzas Armadas, los militares así lo quieren”, advirtió Bolsonaro.

Pocas horas después, el vicepresidente Hamilton Mourão, un general retirado, aseguró a periodistas en Brasilia que Bolsonaro había sido “mal interpretado”. “Lo que el presidente dijo es que donde las Fuerzas Armadas no están comprometidas con la democracia y la libertad, estos valores mueren. Es lo que pasa en Venezuela”, afirmó Mourão.

Sin embargo, la frase de Bolsonaro indignó a la oposición. “La democracia fue conquistada por la sociedad brasileña y no es objeto de tutela o permisos”, sostuvo la diputada Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)