TENSIÓN INTERNACIONAL

Aumenta la presión para que liberen a Cristiana Chamorro en Nicaragua

Estados Unidos dijo ayer viernes que Ortega debería “liberar de inmediato” a Chamorro, porque su detención se hizo bajo “cargos inventados”.

Chamorro está detenida e incomunicada en su domicilio en Managua desde el miércoles. Foto: AFP
Chamorro está detenida e incomunicada en su domicilio en Managua desde el miércoles. Foto: AFP

Aumenta la presión internacional para que el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua libere a la opositora Cristiana Chamorro, en prisión domiciliaria desde el miércoles acusada de supuesto lavado de dinero.

Estados Unidos dijo ayer viernes que Ortega debería “liberar de inmediato” a Chamorro, porque su detención se hizo bajo “cargos inventados” y además le restan credibilidad a las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

“El régimen de Ortega debe liberar de inmediato a la líder opositora Cristiana Chamorro”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “Su detención bajo cargos inventados es un abuso de sus derechos y representa un asalto a los valores democráticos, así como un claro intento de frustrar unas elecciones libres y justas”, afirmó en un comunicado.

La Unión Europea, la ONU y la OEA también han reclamado la liberación de Chamorro, y ayer lo hicieron algunos gobiernos europeos. Francia, por ejemplo, instó al régimen nicaragüense a liberar de forma “inmediata” a Chamorro, inhabilitada además para ocupar cargos públicos, una medida cautelar solicitada por la Fiscalía que declaró que la opositora no está “en el pleno goce de sus derechos civiles y políticos por encontrarse en un proceso penal”.

“Francia condena con firmeza estas medidas, que son incompatibles con un proceso electoral libre, honesto y transparente, y solicita la puesta en libertad inmediata de la señora Cristiana Chamorro”, indicó Ministerio de Exteriores galo.

España también expresó su “preocupación” por la detención e inhabilitación de Chamorro, y por el “continuo hostigamiento a periodistas y medios de comunicación independientes” en Nicaragua.

Por medio de un comunicado el Ministerio de Exteriores español señala que estos “graves hechos y la actual dinámica política reducen los espacios de diálogo y convivencia en Nicaragua y ponen en riesgo la legitimidad democrática de las elecciones generales” del próximo 7 de noviembre.

Para la Unión Europea, las acciones judiciales contra Chamorro son “incompatibles con un proceso electoral creíble, transparente y abierto a la oposición y sus candidatos”, dijo el portavoz comunitario de Exteriores, Peter Stano, en un tuit.

Además, una treintena de eurodiputados informaron ayer viernes de que han solicitado al alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, aplicar a Nicaragua la “cláusula democrática” del acuerdo de asociación con los países de Centroamérica por violaciones de derechos humanos.

La petición se ha cursado a través de una carta impulsada por el eurodiputado Leopoldo López Gil, del PPE. Los eurodiputados expresan en la misiva su preocupación por la situación en Nicaragua, donde “la violencia, la represión y privaciones de libertad arbitrarias se han multiplicado a lo largo de los últimos tres años”.

Chamorro Barrios, hija del periodista Pedro Joaquín Chamorro, crítico de la dictadura de Anastasio Somoza y asesinado en 1978, y de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), es la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las elecciones de noviembre, en las que Ortega pretende obtener un quinto mandato consecutivo. (AFP y EFE)

La SIP pide terminar con el acoso a oposición

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) instó esta semana al régimen de Daniel Ortega a “terminar con el acoso y acorralamiento de las voces críticas”. La SIP dijo que las últimas acciones del régimen son una nueva escalada de violencia estatal contra periodistas independientes y contra Cristiana Chamorro, exdirectora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y precandidata presidencial. Jorge Canahuati, presidente de la SIP, y Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa, dijeron que la institución se mantiene en estado de alerta ante la “violencia gubernamental y la ausencia de debido proceso judicial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados