EL TERROR VUELVE A GOLPEAR EN TURQUÍA

Un atentado en Estambul deja 5 muertos y 46 heridos

Tres de las víctimas eran israelíes; no hay reivindicaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El atentado ocurrió en pleno centro turístico de Estambul a tempranas horas. Foto: Reuters

Cinco personas, tres de ellas turistas israelíes, murieron ayer en un atentado en Estambul perpetrado por un suicida supuestamente de nacionalidad turca, mientras que los hospitales han registrado 46 heridos.

La detonación tuvo lugar temprano por la mañana en una esquina de la popular avenida Istiklal, una céntrica calle peatonal que alberga numerosos comercios, cafeterías y bares. Allí el suicida hizo detonar los explosivos que llevaba mientras caminaba por la esquina de la calle Balo con Istiklal, a pocos metros de distancia del edificio de gobernación del distrito de Beyoglu.

Inicialmente se especuló con que este edificio oficial pudiera haber sido el blanco del atentado, o que el terrorista se inmoló antes de alcanzar su objetivo previsto. Pero varios testimonios reproducidos por la prensa turca sugieren que el atacante se acercó a un grupo de turistas para hacer detonar su cargo.

Gracias a la hora relativamente temprana, la famosa calle peatonal aún no registraba la enorme densidad de viandantes que es habitual a media tarde o por la noche.

Entre las cuatro personas que murieron, además del suicida, hay tres ciudadanos israelíes y uno iraní, informa el diario turco Hürriyet.

Una circular del Ministerio de Salud, reproducida por el mismo diario, señaló que hay seis israelíes entre los 46 heridos en el atentado.

Pero el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí precisó que se habían registrado 11 nacionales entre los heridos del ataque, de los cuales al menos cuatro se encuentran en estado entre grave y moderado, y el resto en situación leve.

Víctimas.

La nota de las autoridades turcas asegura también que otros cuatro heridos son ciudadanos de Alemania, Dubai, Islandia e Irán, si bien portavoces del Ministerio de Exteriores alemán desmintieron ante la prensa que hubiera ciudadanos germanos afectados.

Israel interesado.

Según Hürriyet, el secretario de Exteriores de Israel, Dore Gold, ha anunciado que interrumpirá un viaje por Estados Unidos para trasladarse a Estambul, al mismo tiempo que Tel Aviv ha enviado dos aviones de la Estrella de David Roja a Turquía.

Los aviones, provistos de instalaciones médicas, trasladarán a los ciudadanos de Israel heridos a su país.

Turquía e Israel mantienen tensas relaciones diplomáticas desde el asalto israelí a la "Flotilla de la Libertad" de Gaza en 2010, pero Estambul ha seguido siendo un destino habitual para el turismo israelí y la legación israelí en Ankara ha seguido funcionando, pese a la expulsión del embajador en 2011.

El atentado aún no ha sido reivindicado, ni hay datos oficiales respecto a los vínculos políticos del responsable, más allá del hecho de que se trata de un atentado suicida. De todos modos la acción despertó el interés israelí, que quiere determinar si sus compatriotas eran el verdadero objetivo.

El diario Hürriyet cita filtraciones policiales según las que se habría identificado ya al autor como un hombre de unos 34 años, con las iniciales S.Y.

Según esta información, S.Y. era una de los cuatro potenciales terroristas del Estado Islámico (Dáesh) buscado en toda Turquía.

También le fueron atribuidos ataques contra las oficinas del partido izquierdista prokurdo HDP en las provincias sureñas de Mersin y Adana, en mayo del año pasado. Años antes, en 2007, la misma persona estaba supuestamente fichada como activista del grupúsculo marxista radical DHKP-C, que realiza esporádicamente atentados de menor escala.

EE.UU. expresó su condena al atentado.


"Este sangriento ataque es el último en una serie de violencia indefendible contra personas inocentes en Turquía, tanto ciudadanos turcos como visitantes internacionales", sostuvo ayer a través de un comunicado el Departamento de Estado de EE.UU. "Estos actos de terrorismo solo refuerzan nuestra determinación para apoyar a todos aquellos que trabajan en la región para promover la paz y la reconciliación", añadió.

En un comunicado, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) estadounidense, Ned Price, informó de la muerte de dos nacionales en este "atroz" ataque, pero no dio más información sobre las víctimas ni indicó si hay más estadounidenses entre las decenas de heridos de diversas nacionalidades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados