oregon

Autor de la masacre preguntaba la religión antes de disparar

En el momento del tiroteo el joven llevabaal menos un rifle, cinco cargadores y un chaleco antibalas. En su casa encontraron más armas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tiroteo en una universidad de Oregon deja 10 muertos. Foto: AFP

El autor del tiroteo que acabó con la vida de nueve personas en un centro universitario del estado de Oregón (Estados Unidos) ayer jueves compró hasta 13 armas de manera legal y utilizó media docena en el campus, informó hoy la Policía.

Chris Harper Mercer, de 26 años, asesinó a tiros a nueve personas e hirió a otras siete, dos de ellas aún en estado crítico, y falleció después aparentemente en un enfrentamiento con la Policía.

Según indicó en una rueda de prensa la agente especial del Buró de Armas y Explosivos (ATF) Celinez Núñez, el autor de los disparos en el colegio universitario de Umpqua (Roseburg, Oregón) compró todas sus armas de manera legal en los últimos tres años.

Seis de ellas fueron halladas en el campus universitario y siete más fueron encontradas por los investigadores en su domicilio, que, según el diario local "The Oregonian", compartía con su madre.

Según Nuñez, el atacante llevaba al menos un rifle, cinco cargadores y un chaleco antibalas cuando irrumpió este jueves en el centro educativo.

Las autoridades siguen intentando determinar la motivación que llevó a este joven, descrito como una persona reservada, a disparar a sangre fría a por lo menos 16 personas.

Chris Harper.
Chris Harper.

Según el Ejército estadounidense, Mercer intentó ingresar en las Fuerzas Armadas en 2008, pero no superó las pruebas mínimas de acceso.

El autor de los disparos nació en el Reino Unido, pero creció en Estados Unidos y residió en California, antes de mudarse con su familia a Winchester (Oregón), cerca del centro universitario en el que perpetró el ataque.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, volvió el jueves a pedir actuar para evitar este tipo de tiroteos masivos en lugares públicos.

Desde diciembre de 2012, cuando un joven con problemas mentales mató a una veintena de niños en la escuela primaria de Sandy Hook (Connecticut), la Casa Blanca ha presionado para que se eleven los controles psicológicos y se limite la venta de cargadores de alta capacidad.

No obstante, legisladores de ambos partidos y la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) se han opuesto a tomar medidas, pese a que Estados Unidos tiene el más alto índice de muertes por arma de fuego de un país desarrollado.

Según un hombre cuya hija resultó herida, el atacante ordenó a los estudiantes ponerse de pie si eran cristianos, antes de dispararles. "Decía: 'Bien, porque si eres cristiano verás a Dios en un segundo'", dijo Stacy Boylan a la cadena CNN.

Su hija sobrevivió haciéndose pasar por muerta y explicó a su padre que el tirador irrumpió en el salón de clases y disparó sobre el profesor a quemarropa.

"Estaba en la clase de al lado en la que estaba el tirador", contó otra estudiante, Cassandra Welding, a CNN. Al escuchar los disparos "todos los estudiantes de la clase se lanzaron debajo de los escritorios y una mujer, una de mis compañeras de clase, fue a ver qué pasaba, abrió la puerta y lamentablemente el atacante le disparó".

Los estudiantes en pánico cerraron entonces la puerta, apagaron la luz y llamaron a la policía y a sus familias, intentando protegerse con "nuestras mochilas, sillas, todo lo que podíamos encontrar, por si entraba", añadió Welding.

Según fuentes citadas por CBS News "se encontraron cuatro armas -varias pistolas y un fusil- en el lugar del tiroteo".

"Es una tragedia que marcará a nuestra comunidad por mucho tiempo. Ya no podremos confiar en la gente", estimaba Missy, de 39 años, frente al hospital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)