ESTADO ISLÁMICO

Ataque químico en Irak deja intoxicados

Dos ataques químicos perpetrados por el Estado Islámico (EI) cerca de la ciudad kurda de Kirkuk, centro norte de Irak, dejaron como saldo la muerte de una niña de tres años y 600 personas heridas o intoxicadas y otras centenares huyendo de la zona contaminada.

Así lo informaron fuentes oficiales del gobierno iraquí.

El sitio kurdo-iraquí Rudaw precisó que el ataque con misiles se produjo sobre Taza, al sur de la ciudad de turcomana de Kirkuk, en la región petrolera del mismo nombre.

"Lo que ha hecho el Estado Islámico en la ciudad de Taza no quedará impune", declararon las autoridades.

Fuentes sanitarias y de la seguridad explicaron que los ataques tuvieron lugar en el mismo lugar ya tomado como blanco tres días atrás con el lanzamiento de cohetes armados con cabezas químicas.

Sameer Wais, cuya hija Fátima falleció en el ataque, figura entre los combatientes chiítas que luchan contra los yihadistas en la provincia de Kirkuk. Cuando cayeron las bombas químicas se hallaba de patrulla y volvió a la carrera a su casa, llevó rápidamente a la pequeña, casi desfigurada, al hospital donde lamentablemente pocas horas después murió.

Entre los internados en el hospital muchos sufren de quemaduras e infecciones, tienen síntomas de sofocamiento y deshidratación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)