ELECCIONES

Balotaje sin favorito en Chile: define el voto de la izquierda radical

El oficialista Guillier y el expreisdente Piñera voto a voto.

Santiago: analistas esperan que vote el 50% de habilitados. Foto. AFP
Santiago: analistas esperan que vote el 50% de habilitados. Foto. AFP

El expresidente Sebastián Piñera y el oficialista Alejandro Guillier se disputan mañana domingo la Presidencia de Chile en un balotaje sin favorito.

Tras el revolcón de la primera vuelta, que dejó en manos de los votantes del Frente Amplio, la izquierda radical chilena, la llave de la victoria en el balotaje, pocos en Chile se atreven a dar un vaticinio sobre quién sucederá a la socialista Michelle Bachelet a partir del 11 de marzo.

Los comicios de mañana, a los que están convocados 13,4 millones de chilenos, están rodeados de "uno de los mayores grados de incertidumbre desde el retorno de la democracia", dice el director del Centro de Análisis de la Universidad de Talca, Mauricio Morales. La última encuesta del 1° de diciembre daba un empate técnico entre los dos candidatos y un 21,4% que no sabía por quién votar.

Piñera, de 68 años, que obtuvo en la primera vuelta el 36,6% de los votos (muy por debajo de lo esperado), ha sumado el apoyo del pinochetista José Antonio Kast (7,9% en la primera vuelta) y del senador Manuel José Ossandón, lo que lastra sus pretensiones de dar un giro al centro y despegarse de la ultraderecha.

Guillier, 64 años, con el 22,7% de los votos en primera vuelta, ha recibido el apoyo de la actual Nueva Mayoría gobernante de centro izquierda, y de otros perdedores de izquierda de la primera vuelta, aunque no del Frente Amplio que dio libertad de voto a sus seguidores.

No obstante, después del anuncio de la candidata presidencial Beatriz Sánchez (20%) en los últimos días, los carismáticos líderes del Frente Amplio, Gabriel Boric y Giorgio Jackson, también han dicho que votarán por Guillier.

"La elección va a depender de la cantidad de personas que acudan a votar", dice el politólogo Rodrigo Osorio, de la Universidad de Santiago.

Con el 55% de los votos que recibió la izquierda en la primera vuelta, cuando se presentó fragmentada en seis candidaturas, Guillier, que saltó a la política hace cuatro años para convertirse en senador por la región norteña de Antofagasta, tiene margen para crecer. En un país con voto voluntario, "cuanto mayor sea la participación, más fácil es que gane Guillier", dice Osorio, que espera que la concurrencia no sea inferior a la del 19 noviembre (46,7%).

"Es una elección bastante inusual (...) Todo indicaría que será un triunfo ajustado o con una diferencia de dos o tres puntos", dijo Guillermo Holzmann, analista y profesor universitario.

"Lo que determinará quién ganará se reduce a la cantidad de personas que se quedarán en casa y en particular a cuánta gente más del lado de Guillier", dijo Robert Funk, director del Centro de Estudios de Opinión Pública de la Universidad de Chile.

El jueves, en el cierre de sus campañas electorales, Guillier contó con el apoyo del expresidente José Mujica, y Piñera recibió el apoyo en mensajes grabados de varios exmandatarios como el español José María Aznar, los colombianos Andrés Pastrana y Álvaro Uribe o el mexicano Felipe Calderón.

Sin mayoría.

Pero gane quien gane, no tendrá mayoría en el Congreso. En las elecciones parlamentarias que se realizaron en paralelo a la primera vuelta debutó un nuevo sistema proporcional de elección, que dejó una configuración totalmente fragmentada.

"Sea quien sea el presidente tendrá un Congreso en minoría y necesitará hacer coaliciones" con otros grupos parlamentarios, dice Osorio, quien cree que en este sentido, Guillier la tendría más fácil que Piñera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)