ESTADOS UNIDOS

Biden anuncia nominaciones para los puestos vacantes en la junta de la Reserva Federal

La Casa Blanca valora la “diversidad” en la Junta de la entidad.

Joe Biden. Foto: AFP.
Joe Biden. Foto: AFP.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció ayer viernes las nominaciones para los puestos vacantes en la junta de la Reserva Federal (Fed), entre los que figura la primera mujer negra en ocupar el cargo de gobernadora del banco central.

La Casa Blanca señaló en un comunicado que los funcionarios “aportarán diversidad por mucho tiempo al liderazgo de la Reserva Federal”. Además, estas nominaciones podrían influir en la formulación de políticas financieras en un momento en que la Fed está a punto de aumentar las tasas de interés de referencia para combatir el alza de precios y al mismo tiempo respaldar la recuperación económica en curso bajo la pandemia de coronavirus.

Lisa Cook, profesora de economía en la Universidad de Michigan, será la primera afroestadounidense en la junta de gobernadores de la Fed, de siete puestos. Y Philip Jefferson, de Davidson College, sería el cuarto hombre negro en desempeñar el cargo en ese panel. De su lado, la ex número dos del Departamento del Tesoro, Sarah Bloom Raskin, se hará cargo del puesto clave de la regulación bancaria en la Fed, como lo había adelantado The Wall Street Journal el jueves.

Raskin, una demócrata que pide una mayor acción en torno al cambio climático, asumiría el cargo de oficial de regulación bancaria más importante del país si recibe la venia del Senado.

Reemplazará a Randal Quarles, un nominado por el expresidente Donald Trump que renunció en diciembre al final de su mandato.

El nombramiento apaciguaría a los progresistas del partido Demócrata que han criticado al jefe de la Fed, Jerome Powell, por no actuar lo suficiente en el frente climático, aunque probablemente enfrentará la resistencia de los republicanos. En 2021, Biden volvió a nominar a Powell para un segundo mandato al frente de la Fed y nombró a la miembro de la junta Lael Brainard para que se desempeñara como vicepresidenta, lo que haría que la mayoría de la junta sea femenina si el Senado confirma a todas.

Semana difícil.

Biden cerró una semana negra con provocaciones de Corea del Norte y Rusia, inflación récord, alza de hospitalizaciones por covid-19 y el naufragio parlamentario de una reforma electoral, al que no se resigna abandonar.

Biden acudió al Congreso para tratar de convencer a los demócratas de que aceptaran cambiar una regla del Senado conocida como filibusterismo y poder aprobar proyectos de ley para facilitar el acceso al voto a las minorías, a pesar de la frontal oposición republicana. Pero la senadora demócrata Kyrsten Sinema explicó que, aunque respaldaba los proyectos de ley, no estaba de acuerdo en cambiar la regla del filibusterismo.

En lo que sí Joe Biden ha avanzado esta semana es en la ley de infraestructura de US$ 1,2 billones, que asigna fondos para reparar puentes y carreteras y expandir internet de banda ancha, entre otros frentes, que incluso contó con el apoyo de algunos legisladores republicanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados