PANORAMA POLÍTICO

Biden ignora a Trump y avanza con la transición presidencial en Estados Unidos

Biden se ha dirigido a la nación, ha creado un grupo de trabajo sobre el coronavirus, ha hablado con líderes mundiales y comenzado a revisar los posibles miembros de su gabinete.

Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos. Foto: Reuters
Biden nombró a Ron Klain como jefe de Gabinete y evalúa a Anthony Blinken como secretario de Estado o en Seguridad. Foto: Reuters

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, sigue adelante con la confección de su equipo de Gobierno, ignorando la negativa de Donald Trump a aceptar la derrota, al tiempo que legisladores republicanos le piden que permita al demócrata acceder a información de inteligencia.

Después de que el sábado los principales medios de comunicación anunciaran su victoria, Biden se ha dirigido a la nación, ha creado un grupo de trabajo sobre el coronavirus, ha hablado con líderes mundiales, incluidos algunos de los principales aliados de Trump, y comenzado a revisar los posibles miembros de su gabinete.

El miércoles, Biden designó a su ex asesor Ron Klain como jefe de gabinete de la Casa Blanca, su primer nombramiento importante.

En política exterior, el diplomático Anthony Blinken, confidente de Biden desde hace tiempo, podría ser el próximo secretario de Estado o asesor de Seguridad Nacional.

Se espera que Klain -quien se desempeñó como el “zar del ébola” del presidente Barack Obama en 2014, durante un brote de ese virus en África Occidental- asuma un papel de liderazgo en la respuesta de la administración Biden al aumento de casos de COVID-19 a nivel nacional.

Como jefe de gabinete de Biden durante la crisis financiera de 2008-2009, Klain ayudó a supervisar la implementación de la Ley de Recuperación por 787.000 millones de dólares que impulsó a una economía que entonces se estaba hundiendo.

Por su parte, Trump se ha centrado en sus esfuerzos para anular los resultados en estados muy disputados. La campaña de Trump presentó una nueva demanda en Michigan, donde Trump pierde por más de 148,000 votos, o 2,6 puntos porcentuales.

Los jueces han desestimado varias demandas de Trump y los expertos legales dicen que el litigio no tiene ninguna posibilidad de cambiar el resultado general.

Trump mantiene hasta ahora el apoyo, al menos públicamente, de las principales voces del Partido Republicano, que abogan por que se expriman todos los recursos legales antes de admitir la derrota. Pero un número creciente de senadores republicanos, incluidos John Cornyn, Ron Johnson, James Lankford, Chuck Grassley y Lindsey Graham, le piden a Trump a permitir que Biden acceda a las reuniones informativas diarias de inteligencia. El presidente electo tradicionalmente recibe tales informes de la comunidad de inteligencia para enterarse de las amenazas que enfrenta Estados Unidos antes de asumir el cargo.

“No lo veo como una propuesta de alto riesgo. Simplemente creo que es parte de la transición”, dijo Cornyn a periodistas, aunque se negó a reconocer que Biden había ganado.

En tanto, los dos principales demócratas en el Congreso -la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer- instaron a los republicanos a unirse a ellos para aprobar una legislación para abordar la pandemia y apuntalar la maltrecha economía. “Los republicanos deben detener sus jueguitos sobre una elección que el presidente Trump ya perdió y centrar su atención en el problema inmediato: brindar alivio a un país que atraviesa la crisis económica y de salud por el COVID”, dijo Schumer.

Pelosi dijo que Biden, quien ha pasado cinco décadas como senador y vicepresidente, “conoce el territorio” y estará “bien” en la transición. Pero agregó: “Es muy lamentable que los republicanos hayan decidido no respetar la voluntad del pueblo”.

Francisco felicitó al presidente electo

El papa Francisco habló ayer jueves por teléfono con Joe Biden, para darle sus “felicitaciones y bendiciones”, informó el equipo de transición del futuro mandatario demócrata. Biden, de 77 años, es el segundo católico elegido a la presidencia de Estados Unidos después de John F. Kennedy en 1960.

Durante la campaña electoral, Biden citó al papa Juan Pablo II, invocó con frecuencia sus raíces católicas irlandesas. El presidente electo lleva regularmente un rosario que pertenecía a su hijo Beau Biden, fallecido de cáncer cerebral en 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados