ESTADOS UNIDOS

Biden, exvice de Obama, sale al ruedo para sacar a Trump

A sus 76 años, busca la candidatura demócrata para las elecciones de 2020.

"Le pedí al presidente Obama que no apoyara" mi candidatura, dijo Biden a periodistas. Foto: AFP
"Le pedí al presidente Obama que no apoyara" mi candidatura, dijo Biden a periodistas. Foto: AFP

Joe Biden, el exvice-presidente de Barack Obama, se sumó ayer jueves a una ya larga lista de aspirantes del Partido Demócrata a competir con el republicano Donald Trump en las elecciones de 2020. La candidatura de Biden se venía anunciando desde hace meses.

“Los valores fundamentales de este país (...) nuestra posición en el mundo (...) todo lo que ha hecho a Estados Unidos, está en juego. Por eso hoy estoy anunciando mi candidatura para presidente de Estados Unidos”, escribió en Twitter.

“Si damos ocho años a Donald Trump en la Casa Blanca, alterará fundamentalmente y para siempre el carácter de este país”, advirtió en un video en línea el que fue por décadas senador y vicepresidente durante los dos períodos de Obama en la Casa Blanca.

Trump no tardó en responder: insultó a Biden en Twitter, cuestionando su capacidad mental.

“Bienvenido a la carrera Joe el Durmiente. Solo espero que tengas la inteligencia, puesta en duda desde hace tiempo, de llevar a cabo una campaña exitosa en las primarias. Será desagradable. Tendrás que tratar con gente que tiene unas ideas muy enfermas y dementes. Pero si lo logras, te veré en la Línea de Salida”, tuiteó Trump.

Biden dijo que pedidos de todo el mundo lo convencieron de que debía presentarse. “Me llama gente de todo el mundo, me llaman líderes de países y prácticamente me suplican que haga esto, que salve al país, que salve al mundo”, afirmó Biden este miércoles en una llamada con posibles donantes, según la revista Politico.

En su video oficial de presentación, Biden recurrió a una ciudad, Charlottesville (Virginia), para trazar un contraste entre Trump y Thomas Jefferson, que escribió la declaración de independencia de Estados Unidos y residió en esa localidad hace dos siglos.

Fue en Charlottesville donde, en 2017, un grupo de neonazis mató a una joven durante dos marchas paralelas, y Trump afirmó al respecto que había “gente muy buena en ambos lados”.

“Con esas palabras, el presidente de Estados Unidos asignó una equivalencia moral a quienes esparcían odio, y quienes tenían la valentía suficiente como para mostrarse en contra”, dijo Biden, de 76 años.
La candidatura de Biden acaba con meses de expectativas y lo integra a una lista de 20 aspirantes del Partido Demócrata: un número récord para un grupo que presenta además una diversidad sin precedentes.

La tercera

Tras dos intentos infructuosos en 1988 y 2008, y tras abstenerse de competir en las presidenciales de 2016, muy afectado por la muerte de uno de sus hijos, Joe Biden se tomó su tiempo para anunciar su candidatura, mientras entre los demócratas iban surgiendo figuras más jóvenes, como Pete Buttigieg, el alcalde de Indiana de 37 años, y algunas mujeres legisladoras que aspiran a la candidatura.

Las últimas semanas de espera también se vieron empañadas por el testimonio de varias mujeres que acusaron a Biden de acoso en actos públicos. Biden prometió, ante la controversia, “estar más atento” a las nuevas normas sociales que emergen tras el terremoto que marcó el movimiento contra el acoso #Metoo, pero no se disculpó.

Según la encuesta RealClearPolitics, Biden se sitúa como el favorito para hacerse con la nominación de su partido con un 29,3%, seguido por Bernie Sanders, el senador que fue precandidato en 2016, que cuenta con 23% de apoyo.

En su carrera política Biden ha subrayado sus orígenes modestos en la Pensilvania obrera, estado que visitará para un primer mitin electoral el lunes. Su popularidad intacta entre la clase trabajadora, pese a su larga trayectoria de casi medio siglo en la política, podría ser una ventaja vital en los antiguos reductos industriales que favorecieron a Trump en 2016.

También es muy popular entre la base demócrata, especialmente entre los electores de mayor edad, los más moderados, así como los negros, cuya movilización podría ser clave en las urnas.

Su candidatura no suscita sin embargo el mismo entusiasmo entre los miembros de la organización Justice Democrats, que forma parte del ala más izquierdista del partido. “La vieja guardia del partido demócrata no logró detener a Trump, no se puede contar con ella para liderar la lucha” contra el republicano, reaccionó este grupo.

A través de una portavoz, Obama aseguró que “seleccionar a Joe Biden como compañero de fórmula en 2008 fue una de las mejores decisiones” que tomó, pero no respaldó abiertamente su candidatura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)