HUBO MÁS DE 60 MUERTOS

Ataque terrorista al corazón de la evacuación de afganos en Kabul

No fueron los talibanes los responsables, sino la rama afgana del yihadistas Estados Islámico (ISIS), ahora el objetivo número uno de los militares estadounidenses.

Equipos de rescate asisten a víctimas del atentado terrorista en Kabul. Foto: AFP
Equipos de rescate asisten a víctimas del atentado terrorista en Kabul. Foto: AFP

El peor temor en estos días se cumplió ayer jueves en Kabul: un atentado con muchas muertes en pleno operativo de evacuación de afganos que escapan del nuevo régimen talibán. Y como se sospechaba, no fueron los talibanes los responsables, sino la rama afgana del yihadistas Estados Islámico (ISIS), ahora el objetivo número uno de los militares estadounidenses.

El presidente Joe Biden prometió represalias contra los autores de los atentados suicidas que mataron a más de 60 personas, entre ellas 12 militares estadounidenses. Además, hubo más de 140 heridos.

Estos militares estadounidenses abatidos son los primeros caídos en Afganistán desde que Estados Unidos firmó en febrero de 2020 un acuerdo con los talibanes para retirarse del país. A cambio del compromiso de salida, los talibanes acordaron no llevar a cabo ataques contra las tropas estadounidenses o de la OTAN.

“Sepan esto: no perdonaremos. No olvidaremos. Los perseguiremos y los haremos pagar”, dijo Biden en un mensaje desde la Casa Blanca.

Estados Unidos responderá “con fuerza y precisión”, afirmó.

Joe Biden. Foto: AFP
Joe Biden. Foto: AFP

Biden llamó “héroes” a los militares estadounidenses abatidos y dijo que la misión de evacuación de Kabul continuará hasta el martes 31, cuando se prevé la retirada final de las tropas de Estados Unidos.

“No seremos disuadidos por terroristas. No les permitiremos detener nuestra misión. Continuaremos la evacuación”, aseguró.

Biden reconfirmó también que no moverá esa fecha límite del 31 de agosto para completar la salida de Afganistán tras dos décadas de guerra y la toma del poder por parte de los talibanes el 15 de agosto.

El presidente dijo además no tener indicios de que los talibanes se confabularan con el ISIS para realizar el mortal atentado de ayer en Kabul. “Hasta ahora no hay evidencia que ninguno de los comandantes en el terreno me haya dado de que haya habido colusión entre los talibanes y el ISIS para llevar a cabo lo que sucedió hoy”, señaló.

De Trump a Biden.

“Soy responsable, fundamentalmente, de todo lo que ha sucedido últimamente”, reconoció Biden en respuesta a preguntas de los periodistas.

De todos modos, recordó que su antecesor Donald Trump llegó a un acuerdo en febrero de 2020 con los talibanes para retirar a las fuerzas estadounidenses de Afganistán antes del 1 de mayo a cambio de que los insurgentes no acogieran a terroristas y no atentaran contra las tropas extranjeras.

Combatientes talibanes montan guardia en un vehículo a lo largo de la carretera en Kabul. Foto: AFP
Combatientes talibanes montan guardia en un vehículo a lo largo de la carretera en Kabul. Foto: AFP

De esa forma, al llegar a la Casa Blanca, Biden se encontró con que solo “tenía una alternativa”. Según dijo ayer, su única opción era continuar con el acuerdo de Trump para sacar a los soldados de Estados Unidos de Afganistán.

“Nunca -dijo- he sido de la opinión de que se deben sacrificar vidas estadounidenses para intentar establecer un Gobierno democrático en Afganistán, un país que nunca ha sido en su entera historia una nación. Y que está hecho, y no lo digo de manera despectiva, de un conjunto de diferentes tribus que nunca, nunca se han llevado bien”.

Aunque Biden mantuvo el acuerdo de su antecesor con los talibanes, sí retrasó la fecha de retirada de mayo a septiembre, aunque luego lo adelantó al 31 de agosto.

Los atentados.

Una de las explosiones de ayer se produjo cerca de Abbey Gate, una de las puertas de acceso al aeropuerto de Kabul, la otra fue cerca del Hotel Baron, a 200 metros de distancia.

Las explosiones ocurrieron a media tarde, y pronto se divulgaron en las redes sociales imágenes de decenas de cuerpos ensangrentados y mutilados en un canal con agua situado en la periferia del aeródromo, donde muchos civiles llevaban días intentando que las fuerzas de seguridad se apiadasen de ellos y les permitieran entrar.

Mujeres afganas heridas tras explosión. Foto: AFP
Mujeres afganas heridas tras explosión. Foto: AFP

El ataque fue reivindicado por la rama afgana del ISIS, según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, difundido por sus canales de propaganda en internet.

El autodenominado Estado Islámico de Khorasán, sólo se hizo eco sin embargo de una de las explosiones, perpetrada por uno de sus combatientes, que logró lanzar el ataque tras pasar inadvertido a través de los controles de seguridad “de las fuerzas estadounidenses y de la milicia talibán alrededor de la capital”.

“Pudo llegar a una gran concentración de traductores y colaboradores del Ejército estadounidense en el campo de Baran, cerca del aeropuerto de Kabul, e hizo estallar un cinturón explosivo matando a unas 60 personas e hiriendo a 100, entre ellos miembros de los talibanes”, según la versión de los yihadistas. (Con información de AFP y EFE)

Impacto en la bolsa y cambio en agenda
Wall Street. Foto: Reuters

Wall Street. Cerró a la baja ayer, en parte por los atentados en Kabul. El Dow Jones cedió 0,54% a 35.213,12 puntos, el Nasdaq 0,64% a 14.945,80 puntos y el S&P 500 0,58% a 4.470. Los operadores se tensaron tras las declaraciones de dos miembros de la banca central estadounidense a favor de un retiro rápido de las medidas excepcionales vigentes de apoyo a la economía de Estados Unidos. Y la atmósfera se enrareció aún más con los ataques en el aeropuerto de Kabul. Ambos hechos incitaron a los operadores a vender y concretar ganancias tras una serie de récords. El mercado espera el discurso que dará hoy viernes Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.

Información. Estados Unidos ha estado compartiendo información con los talibanes para evitar que se produzcan más atentados como los de ayer jueves en el aeropuerto de Kabul. El jefe del Comando Central de Estados Unidos, general Kenneth McKenzie, dijo que las fuerzas estadounidenses han estado “compartiendo información con los talibanes” y tienen intención de seguir “coordinándose” para evitar más ataques.

Israel. La reunión de Joe Biden con el primer ministro israelí, Naftali Bennett, se pospuso para hoy viernes, dijo la Casa Blanca, pues el presidente despejó su agenda para lidiar con la situación en Kabul.

Reacciones a los atentados.

JOE BIDEN
JOE BIDEN
“Haremos que lo paguen”
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió venganza por los ataques contra el aeropuerto de Kabul. “Los perseguiremos y haremos que lo paguen”, dijo el mandatario, visiblemente emocionado. En este sentido, remarcó que ha pedido a los jefes de las Fuerzas Armadas que elaboren diferentes planes para atacar enclaves del Estados Islámico, al asegurar que saben “quiénes son”.
DONALD TRUMP
DONALD TRUMP
“Nunca debería haberse permitido”
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump consideró que el “salvaje” ataque en el aeropuerto de Kabul “nunca debería haberse permitido”. Trump no llegó a criticar directamente a Joe Biden, al que sí criticó en los últimos días. “Esta tragedia nunca debería haberse permitido, lo que hace que nuestro dolor sea aún más profundo y más difícil de entender”, afirmó en un comunicado Trump.
Antonio Guterres
Antonio Guterres
“Volatilidad en Afganistán”
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llamó a una reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad para discutir sobre la caótica situación en Afganistán. La invitación es a Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China para reunirse el lunes. “El incidente evidencia la volatilidad de la situación en el terreno en Afganistán”, dijo Guterres en un comunicado sobre los atentados de ayer.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados