TERROR EN EUROPA

Tras el último atacante prófugo

Ciudadanos y autoridades celebran una misa y crecen homenajes a víctimas en Barcelona. El pueblo marroquí de uno de los terroristas no se explica cómo se radicalizó

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cientos de personas en un improvisado homenaje a las víctimas. Foto: AFP

Barcelona rindió homenaje ayer a los 14 fallecidos en los atentados del jueves y viernes, mientras la policía seguía buscando a un fugitivo de la célula yihadista, que llegó a planear "varios" ataques en la capital catalana.

"Si supiese que está en España y supiese el sitio, iríamos a por él". Pero "no sabemos dónde está", declaró a la prensa internacional el jefe de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, refiriéndose al fugado.

Según la prensa española, se trata del marroquí Younes Abouyaaqoub, de 22 años, quien habría conducido la camioneta blanca que mató a 13 personas e hirió a unas 120 en las Ramblas de Barcelona. El comandante de los Mossos dEsquadra no quiso sin embargo confirmarlo.

Según expuso Trapero, los planes iniciales de la célula, compuesta por 12 personas -incluyendo un imán-, se vieron frustrados cuando el miércoles se produjo una explosión accidental en una casa de Alcanar, a 200 km al sur de Barcelona.

"En ese momento estaban preparando los explosivos para hacer uno o varios atentados en la ciudad", indicó Trapero.

Precisó que en la casa había almacenadas más de cien garrafas de butano, y que la policía catalana encontró "ingredientes" de TATP, un explosivo empleado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que reivindicó ambos atentados.

Martine Groby, vecina de esa vivienda, contó que desde abril observó un ir y venir continuo de cuatro hombres muy "discretos", que "se las arreglaban siempre para que yo no viera lo que estaban descargando".

El imán.

De los doce presuntos miembros conocidos de la célula, cuatro están detenidos, cinco murieron tras perpetrar el ataque de Cambrils (120 km al sur de Barcelona), uno está fugado y otro murió en la casa de Alcanar. El duodécimo podría haber fallecido también en este accidente, ya que en esa vivienda se encontraron "restos como mínimo de dos personas", según Trapero.

Por otro lado, ninguno de los doce, con edades comprendidas entre los 17 y 34 años, tenía antecedentes vinculados con delitos de terrorismo, apuntó el jefe de los Mossos dEsquadra.

Trapero confirmó de paso que uno de los miembros es el imán de Ripoll, un pueblo del norte de Cataluña donde vivieron muchos de los integrantes de la célula.

Su compañero de piso, Nordeen el Haji, lo identificó como Abdelbaki Es Satty y el sábado la policía registró su vivienda.

Se cree que el imán, de 42 años, lideraba la célula. Un vecino del imán en Ripoll lo describió como un hombre muy discreto.

Homenaje.

Ayer de mañana Barcelona homenajeó a las víctimas en una solemne ceremonia en la Sagrada Familia, el célebre templo concebido por Antoni Gaudí, al que acudieron unas 1.800 personas.

En la ceremonia, bajo unas fuertes medidas de seguridad con despliegue de francotiradores, participaron el rey Felipe y la reina Letizia de España. También asistieron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien por razones de protocolo estaba sentado junto al presidente del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, mientras que las discrepancias entre ambos han ido en aumento por el proyecto independentista del gobierno autonómico (ver página 3).

"La unión nos hace fuertes, la división nos corroe y nos destruye", declaró el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.

Hasta el momento fueron ya identificadas 12 de las 14 víctimas mortales. Entre ellas figura un niño británico-australiano de siete años, y otro español de tres. En cuanto a los heridos, ayer había diez personas hospitalizadas en estado crítico de las 51 aún internadas.

Abuelo de sospechoso desconsolado por su nieto

"No tenemos ninguna noticia de Younes", aseguran en su ciudad natal de Mrirt, en Marruecos, los allegados de un marroquí de 22 años muy buscado por la policía española por su presunta implicación en los atentados ocurridos en Cataluña.

Su foto sigue copando las portadas de los medios de comunicación, pues Younes Abouyaaqoub podría haber conducido la camioneta que embistió contra la multitud en Barcelona, dejando 13 muertos y 120 heridos, en un atentado reivindicado por el grupo ultrarradical Estado Islámico (EI).

En su ciudad natal, en el centro de Marruecos, la incomprensión reina en el ambiente, en una región tranquila, conocida hasta ahora por sus minas de plomo, de zinc y de plata y sus espectaculares cascadas, muy frecuentadas por los turistas.

En un barrio popular del este de la ciudad, el abuelo de Younes recibe, en el hogar familiar -una casa modesta de dos pisos- a los vecinos y allegados a la familia. Intentan consolarlo desde que la policía española y los medios de comunicación apuntaran hacia su nieto Younes como posible autor de la masacre de Barcelona. El hermano de Younes, Houssein, de una veintena de años, también estaría en el punto de mira, según testigos de la zona, si bien las autoridades españolas no se han referido a él.

"Younes nació en esta casa, antes de emigrar a España con sus padres", cuenta el abuelo, vestido con una chilaba beis y tocado con un turbante blanco. "Vuelve aquí cada verano con su hermano y sus padres. Estuvo aquí el verano pasado", agrega Qedouch Abouyaaqoub.

Para él, la radicalización de su nieto podría deberse a "un imán marroquí", que conocieron en España. "Hace dos años que empezaron a radicalizarse, bajo la influencia de este imán".

El hombre más buscado

Según las autoridades, Younes Abouyaaqoub sería el único terrorista responsable de los ataques en Barcelona que continúa prófugo. Tiene 22 años y residía con sus padres en el pueblo Ripoll, en Cataluña.

Los agentes creen que este yihadista era quien conducía la camioneta que embistió indiscriminadamente a los peatones en Las Ramblas este jueves. Con sus tarjetas se pagaron los tres vehículos que el comando alquiló para cometer el ataque.

Después del atropello parece que pudo haber escapado tras robar un auto y asesinar a su propietario. Su propia madre le pide que se entregue: "Prefiero que esté en la cárcel que esté muerto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)