MANANTIAL EN DISPUTA

Bolivia y Chile irán a La Haya por diferendo

Bolivia anunció ayer que demandará a Chile ante la Corte de Justicia de La Haya por el uso de las aguas del manantial Silala, en la frontera, mientras Santiago respondió que replicará con similar acción jurídica, en un nuevo conflicto bilateral de alto voltaje.

El presidente Evo Morales comunicó durante un acto público la decisión de su gobierno: "Hemos decidido, como país pacifista, (que) vamos a acudir a La Haya para que Chile respete nuestra agua en Silala, en el departamento de Potosí", en los Andes bolivianos.

Aunque no dio fechas, pues una oficina especializada del Poder Ejecutivo analizará qué procedimientos seguir, recordó que será la segunda acción jurídica que su gobierno entablará en La Haya, donde en 2013 demandó a Santiago para que le solucione su falta de salida soberana al océano Pacífico, la que perdió en una guerra a fines del siglo XIX. "Hemos decidido no solamente hacer la demanda de la salida al mar con soberanía al Pacífico", insistió el gobernante, y agregó que la posición se asume porque "Chile no quiere resolver sobre las aguas del Silala".

Tras el anuncio de Morales, el canciller chileno Heraldo Muñoz respondió desde Santiago en tono enérgico, en una conferencia de prensa.

"Si se materializa una demanda respecto al uso de las aguas del río Silala, en cualquier momento Chile va a contrademandar a Bolivia para salvaguardar nuestros intereses respecto a un río internacional", declaró el jefe de la diplomacia.

"Vamos a defender nuestros intereses nacionales con todo", advirtió, y remarcó que sin importar cuántas demandas Bolivia interponga en los tribunales internacionales "Chile no cederá territorios soberanos".

Ambos países, que carecen de relaciones diplomáticas desde fines de la década de 1970, reivindican derechos sobre el afluente.

Bolivia argumenta que es dueña de ese manantial en la región de Potosí y alimenta sin costo con 300 litros de agua por segundo a regiones del norte chileno.

Además, recuerda que en 1908 entregó en concesión el usufructo de las aguas a la compañía ferroviaria Bolivian Railway para sus trenes a vapor, que uno de sus principales argumentos sobre su derecho de propiedad. Santiago, en cambio, arguye que el Tratado de Límites de 1904 definió el Silala como un río internacional. Morales dijo estar seguro de que el afluente es boliviano e invitó a su par chilena, Michelle Bachelet, a visitar el lugar esta semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados