POLÉMICA POR ACUERDO DE DEFENSA

Biden y Macron, una llamada para bajar tensiones

Tras la “crisis de los submarinos”, ambos presidentes se reunirán en octubre; el embajador francés Philippe Étienne volverá a Washington.

Joe Biden y Emmanuel Macron. Foto: AFP
Joe Biden y Emmanuel Macron. Foto: AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, acordaron ayer miércoles iniciar un proceso de consultas para rebajar la tensión en la relación bilateral tras el malestar francés por el acuerdo de defensa en el Pacífico que le hizo caer un multimillonario contrato para venderle submarinos a Australia. Esta es la crisis diplomática más grave entre Estados Unidos y Francia desde el “no” francés a la guerra de Irak en 2003.

En un comunicado conjunto luego de mantener una llamada telefónica, Biden y Macron anunciaron que se reunirán en Europa a finales de octubre y que el embajador francés en Washington, Philippe Étienne, volverá a su puesto la semana que viene tras haber sido llamado a consultas a París.

La reunión entre Biden y Macron se realizará entre la cumbre del G20 en Roma los días 30 y 31, y la COP-26 sobre el cambio climático a principios de noviembre en Glasgow.

“Los dos líderes se mostraron de acuerdo en que la situación se habría beneficiado de consultas abiertas entre aliados, al tratarse de temas de interés estratégico para Francia y nuestros aliados europeos. El presidente Biden expresó su compromiso en ese sentido”, indica la nota.

Biden reconocía así el enfado de Macron por el escaso aviso previo que recibió Francia sobre el pacto de defensa anunciado la semana pasada entre Estados Unidos, Australia y el Reino Unido, por el cual estadounidenses y británicos ayudarán a los australianos a desarrollar submarinos de propulsión nuclear.

Eso motivó que Australia cancelara un lucrativo contrato, valorado en unos 65.656 millones de dólares al cambio actual, por el que Francia iba a entregar a ese país 12 submarinos de propulsión convencional.

La llamada telefónica de este miércoles, solicitada por Biden, fue el primer contacto entre ambos desde que se desatara la crisis diplomática, que provocó que el Gobierno francés acusara al presidente estadounidense de tomar medidas propias de su predecesor, el republicano Donald Trump.

Biden también se comprometió a “reforzar su apoyo a las operaciones contra el terrorismo en el Sahel que llevan a cabo Estados europeos”, una prioridad de Francia, indica el comunicado.

El mandatario estadounidense reconoció además “la importancia estratégica de la implicación francesa y europea en la región indopacífica”, así como la necesidad de una “defensa europea más fuerte y más capaz”, que sea “complementaria a la OTAN”, señala la nota.

La crisis de los submarinos ha abierto un debate en Francia, pero también en otros países de la UE, sobre la necesidad de mayor soberanía europea en materia de defensa para liberarse del paraguas estadounidense.

Pero las capitales más atlantistas, como Copenhague, uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en Europa, expresaron públicamente sus reservas. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, dijo no entender “en absoluto” las críticas vertidas contra Estados Unidos y defendió al “muy leal” Joe Biden.

En Francia algunos políticos quieren poner sobre la mesa la cuestión de la participación del país en el “mando integrado” de la organización transatlántica.

Francia regresó a la OTAN en 2009 de la mano de Nicolas Sarkozy, 43 años después de haberla abandonado con el general Charles de Gaulle.

“El diálogo político es inexistente en el seno de la OTAN, pero “no hay que dar un portazo” a la alianza por todo ello, respondió ayer miércoles ante los senadores la ministra de Defensa, Florence Parly.

El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, dijo ayer miércoles que espera que se refuerce la confianza entre el bloque europeo y Estados Unidos tras la llamada mantenida por Macron y Biden. Borrell se expresó así antes de iniciar una reunión bilateral con el secretario de Estado, Antony Blinken, en un hotel de Nueva York, donde ambos se encuentran con motivo de la Asamblea General de la ONU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados