ESTADOS UNIDOS

Biden sigue negociando su plan de obras

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había prometido una votación esta semana sobre el plan de infraestructuras del mandatario.

El presidente Joe Biden durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. Foto: AFP
El presidente Joe Biden durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. Foto: AFP

El presidente Joe Biden se mostró confiado de que los demócratas puedan unirse para respaldar sus ambiciosos planes de reforma, estancados en el Congreso, al que concurrió ayer viernes para impulsar sus proyectos para los que no puso plazo.

“Se los digo: lo lograremos”, declaró a periodistas luego de reunirse a puertas cerradas con legisladores de su partido en el Capitolio.

“No importa cuándo, no importa si es en seis minutos, seis días o seis meses”, añadió.

El presidente buscó así mostrar un partido unido detrás de sus ideas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había prometido una votación esta semana sobre el plan de infraestructuras del mandatario.

Empero, la votación fue aplazada el jueves y nuevamente ayer viernes, según el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer.

Horas antes el presidente dio a los jefes demócratas la oportunidad de comprar un tiempo precioso para lograr los equilibrios necesarios.

Biden prometió “reconstruir mejor” Estados Unidos después de la pandemia y frente al cambio climático. Quiere renovar la infraestructura física y rearmar la red de apoyo social.

El presidente, cuya popularidad ha disminuido desde la caótica retirada de Afganistán, y que está luchando por despertar el entusiasmo popular por sus reformas, debe tener éxito en varios frentes.

Por un lado, hay fuertes inversiones en carreteras, puentes, redes eléctricas, bastante consensuadas, apoyadas por varios legisladores republicanos y, en principio, por los demócratas. Y por otro lado, hay un gigantesco programa de gasto social (educación, salud, cuidado infantil) y ambiental, del que los conservadores no quieren escuchar y que divide al campo demócrata.

Su monto, aún incierto, se anunció inicialmente en 3.500 millones de dólares.

La relación entre los dos es objeto de negociaciones bastante incomprensibles para el público en general.

El debate gira en torno a la filosofía misma del proyecto Biden, que se supone que hará del Estados Unidos del siglo XXI un modelo de prosperidad y estabilidad frente a China.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados