vea el video

Asesinó a todos los que dijeron ser cristianos

Pasaban siete horas desde el tiroteo en el que murieron nueve personas (entre ellas el propio asesino), y fueron heridas otras siete, en un campus de Roseburg, Oregon, cuando la policía estatal reveló la identidad del supuesto asesino, y lo hizo sin decir su nombre.

Fueron los medios locales y nacionales, citando agentes del sheriff, quienes dieron el nombre de Chris Harper Mercer, de 26 años y vecino del cercano Winchester. Cuando salió a dar su última rueda de prensa del día, el sheriff John Hanlin se negó a decir el nombre del sospechoso. "No le daré la fama que probablemente buscaba con sus cobardes actos". Mientras sus agentes confirmaban la identidad, el pedía a la prensa que no diera el nombre para "no glorificarlo".

Para entonces las especulaciones sobre la identidad y el móvil del sospechoso estaban descontroladas. Sobre todo porque una testigo relató a los medios locales que el asesino, desde la puerta del aula, iba pidiendo a sus víctimas que se pusieran de pie y dijeran cuál era su religión. Si decían que eran cristianos, los ejecutaba.

Algunos detalles permitían ya en la noche del jueves hacer un bosquejo de la vida de Mercer, aunque faltan las respuestas más importantes: cómo consiguió las armas y cuál era el motivo por el que quería atacar el campus universitario de Umpqua. Según CNN, llevaba un chaleco antibalas, tres armas cortas y una larga tipo AR15.

Una vecina de la casa de Mercer lo describió como "realmente antipático". La vecina asegura que "se sentaba por las noches solo en el balcón con una pequeña luz". "No quería tener nada que ver con nadie".

Botas militares, pantalón militar y camiseta: todos los días se vestía de la misma forma, contaron vecinos, describiéndolo como un joven ansioso y taciturno que vivía junto a su madre.

Una hermanastra del sospechoso dijo a CBS en Los Ángeles que había nacido en Reino Unido pero se mudó de pequeño a EE.UU. cuando su padre se casó de nuevo. Ella dio una imagen totalmente distinta de la que se le acusa: "Siempre colocaba a los otros antes que él. Quería que todo el mundo fuera feliz", contó, asegurando que no estaba contra la religión y que su familia era cristiana.

Por el momento, el rastreo de este hombre en Internet ha dado como resultado una página de MySpace en la que aparece una foto posando con un arma y se le localiza en Torrance, California, donde vivió unos años. Existe otro perfil en una web de contactos llamada Spiritual Passions en la que aparece la misma persona y se declara heterosexual, "tímido al principio", y "conservador, republicano". En esa web dice que estudia en la universidad. La Policía aseguró que no era un estudiante de UCC.

Los medios norteamericanos citan un blog en la web Kickass Torrents en el que supuestamente el mismo Mercer realiza una reflexión sobre los tiroteos a raíz de un documental compartido sobre la matanza de Sandy Hook. Sobre el asesino Vester Flanagan, que el pasado 26 de agosto en el estado de Virginia mató en directo en televisión a una reportera y a su camarógrafo (dos excompañeros suyos), expresa: "Es interesante, me doy cuenta de que hay mucha gente como él que están solos y son desconocidos, pero entonces derraman un poco de sangre y el mundo entero sabe quienes son".

Cientos de personas se reunieron ayer en memoria de las víctimas del tiroteo. Foto: AFP.
Cientos de personas se reunieron ayer en memoria de las víctimas del tiroteo. Foto: AFP.

Sus armas.

El sheriff Hanlin indicó que el atacante fue abatido porque estaba "armado hasta los dientes" y le disparaba a los agentes. Ayer la Policía informó que el homicida compró hasta 13 armas de manera legal y utilizó media docena en el campus.

Según indicó en una rueda de prensa la agente especial del Buró de Armas y Explosivos (ATF) Celinez Núñez, el autor de los disparos en el colegio universitario de Umpqua (Roseburg, Oregon) compró todas sus armas de manera legal en los últimos tres años.

Seis de ellas fueron halladas en el campus universitario y siete más fueron encontradas por los investigadores en su domicilio, según informó el diario local "The Oregonian".

Las autoridades siguen intentando determinar la motivación que llevó a este joven, que ha sido descrito como una persona reservada, a disparar a sangre fría a por lo menos 16 personas.

Según el Ejército estadounidense, Mercer intentó ingresar en las Fuerzas Armadas en 2008, pero no pudo superar las pruebas mínimas de acceso.

"Parece tratarse de un hombre joven enojado, lleno de odio", aseguró ayer un policía al diario The New York Times.

El sheriff del condado de Douglas reveló que Chris Harper Mercer se hallaba inscrito en el establecimiento educativo en donde concretó el jueves la masacre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)