HOMICIDIO DE UN DIPLOMÁTICO

El asesinato del embajador de Grecia estremece a Río

La Policía considera que su esposa tuvo participación junto con un agente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El embajador Kyriakos Amiridis. Foto: AFP

El embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, fue asesinado en un suburbio de Río de Janeiro en un "crimen pasional" planeado por su esposa y su amante, un policía militar que habría ejecutado el homicidio, informó la policía brasileña.

El caso ha causado impacto en Río de Janeiro, cuando la ciudad se disponía a celebrar el Año Nuevo.

La esposa del diplomático, Françoise de Souza Oliveira, de 40 años, así como su amante Sergio Gomes Moreira, de 29, y un primo de este, Eduardo Moreira de Melo, de 24, fueron detenidos de forma preventiva por el asesinato del embajador, de 59 años, precisó en una rueda de prensa el delegado adjunto de la División Homicidios, comisario Evaristo Pontes Magalhaes.

El comisario Pontes Magalhaes, afirmó que en función de los elementos de información reunidos hasta ahora por lo investigadores, surge la participación de Françoise Amiridis en la muerte del embajador. Informó que la Justicia dispuso la prisión temporaria de 30 días para la mujer, así como para Sergio y Eduardo Moreira.

El comisario Pontes dijo, en conferencia de prensa, que el policía Moreira confesó haber sido el autor material del crimen, que habría sido encomendado por la viuda.

La Policía considera que el asesinato de Amiridis ocurrió en la casa del matrimonio, en Nueva Iguazú, en el suburbio de Baixada de Fluminense. No se escucharon disparos, lo que puede llevar a creer que el diplomático fue asesinado a puñaladas.

La Policía sigue la línea de investigación del apuñalamiento, en gran medida, porque los vecinos aseguran no haber oído ningún disparo aquella noche.

Amiridis fue asesinado antes de ser trasladado el interior el vehículo, que después fue hallado quemado. Asimismo, agentes policiales encontraron manchas de sangre en un sofá de la residencia donde el diplomático sataba con su señora.

Indagan.

El rocambolesco caso llegó a la policía de Río cuando la mujer del embajador denunció el miércoles que desde el lunes no lograba contactar a su marido, quien había salido solo en un vehículo alquilado de la casa en la que estaban pasando unos días de vacaciones con su hija de 10 años en la ciudad de Nova Iguaçu, al norte de Rio.

Pero conforme pasaban las horas sus declaraciones fueron cayendo en contradicciones y, cuando la policía encontró el jueves el coche calcinado con un cadáver "totalmente carbonizado", empezó a sospechar de la versión de De Souza.

El policía militar dijo que tuvo un enfrentamiento físico con Amiridis, a quien acabó matando de un tiro con un arma perteneciente al diplomático.

Pero la policía igual investiga si no hubo apuñalamiento, porque nadie en las cercanías de la vivienda escuchó un disparo.

La policía estima de forma preliminar que la mujer y Sergio Gomes, que desde hacía tiempo era una "persona de confianza" de la familia, a quien apoyaba en cuestiones de logística y seguridad, habrían "planeado" su asesinato y habrían pedido la ayuda del primo.

La esposa del diplomático incluso habría prometido pagar 80.000 reales (unos 24.000 dólares) al joven por ayudarles en sus planes, según la información inicial que recogiieron los invesyogadores.

Amiridis habría sido asesinado en la casa que la pareja poseía en Nova Iguaçu, en la Baixada Fluminense, una zona con altos índices de criminalidad, donde la mujer tenía familiares.

La investigación del caso no ha terminado, debido a que las autoridades policiales todavía tienen que precisar varios detalles de cómo se perpetró el homicidio y quiénes participaron de la acción criminal.

Luto.

El presidente brasileño, Michel Temer, expresó su "tristeza" por el asesinato del embajador de Grecia, ocurrido en Río de Janeiro.

"Me causó profunda tristeza la muerte del embajador Kiryakos Amiridis. Brasil se asocia a Grecia en esta hora de luto", afirmó Temer en una nota dada a conocer en la noche de este viernes.

"Las circunstancias en que el embajador perdió la vida son objeto de una cuidadosa investigación por parte de las autoridades competentes", agregó Temer. El comunicado, divulgado por la oficina de prensa de la Presidencia, no menciona la palabra "asesinato" y señala que "el Gobierno brasileño se mantiene atento para cooperar con la parte griega".

Según las normas internacionales al gobierno del país receptor le corresponde garantizar la seguridad de los representantes diplomáticos.

Ante este homicidio y otros hechos violentos, Temer dispuso el envío de tropas federales a Río.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresó sus condolencias y destacó que Kiryakos Amiridis realizó "un intenso trabajo para profundizar las relaciones" entre ambos países.

Kyriakos Amiridis fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido como embajador en Brasilia a en mayo de 2016. El diplomático era abogado, formado en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica y acostumbraba a pasar algunas temporadas en Río de Janeiro, en donde su familia tiene una residencia. Comenzó su carrera diplomática en 1985 y antes de asumir como embajador en Brasilia fue titular en Libia entre 2012 y 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados