ESTADOS UNIDOS

Aventuras peligrosas de Trump

Actriz porno y modelo Playboy dicen que tuvieron relaciones con él antes de ser presidente.

Stephanie Clifford, la actriz porno que recibió US$130.000 para mantener silencio.
Clifford, la actriz porno que recibió US$130.000 para mantener silencio. Foto: Difusión

Por primera vez desde que estalló la escandalosa historia, el presidente Donald Trump participa directamente en el caso de Stephanie Clifford, al presentar un escrito ante la Justicia en el que sostiene que la actriz porno —que afirma haber mantenido una relación sexual con él—, violó un acuerdo de confidencialidad al menos 20 veces, lo que la expone a daños por US$ 20 millones.

Los abogados de Trump hicieron dos planteos ante una Corte de Distrito en California, como parte de una batalla legal que Clifford, cuyo nombre de actriz es Stormy Daniels, inició hace dos semanas. En esa oportununidad, la actriz porno hizo una demanda para salir de un acuerdo que había hecho, por el cual recibió US$ 130.000 para mantener silencio sobre una relación que, según ella, sostuvo con Trump a partir del año 2006.

Trump formalmente acompañó el escrito de su equipo de abogados en respuesta a la demanda de Clifford, con la finalidad de que el caso pase de una corte en Los Angeles a una corte federal.

El abogado de Clifford, Michael Avenatti, interpretó en su cuenta de Twitter, que el cambio de jurisdicción solicitado por Trump es para tener más posibilidades de que el caso termine en arbitraje privado. Expertos legales consultados en los medios estadoundienses creen que los jueces federales son más proclives a aceptar que los casos se arreglen en arbitraje. El acuerdo de confidencialidad antre Cohen y Clifford dice expresamente que cualquier acuerdo debe decidirse en arbitraje.

Hasta ahora, Trump había mantenido distancia con la batalla legal, dejando las actuaciones a cargo de su abogado personal, Michael Cohen, quien encabezó la ofensiva para refutar las declaraciones de Clifford. La Casa Blanca se ha negado a indicar el grado de involucramiento de Trump con el acuerdo inicial con Clifford, firmado en octubre de 2016. Cohen siempre ha asegurado públicamente que el presidente estaba totalmente al margen de este asunto, hasta el punto de decir que ni siquiera le había informado del pago del dinero a Clifford. Cohen asegura que el dinero salió de su bolsillo y no fue reembolsado por Trump, ni su campaña electoral, ni sus empresas.

Prohibición.

El nuevo escrito fue presentado por Brent Blakely, en nombre de Essential Consultants y Donald Trump, según Reuters. Essential Consultants LLC es una empresa constituida ex profeso en Delaware por Cohen, pocos días antes de las elecciones de 2016 para canalizar el pago de US$ 130.000 a Clifford a cambio de su silencio.

A fines de febrero, Trump obtuvo secretamente que un juez dictara una orden temporaria para prohibir que Clifford cuente públicamente los detalles de la aventura sexual que supuestamente tuvo con el actual gobernante de Estados Undios.

Los detalles surgieron después que la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, manifestó que el abogado de Trump había ganado un arbitraje contra Clifford.

La declaración de Huckabee situó a la Casa Blanca en el medio de una historia que Trump y su abogado habían intentado mantener en reserva durante más de un año. El giro de los acontecimientos creó el espectáculo de un presidente en funciones que utiliza los mecanismos legales para evitar que surjan a la luz pública las acusaciones lascivas sobre una relación y un pago que involucran a una estrella porno.

Si bien Clifford señala que su relación fue consentida, el tema es especialmente sensible para Trump, cuya campaña fue asedidada por acusaciones sobre su comportamiento con las mujeres.

La historia se remonta a 2006, cuando según el relato de la actriz, conoció a Trump en un torneo de golf en el lago Tahoe y tuvieron un encuentro sexual. Según ella, la relación continuó en 2007. Trump llevaba un año casado con la actual primera dama, Melania, y su hijo en común acababa de nacer.

Dos semanas antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, Cohen le hizo firmar el acuerdo de confidencialidad. Ante las revelaciones en la prensa a comienzos de este año sobre aquel acuerdo, Clifford intentó volver a contar su historia.

La nueva acción de los abogados de Trump ante la Justicia llega un día después de que se conoció que Clifford grabó una entrevista que le realizó el destacado periodista Anderson Cooper para el programa 60 minutes de la televisora CBS, que será emitido hoy domingo. Si bien Cooper trabaja en CNN, ocasionalmente aparece en el programa de CBS.

Avenatti trata de dar la mayor publicidad al caso, debido a que afirma que cuando la gente escuche la historia de Clifford y vea las pruebas, le creerá.

Desde ahora, pasa a ser parte del juicio

Michael Cohen, el abogado de Donald Trump, declaró a The New York Times que le pagó a Stephanie Clifford con su proio dinero, que nunca le fue reembolsado por el presidente, ni su campaña. Expuso ese concepto después que The Wall Street Jorunal informó que Clifford recibió el pago a través de una empresa que Cohen creó en Delaware.

La nueva estrategia aplicada por Michael Harder, uno de los abogados de Trump, de hacer participar a este de las acciones judiciales, al parecer tiene por finalidad buscar una respuesta al desafío clave de Michael Avenatti, el abogado de la actriz, quien alega que al no haber firmado el acuerdo original, Trump no está sujeto al mismo. Pero, la nueva acción ante la Justicia busca dejar en claro que Tump se considera plenamente una parte del juicio.

Otro relato sobre sexo que afecta al gobernante

El caso de Stephanie Clifford no es el único que asedia a Donald Trump. Ahora, una ex modelo de Playboy, Karen McDougal, describió a lo largo de ocho páginas —fueron obtenidas y publicadas por la revista The New Yorker—, una supuesta relación que tuvo con Trump en 2006, y que duró unos nueve meses. El viernes, en la televisora CNN se refirió al romance con Trump, una década antes de que fuera presidente, y sostuvo que este trató de pagarle por sexo. Quiere ser liberada de un acuerdo por US$ 150.000 que hizo en 2016 con American Media Inc., la empresa propietario del periódico National Enquirer. Según ella, el objetivo del arreglo era mantener su historia en secreto.

"Fue real, porque hubo sentimientos de los dos"

"Después de que tuvimos intimidad, él trató de pagarme. Y yo realmente no sabía cómo tomarlo", le dijo McDougal a Anderson Cooper de CNN sobre su primer encuentro sexual con Trump, que dijo tuvo lugar en un bungalow del Hotel Beverly Hills. "Lo miré y le dije: Esa no soy yo, no soy ese tipo de chica. Él me miró y dijo: Ah, eres realmente especial", relató McDougal. Si bien no pensaba volver a verlo, dijo que ella y Trump terminaron pasando "mucho tiempo juntos" y también tuvieron contactos telefónicos. "Fue una relación real. Hubo sentimientos entre nosotros", aseguró. Se conocieron en 2006, poco después de que Melania dio a luz a su hijo Barron. FUENTE: AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)