El “piggate” británico

La biografía de Cameron suma otras revelaciones

Una imagen de clasismo y desenfreno volvió a envolver ayer al primer ministro británico, David Cameron, con nuevas y jugosas revelaciones sobre su vida privada, recogidas en una biografía no autorizada que ha causado sensación en el Reino Unido.

Serializada por The Daily Mail, la primera entrega de Call me Dave (Llámenme Dave), que saldrá a la venta en octubre, dio ayer la vuelta al mundo al develar la supuesta participación del conservador Cameron, de 48 años, en fiestas con drogas y desenfrenadas orgías estudiantiles.

Sus presuntas peripecias como miembro de la exclusiva sociedad Piers Gaveston cuando era estudiante en la universidad inglesa de Oxford, dieron lugar al "Piggate" o "escándalo del cerdo", que acaparó las portadas de la prensa y las redes sociales.

Según el libro, escrito por el exvicepresidente del Partido Conservador, Michael Ashcroft, con la ayuda de la periodista Isabel Oakeshott, Cameron participó en un "ritual de iniciación" en el que "tuvo que introducir una parte de su anatomía en la boca de un cerdo muerto".

Este acto, del que no se tienen pruebas, provocó un aluvión de chistes y comentarios en Twitter, donde proliferaron además las fotos de la Señorita Peggy de los Muppets y otro personaje de los populares dibujos animados, Peppa Pig.

Al "Piggate", sobre el cual el primer ministro no se ha pronunciado, se sumaron ayer nuevas revelaciones sobre sus juergas con el "jet set" británico en la acomodada región inglesa de los Cotswolds, donde un grupo de ellos tiene segundas residencias. The Daily Mail asegura que en Nochevieja y otras ocasiones, Cameron y su esposa, Samantha —de origen aristocrático y educados en elitistas colegios—, se juntaban con millonarios en fiestas donde se consumía alcohol y drogas de "clase A" (lo que en este país incluye cocaína, heroína o éxtasis).

Entre los asiduos a los agitados saraos en Chipping Norton estaban, de acuerdo con la biografía, la familia del magnate de la prensa Rupert Murdoch, el expresentador del popular programa del motor "Top Gear" Jeremy Clarkson, o el bajista del grupo musical "Blur", Alex James.

También se codeaban con el entonces líder de la oposición Charlie y Rebekah Brooks, la exdirectora de los periódicos "The Sun" y "News of the World" que fue procesada y exculpada en el caso de las escuchas telefónicas ilegales en la prensa del Reino Unido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados