CANADÁ

Banderas a media asta en homenaje a niños

El descubrimiento de los restos de 215 niños, “algunos de los cuales tenían sólo tres años”, ha suscitado fuertes emociones en Canadá y, en particular, en las comunidades indígenas.

Trudeau en Ottawa días atrás. Foto: Reuters
Justin Trudeau. Foto: archivo El País.

Canadá ondeó sus banderas a media asta ayer domingo en señal de luto tras el hallazgo de los restos de 215 niños aborígenes en un antiguo internado en la Columbia Británica.

“Para honrar a los 215 niños que perdieron la vida en el antiguo internado de Kamloops y a los niños indígenas que nunca volvieron a casa, a los supervivientes y a sus familias, he pedido que las banderas de la Torre de la Paz (en Ottawa) y de los edificios federales ondeen a media asta”, anunció el primer ministro Justin Trudeau en Twitter.

El descubrimiento de los restos de 215 niños, “algunos de los cuales tenían sólo tres años”, ha suscitado fuertes emociones en Canadá y, en particular, en las comunidades indígenas.

Los restos fueron localizados por un experto que utilizó un georradar en el emplazamiento de un antiguo colegio residencial cerca de Kamloops (Columbia Británica), que había sido gestionado por la Iglesia Católica.

Estas instituciones, creadas hace más de un siglo, fueron diseñadas para alejar a los niños aborígenes de sus comunidades y asimilarlos a la cultura dominante. Unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit fueron reclutados a la fuerza en más de 130 internados, donde fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura.

Una comisión nacional de investigación calificó el sistema de “genocidio cultural”.

“Ya he dicho que los internados fueron un genocidio de nuestro pueblo. Este es otro ejemplo”, dijo el jefe de la Asamblea de Primeras Naciones, Perry Bellegarde, en CTV.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados