JUSTICIA

Bolivia: extienden prisión preventiva para la expresidenta

Áñez está acusada de ser parte de un supuesto golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales en noviembre de 2019, bajo los delitos de sedición, terrorismo y conspiración.

Jeanine Áñez. Foto: AFP.
Jeanine Áñez. Foto: AFP.

La Justicia de Bolivia aumentó ayer de cuatro a seis meses la prisión preventiva que pesa sobre la expresidenta interina Jeanine Áñez, quien se encuentra bajo supervisión médica. Se la acusa de participar en un supuesto golpe de Estado contra el exmandatario Evo Morales en 2019.

La decisión de ampliar las medidas cautelares contra Áñez, que además se aplicarán a dos de sus exministros también en prisión preventiva, se tomó tras una dilatada audiencia judicial bajo el argumento de que la Fiscalía requería más tiempo para investigar la causa.

El abogado de la exmandataria, Luis Guillén, indicó que "no les sorprende" el aumento de la condena ni la desestimación de la acción de libertad para salir a un sanatorio.

"El juez ha hecho una valoración y ha dispuesto ampliar el tiempo de detención ", confirmó Guillén.

Cargos

Áñez está acusada de ser parte de un supuesto golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales en noviembre de 2019, bajo los delitos de sedición, terrorismo y conspiración, en base a una denuncia de una exdiputada oficialista del Movimiento Al Socialismo (MAS, izquierda).

La exmandataria fue detenida el pasado fin de semana en la ciudad de Trinidad, capital del departamento amazónico de Beni (noreste), por orden de la Fiscalía. También fueron aprehendidos sus exministros de Justicia y Energía y pesan órdenes de detención contra otras personalidades, entre ellos el líder cívico de la rica región de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, gobernador electo de ese departamento, además de altos cargos militares y policiales.

Áñez, quien ejerció el poder de forma interina desde noviembre de 2019 a noviembre 2020, solicitó el viernes en una audiencia judicial ser trasladada a una clínica, algo que fue otorgado inicialmente por un juez, pero decisión revocada horas después por otro magistrado.

Áñez fue trasladada en la madrugada en ambulancia desde la cárcel de La Paz a otro presidio con equipamiento médico para "permitir el cuidado" de la expresidenta derechista, quien padece un cuadro de hipertensión y desde el pasado jueves solicita salir de prisión para ir a un centro médico para ser tratada, confirmó el director general de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias.

Una representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Bolivia ingresó en la jornada al penal para verificar que las condiciones médicas garantizadas por Prisiones para no trasladar a Áñez a un centro médico. Tras permanecer unas dos horas abandonó el penal sin ofrecer declaraciones.

La hija de Áñez, Carolina Ribera, afirmó que están "atentando contra la vida" de su madre al no permitirle acudir a la clínica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados