Solo el senador Sanders aparece como rival de fuste en el Partido Demócrata

Biden desistió de postularse y elimina gran obstáculo a Hillary

El vicepresidente Joe Biden anunció que no buscará la candidatura presidencial por el Partido Demócrata, poniendo punto final a un periodo de notable preocupación y eliminando del camino uno de los mayores obstáculos que podía tener Hillary Rodham Clinton en el camino a la postulación en 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clinton, ovacionada por mujeres en un foro. Foto: AFP.

En un discurso organizado de urgencia en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca, Biden dijo, acompañado del presidente Barack Obama, que él y su familia habían superado en grado suficiente el dolor por la muerte de su hijo mayor como para comprometerse al rigor de una campaña. Pero, agregó que llegó a la conclusión de que, en la práctica, es demasiado tarde.

"Lamentablemente, creo que no tenemos el tiempo necesario para montar una campaña ganadora para la candidatura", sostuvo Biden. "Si bien no seré candidato, no permaneceré en silencio".

En efecto, usó el resto de su mensaje de trece minutos para exponer los lineamientos de lo que hubiera sido su postura como candidato y hasta lanzó algunos golpes implícitos a Hillary Clinton por su posición extrema en materia de política exterior, su hostilidad hacia los republicanos y hasta sus diferencias con Obama en determinados temas.

Después de haberse salteado el primer debate entre aspirantes demócratas, Biden llamó a un puñado de personas que podían trabajar como operadores políticos en su campaña y les dejó la impresión que estaba pronto para largar. Mientras sus asesores Greg Schultz, Mike Donilon y Michael Strum escuchaban en conferencia, Biden les dijo que él tenía "la chance más fuerte de continuar el trabajo que Barack ha hecho". Admitió que creía que Hillary podía perder con los republicanos. Pero, cuando les pidió su opinión sobre cómo reunir los US$ 30 millones que necesitaría al comienzo de las elecciones primarias, y los US$ 40 millones requeridospara la votación en el llamado "Super Martes", —el día que se definen las primarias que adjudican más delegados a la convención— le dijeron que eso no podía hacerse en el tiempo que queda.

Los asesores concluyeron que podía reunir el dinero, pero no le quedaría tiempo suficiente para la campaña en los primeros estados que tendrán primarias. Si se restan jornadas para reuniones de recolección de fondos y el periodo de Navidad y fin de año en el que se interrumpe la campaña, solo tendría entre 40 y 45 días para dedicar a la movilización antes de las "asambleas" de Iowa, en febrero.

La dinámica de la campaña demócrata cambió en pocos días. El desempeño de Hillary en el debate realizado había traquilizado a donantes demócratas que estaban inquietos. También hubo opiniones como la del diputado James Clyburn, una figura de larga trayectoria del estado crucial de Carolina del Sur, a quien Biden respeta profundamente, de que no debía postularse.

Las últimas encuestas sugieren que Hillary Clinton recuperó terreno contra su competidor más cercano, el senador Bernie Sanders y que Biden había perdido un poco de impulso. Las encuestas también sugirieron que si Biden no se postulaba, ella tendría una posición más dominante.

Sanders, que ahora surge como la única figura que realmente desafía a Hillary Clinton, recibió muy bien la decisión de Biden. "Tomó una decisión difícil sobre la base las necesidades de su familia y su visión de su futuro", dijo. "Respeto su decisión".

Trump sigue primero con 32% entre republicanos.


El magnate Donald Trump sigue encabezando las preferencias de los votantes del Partido Republicano y un 42 % cree que él será el ganador de la candidatura presidencial para las elecciones de 2016, según la encuesta, del diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC, difundida el miércoles. Trump tiene 32 % de apoyo, apenas un punto porcentual por debajo del dato que tenía en el sondeo de septiembre (33 %).

En segundo lugar, aparece el neurocirujano Ben Carson, que pasó del 20 % de respaldo en septiembre a 22 % ahora, el senador Marco Rubio (10 %) y Jeb Bush (7 %).

Entre los republicanos e independientes conservasores, 47 % considera a Trump como "el líder más fuerte" y muy por detrás figuran Bush (12 %), Rubio (11 %) y Carson (9 %).

Trump lleva casi 100 días consecutivos como líder de las encuestas Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados