CRISIS EN VENEZUELA

BID cancela asamblea en China en apoyo al delegado de Guaidó

El gigante asiático le negó la visa al economista Hausmann; EE.UU. protestó.

Ricardo Hausmann, exministro venezolano. Foto: Archivo El País
Ricardo Hausmann, exministro venezolano. Foto: Archivo El País

La crisis en Venezuela se ha globalizado al punto que ayer viernes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) suspendió su asamblea anual en China, prevista para la próxima semana, después de que el gigante asiático se negara a conceder el visado a Ricardo Hausmann, el delegado del líder opositor venezolano Juan Guaidó ante ese organismo.

La asamblea anual del BID se iba a realizar en Changdu entre el 28 y el 31 de marzo. Un comunicado del BID dijo ayer viernes que en un plazo de 30 días anunciará una nueva sede.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que el gobierno de Donald Trump se negó a que China albergara la reunión si no se le concedía una visa al representante nombrado por Guaidó ante el BID. Los países aliados de Estados Unidos respaldaron esta postura y más del 80% de los accionistas de la institución votaron por trasladar la reunión fuera de China, indicó el diplomático.

“Permitir que un país impida que se siente la delegación legítima de una organización multilateral hubiera sentado un precedente contrario a un siglo de normas diplomáticas", dijo el funcionario que habló bajo condición de anonimato.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, había llamado la atención sobre la cita del BID en China, después de que criticara en un artículo la decisión de Pekín de no otorgar el visado a Hausmann y acusara al gigante asiático de “minar el avance de la democracia” en Venezuela.

“Es la primera vez en la historia del banco que una nación anfitriona (de la reunión anual) rechaza a uno de los miembros", dijo Pence en un artículo publicado en el diario The Miami Herald, al señalar que Hausmann no podrá asistir como “representante legítimo” de Venezuela.

Así, la que se esperaba fuera una reunión de rutina dentro del cronograma de la entidad multilateral, terminó salpicada por la crisis venezolana. China respalda al régimen de Nicolás Maduro, en tanto Estados Unidos apoya a Guaidó, quien el pasado 23 de enero se proclamó presidente interino.

Juan Guaidó. Foto: AFP
El líder opositor inició una gira por estados de Venezuela buscando apoyo para derrocar al régimen de Nicolás Maduro. Foto: AFP

El de Hausmann es el último de una serie de desencuentros entre Estados Unidos -el principal accionista del BID, con un 30%- y China, enzarzados desde hace varios meses en idas y vueltas por las tensiones comerciales.

Hausmann fue designado por Guaidó como su delegado ante el BID el pasado 4 de marzo y hasta ese entonces había sido director del Centro para el Desarrollo Internacional y profesor de Economía del Desarrollo de Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

El pasado 15 de marzo, los gobernadores del BID reconocieron a Hausmann como representante de Venezuela ante el organismo, convirtiéndose en la primera institución financiera internacional en dar su aval a un enviado de Guaidó.

Hausmann entre 1992 y 1993 fue ministro de Planificación del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993) y miembro del Directorio del Banco Central de Venezuela; también incluyó su paso, entre 1994 y el 2000, como economista jefe del BID.

Falta por ver si la medida de este viernes tendrá consecuencias en la nueva ronda de negociaciones entre China y Estados Unidos, prevista para los próximos 28 y 29 de marzo en Pekín y que tiene por objetivo poner fin a la guerra comercial entre ambos desatada por la imposición de aranceles por parte del presidente Donald Trump al gigante asiático, que también respondió con gravámenes.

China es el principal acreedor de Venezuela. Durante la última década, Pekín otorgó más de 60.000 millones de dólares en créditos a Caracas, de los cuales Venezuela aún debe reembolsar unos 20.000 millones, que ha estado pagando con envíos de petróleo.

En mora

Venezuela, uno de los países fundadores del BID en 1959, fue declarada en mayo pasado en mora con la institución, que dijo que no otorgaría más préstamos al país hasta que saldara sus deudas. Entonces, la mora total de préstamos de Venezuela con el BID era de 212,4 millones de dólares, sobre una deuda total de 2.011 millones de dólares, informó el Banco, precisando que, a 31 de marzo de 2018, la deuda venezolana representaba un 1,6% de los activos totales del organismo.

Venezuela, declarada en cesación de pagos parcial en noviembre de 2017 por varias agencias calificadoras, está sumida en una crisis económica sin precedentes, marcada por una hiperinflación galopante que el FMI prevé en 10.000.000% este año, y una severa escasez de productos básicos.

MÁS

La crisis política llegó a la Vinotinto

El DT de Venezuela, Rafael Dudamel, anunció tras la victoria 3-1 ayer contra Argentina en Madrid, que puso su cargo a disposición de los dirigentes, por lo que considera una politización de la selección de fútbol. La Vinotinto recibió la visita de Antonio Ecarri, representante en España del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, horas antes del partido. Ecarri publicó una foto del encuentro en una red social.

“He puesto mi cargo a disposición de los dirigentes, porque todo este tiempo estamos navegando en aguas muy turbias. Se ha politizado todo y soy el director de una selección del país entero”, indicó Dudamel. “Hemos recibido la visita del embajador, con respeto, porque somos la selección de Venezuela que abarca a todo el país. En Rancagua (Chile) también atendimos al embajador del señor Maduro. Pero se ha utilizado la visita, tristemente. Y yo soy el director técnico de la selección de un país entero”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados