ESPAÑA

Barcelona: desplante independentista al rey

Ninguna autoridad catalana recibió a Felipe VI en la ciudad.

El rey ayer en la cena por el MWC en Barcelona, con rostros serios. Foto: EFE
El rey ayer en la cena por el MWC en Barcelona, con rostros serios. Foto: EFE

El rey Felipe VI no fue recibido por ningún representante de la Generalitat de Cataluña, el Parlament y la Alcaldía de Barcelona a su llegada al Palau de la Música de Barcelona ayer domingo, donde le acompañaron la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Industria, Álvaro Nadal.

En su primera visita a Cataluña desde hace seis meses, Felipe VI acudió al Palau de la Música para presidir la cena de bienvenida a los participantes en el Mobile World Congress (MWC), organizada por el Comité Ejecutivo de la asociación GSMA, que agrupa a los principales operadores de telefonía del mundo, y la Fundación Mobile World Capital Barcelona, que preside la alcaldesa Ada Colau. Tanto Colau como el presidente del Parlament, Roger Torrent, asisten a la cena, pero anunciaron que no participarían en el recibimiento al rey en la entrada al Palau de la Música, mientras que los cargos de la Generalitat invitados decidieron no acudir siquiera a la cena, al igual que los representantes municipales de los partidos independentistas ERC y la CUP.

Hasta la entrada del Palau de la Música llegó el ruido de caceroladas procedentes de edificios cercanos, así como los pitidos de silbatos y las consignas coreadas por manifestantes antimonárquicos e independentistas concentrados detrás de las vallas de seguridad en la acera opuesta de Via Laietana.

A diferencia del pasado agosto, cuando Colau invitó personalmente a los reyes a firmar en el libro de condolencias que el Ayuntamiento había dispuesto en el Consistorio tras los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, la alcaldesa evitó ayer saludar a Felipe VI con el argumento de que, con su mensaje televisado del 3 de octubre, el monarca se alineó con "las posiciones más duras y represivas".

El gobierno español dijo que los "desplantes institucionales" son "injustos y mezquinos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)