TENSIÓN

Aung San Suu Kyi: la depuesta dirigente de Birmania fue acusada de otros dos delitos

Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, está ahora procesada por violar una ley de telecomunicaciones y por “incitación al desorden público”.

Aung San Suu Kyi. Foto: AFP
Aung San Suu Kyi. Foto: AFP

La exlíder birmana Aung San Suu Kyi, ya procesada por presuntamente violar oscuras normas comerciales y sanitarias, fue acusada ayer lunes de otros dos delitos, mientras el país sigue bajo tensión tras la jornada de represión más mortífera desde el golpe de Estado el 1 de febrero.

Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, está ahora procesada por violar una ley de telecomunicaciones y por “incitación al desorden público”, dijo uno de sus abogados, Nay Tu, tras la audiencia.

Ya había sido acusada de importar ilegalmente walkie-talkies y de incumplir las restricciones por el coronavirus.

Incomunicada, estaba “al parecer en buen estado de salud”, dijo su abogado principal, Khin Maung Zaw, que la vio por videoconferencia por primera vez. El 15 de marzo está prevista una nueva vista.

Las nuevas acusaciones se producen al día siguiente de una jornada de represión particularmente sangrienta.

Al menos 18 personas murieron el domingo, según la ONU.

La televisión estatal MRTV anunció que se efectuaron 1.330 arrestos y once personas perdieron la vidas.

A pesar del temor a las represalias, los manifestantes volvieron a salir a la calle ayer lunes.

Cerca de la tristemente célebre prisión de Insein, en Rangún, las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes que protestaban por las detenciones del día anterior.

“Estamos unidos”, coreaban los manifestantes en las calles de la capital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados