LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Austria, primer confinamiento total por la nueva ola del COVID-19

El canciller austríaco Alexander Schallenberg anunció este endurecimiento de las restricciones ayer viernes, en una rueda de prensa en la que afirmó que hay que “mirar la realidad de frente”.

Manifestación en Róterdam. Foto: AFP
Manifestación en Róterdam. Foto: AFP

En medio de una nueva ola de contagios de COVID-19, Austria ordenó el confinamiento total de su población -casi 9 millones de habitantes- a partir del lunes, estén o no vacunados. Además, la vacunación será obligatoria desde el 1° de febrero en Austria, que se convierte en el primer país de la Unión Europea en adoptar medidas tan drásticas frente al resurgimiento de la pandemia.

El canciller austríaco Alexander Schallenberg anunció este endurecimiento de las restricciones ayer viernes, en una rueda de prensa en la que afirmó que hay que “mirar la realidad de frente”.

“No hemos logrado convencer suficientemente a la gente para que se vacune”, dijo Schallenberg, explicando que las unidades de cuidados intensivos están ya registrando una situación crítica.

“Aumentar la cifra de vacunados es la única manera de salir de este círculo vicioso”, agregó, y dijo que esta medida será una especie de “billete de salida” de la pandemia.

Austria, que ya instauró desde el pasado lunes el confinamiento para los no vacunados, ampliará la medida a partir del lunes y durante 20 días para todos los vacunados.

Según el canciller, la decisión será reevaluada dentro de diez días.

De los 8,9 millones de habitantes de Austria, un 66% están totalmente vacunados, un porcentaje ligeramente inferior al promedio europeo, pese a que el país instauró en primavera (boreal) un pasaporte sanitario.

“Tenemos demasiadas fuerzas políticas en este país que se oponen con vehemencia” a la vacunación, criticó el canciller, denunciando un “atentado contra el sistema de salud” austriaco.

Para hoy sábado el partido de extrema derecha FPÖ ha organizado una manifestación en Viena en la que se espera a miles de personas. Su líder, Herbert Kickl, un militante antivacunas, ha dado positivo por coronavirus y no podrá participar. “Austria es ahora una dictadura”, dijo Kickl ante las nuevas medidas anunciadas por el gobierno.

Contagios en Europa.

España se mantiene como el país europeo con la menor incidencia y bajo contagio de coronavirus en los últimos 14 días, con Italia, mientras la mayoría de Europa se sitúa en niveles altos, según los datos difundidos ayer viernes por el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

La incidencia media en el continente, con datos recogidos hasta el pasado domingo, sube por sexta semana seguida hasta 473,8 casos por 100.000 habitantes, un 22% más, con una tendencia creciente en 22 de los 30 países del Espacio Económico Europeo (EEE).

España es el único país con una incidencia menor a 100; en seis, se sitúa entre 100 y 300, y en el resto, es superior a 300.

La incidencia de muertes por 1 millón de habitantes asciende a 40, un 6% más, mientras la mayoría de países prevén una subida en las dos próximas semanas de nuevos casos, fallecimientos, ingresos hospitalarios y en UCI.

Si en España e Italia la preocupación actual desde el punto de vista epidemiológico es “baja”, en cinco países (Finlandia, Francia, Malta, Portugal y Suecia) es moderada.

Diecisiete países (entre ellos Austria, Bélgica, Dinamarca, Alemania y Holanda) presentan una situación de preocupación “alta” y seis (Croacia, República Checa, Grecia, Hungría, Polonia y Eslovenia), “muy alta”, explica el informe, que resalta que los más afectados son aquellos con menos población vacunada.

A finales de la semana pasada, el 69,6% de la población total de esos 30 países había recibido la primera dosis de la vacuna, y el 65,2%, las dos.

Esto llevó a que algunos países tomaran medidas en estas horas. En Alemania, el estado de Sajonia, con las cifras de covid más elevadas del país, decretó el cierre parcial de la vida pública a partir del próximo día 22 y durante tres semanas, tanto para los vacunados como para los que no lo están.

En Grecia, se prohibió el acceso de los no vacunados en los espacios cerrados, salvo los restaurantes.

Portugal estudia endurecer las restricciones. Y en Francia, la Autoridad de Sanidad (HAS) se pronunció a favor de administrar una tercera dosis de vacuna contra la COVID-19 a toda la población mayor de 40 años.

COVID-19 y derecha.

Coincidiendo con estas medidas, un estudio de científicos alemanes reveló que las circunscripciones en las que la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) cosechó más votos en 2017 documentaron más contagios por covid en 2020.

Científicos del Instituto de Investigación para la Cohesión Social y del Centro Helmholtz de Múnich fueron los encargados del estudio.

“En las circunscripciones donde la AfD sacaba un punto porcentual más, la incidencia durante la fase inicial de la primera ola fue, de media, 2,2 puntos mayor”, destacó el sociólogo Christoph Richter, uno de los autores del estudio, citado por el semanario Spiegel.

La investigación partió de la premisa de que en las regiones en las que la ultraderecha cuenta con más apoyos, como en Sajonia, la población es más escéptica con respecto a las instituciones democráticas y tienen menos acatamiento las medidas anticovid. (Con información de AFP y EFE).

Pocos con vacunación obligatoria
Vacuna coronavirus. Foto: Leonardo Mainé

Aunque cada vez más países imponen un certificado de vacuna anticovid, muy pocos gobiernos ordenan la vacunación obligatoria a toda la población adulta, como lo anunció Austria ayer viernes. Es el caso de dos Estados autoritarios de Asia central, Tayikistán y Turkmenistán, uno de los raros países que no declaró ningún contagio oficial de covid.

La vacuna anticovid también es obligatoria en Indonesia, pero solo en teoría, porque en la realidad faltan dosis.

En el Vaticano, una nota de febrero de 2021 hacía imperativo el inmunizante.

Múltiples países han ordenado que ciertas categorías profesionales tienen que estar vacunadas.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció el 9 de septiembre la vacuna obligatoria para unos 100 millones de trabajadores, funcionarios del gobierno federal y empleados del sector privado. Pero la justicia suspendió el 6 de noviembre el nuevo protocolo para las trabajadores de empresas de más de 100 empleados.

En Francia, se aplica al personal de los hospitales, residenciales, bomberos, conductores de ambulancias y cuidadores domésticos.

En Inglaterra, los empleados de los centros para mayores deben estar completamente vacunados antes de mediados de noviembre y los trabajadores sanitarios públicos a partir de abril de 2022.

En otros países, como Uruguay, la vacuna no es obligatoria, si bien en algunos casos las restricciones para los que no están inmunizados son muy disuasivas.

Róterdam

Varias personas resultaron heridas por disparos de la policía ayer viernes en Róterdam, en el suroeste de Holanda, donde una manifestación contra las restricciones anticovid degeneró en disturbios, informó la policía local.

“Una manifestación que empezó esta noche en el Coolsingel acabó en disturbios. Se declararon incendios en varios lugares. Se lanzaron fuegos artificiales y la policía efectuó varios disparos de advertencia”, declaró la policía de Róterdam.

Autorizan uso de emergencia de la pastilla anticovid de Merck
Cartel de la farmacéutica estadounidense Merck. Foto: AFP

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) anunció ayer viernes la aprobación en la Unión Europea (UE) de la píldora anticovid de Merck para uso de emergencia, aunque esta todavía no recibió la autorización completa de comercialización. Por otra parte puso en marcha la evaluación de la píldora anticovid de Pfizer, en un contexto de nueva ola de contagios en Europa. Estos tratamientos de dos gigantes farmacéuticos estadounidenses son muy esperados porque los estudios indican que reducen el riesgo de hospitalización y muerte. La EMA dijo que aunque la pastilla de Merck aún no había sido aprobada había “emitido recomendaciones” para que los países de la UE pudieran decidir su uso en caso de un pico de infecciones.

Los estados miembros podrán utilizarla de momento “para tratar a los adultos con COVID-19 que no requieren oxígeno suplementario y que tienen un mayor riesgo de desarrollar una forma grave” de la enfermedad, dijo la EMA en un comunicado. La píldora de Merck no debe ser utilizada por embarazadas ni por mujeres que no utilicen métodos anticonceptivos y puedan quedarse embarazadas, según la EMA. Las recomendaciones se explican porque las dosis altas de la píldora de Merck “pueden tener un impacto en el crecimiento y desarrollo del feto”, indicó la agencia.

La EMA dijo que espera decidir la aprobación formal de la píldora de Merck, también conocida como molnupiravir, para finales de año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados