ESTADOS UNIDOS

La asunción

El mundo miró con una mezcla de asombro y preocupación el juramento de Trump. Sin embargo, la sensación que queda es que la gran mayoría de los estadounidenses lo han visto sin tanto dramatismo.

En particular, entiendo que esta tranquilidad reposa en un factor común que he encontrado en la charla con votantes y adversarios de Trump en estos últimos días: una enorme confianza en las instituciones democráticas y la tranquilidad de que serán ellas las que no le permitirán concretar sus más extravagantes propuestas.

El jueves, en la previa del "Inauguration Day", tuve la oportunidad de conversar con dos conductores de taxi y Uber acerca de cómo veían la asunción del nuevo presidente. Uno de ellos, hondureño de origen que hace 16 años vive en Estados Unidos, comentó que con Trump había sido la primera vez que votó a los republicanos. Sus razones eran simples, en estos últimos años le había perdido la confianza a los políticos y encontraba en él alguien distinto. La otra campana la tuve con una conductora mujer, simpatizante de Hillary, que destacó a lo largo de toda la charla que, aunque no le gustara, tocaba respetar el resultado de la elección. "Cuatro años pasan muy rápido, no le tengo miedo a lo que pueda pasar", comentó.

Este viernes, feriado por los festejos y eventos tradicionales de la ciudad en el "Inauguration Day", amaneció nublado y lluvioso en Washington. Temprano y en metro nos dirigimos al epicentro de los festejos con la idea de vivir de cerca esta fiesta de la democracia. Ya en el camino, nos cruzamos con numerosas familias y simpatizantes que, en calma y con sus gorras de "Make America great again", se dirigían a los festejos.

Al bajar del metro y acercarnos al lugar desde el que Donald Trump daría su primer discurso como presidente, el ambiente cambió sensiblemente. De la paz y tranquilidad que se vivía en el resto de la ciudad quedaba poco y nos encontramos con diversos grupos de manifestantes con cánticos anti Trump y carteles ridiculizando algunas de las frases características del nuevo presidente. Pacíficamente formaban cadenas humanas y pretendían impedir el acceso al evento.

Finalmente y luego de un riguroso control de seguridad logramos llegar al National Mall. Allí se mezclaban simpatizantes y manifestantes, caras de alegría con las de otros que lloraban al escuchar al nuevo presidente.

Me llevo de este día un sentimiento de admiración por una sociedad que logra en paz una transición complejísima poniendo por encima de todo a sus instituciones y al sentimiento de amor a su patria. Me quedo con uno de los carteles que llevaba uno de los manifestantes en el National Mall con la inscripción "Trump: acuérdate que eres el presidente de todos los estadounidenses".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados