VIDEO

Asciende a 24 el número de desaparecidos en hotel italiano

Los socorristas trabajan a contrarreloj ; han rescatado a once con vida y cinco cadáveres del hotel Rigopiano.

Aun quedan 23 desaparecidos en Italia
Aun quedan 23 desaparecidos en Italia

Los rescatistas italianos continuaban este domingo buscando sobrevivientes bajo los escombros de un hotel devastado por una avalancha el pasado miércoles en el centro de Italia, en condiciones extremas.

Nueve personas, incluidos cuatro niños, fueron hallados con vida el viernes de los escombros del hotel Rigopiano, en los Abruzos (centro), en donde no se percibía ninguna señal de vida este domingo.

Los socorristas encontraron asimismo cinco cuerpos sin vida, incluidos los padres de uno de los niños rescatados, aunque seguían sin encontrar rastros de los desaparecidos, cuyo número subió a 24 desde que los clientes del establecimiento señalaran la presencia de un empleado senegalés que no había sido censado hasta entonces.

"Tenemos esperanzas. Incluso aunque no haya señales de vida, podemos excavar una pared y, de repente, tener un contacto, es lo que nos ocurrió con los otros sobrevivientes", decía Luca Cari, portavoz de los bomberos, en el cuartel general de los socorristas, en Penne.

Según los primeros cálculos de los carabineros, 120.000 toneladas de nieve y escombros, equivalentes a 4.000 camiones a gran velocidad, cayeron sobre el hotel el miércoles por la tarde.

Una parte trasera del hotel quedó protegida por un muro de rocas, donde los rescatistas creen que podría haber "habitaciones intactas", explicó Cari.

"El problema es llegar a ellas. No tenemos mucho margen de maniobra, los agujeros son estrechos y hay que perforar paredes muy gruesas", explicó, precisando que los socorristas que rescataron a los niños el viernes seguían trabajando en el lugar.

El Hotel Rigopiano fue sepultado por una avalancha. Foto: AFP
El Hotel Rigopiano fue sepultado por una avalancha. Foto: AFP

¡Es un Milagro!

En Italia ya habla del "milagro" del hotel Rigopiano pues el hallazgo de supervivientes se daba por imposible a causa del frío y de la falta de electricidad en su interior, del que los socorristas no captaron señales de vida en un primer momento.

Uno de los niños, Edoardo, de unos diez años de edad, contó a la prensa que la sala de juegos donde se hallaba con otros dos niños se libró milagrosamente de los efectos de la avalancha. "¡Es un milagro!", exclamó su tía al saber que el niño estaba vivo.

Otro de los supervivientes, Giampiero Parete, había salido el jueves del hotel a recoger unas medicinas en su coche. "Sentí el viento, y escuché un ruido sordo y muy fuerte de árboles que se rompen, de troncos que ruedan. Luego el hotel se derrumbó, abatido por una enorme ola de nieve y trozos de montaña", explicó a la prensa.

Parete, había dado por muertos a su esposa Adriana y a sus hijos, Gianfilippo y Lodovica, y finalmente ha visto cómo toda su familia se encontraba entre los supervivientes.

Ayer sábado, el avance de los equipos de rescate era difícil porque la estructura del hotel corre el riesgo de derrumbarse. Además, una densa niebla ha invadido la región, lo que dificulta el vuelo de helicópteros.

Terremoto sin víctimas en el norte de Egipto.

Un terremoto de 4,4 grados de magnitud en la escala de Richter, sin víctimas, se sintió ayer en varias ciudades del norte de Egipto, entre ellas El Cairo, según el Centro Sismológico Europeo Mediterráneo (EMSC).

El temblor se registró a 62 kilómetros al este de la capital egipcia y a 30 kilómetros de profundidad, indicó el EMSC. El director de la Red Sismológica Nacional de Egipto, Ahmad Badaui, indicó al diario egipcio Al Watan que el seísmo no causó víctimas. El terremoto se sintió en las provincias de El Cairo, Ismailiya, Sharquiya y Suez. Badaui apuntó que el último sismo en esta zona ocurrió en el año 2004. El 1° de septiembre de 1992 tuvo lugar en El Cairo el terremoto más grave de la historia moderna de Egipto, con una magnitud de entre 5,5 y 6 grados y que provocó la muerte de 552 personas.

Italia, perseguida por las tragedias.

Italia sufre desde agosto una serie de terremotos que han provocado centenares de víctimas y han dañado su patrimonio histórico, lo que se suma a diversos sismos, inundaciones y corrimientos de tierra que ha vivido el país en el último siglo.

El siglo XX comenzó con la devastación de la ciudad de Mesina arrasada por un violento terremoto que dejó entre 100.000 y 200.000 víctimas mortales, el más trágico en Europa.

Los sucesos más recientes son los distintos seísmos que desde agosto de 2016 se producen en la zona del centro de Italia próxima a los Apeninos, un área montañosa de alta sismicidad con numerosos pequeños pueblos que atraen el turismo y en los que sus habitantes viven en gran parte de la ganadería y de la agricultura.

Sin embargo, los recientes sismos han provocado significativos perjuicios en estructuras de distintas localidades y han llegado a devastar municipios como el de Amatrice o Accumoli, que exigirán al Gobierno italiano realizar un esfuerzo económico de miles de millones de euros.

En agosto, un sismo de grado 6 en la escala de Richter dejó 299 muertos y localidades enteras destruidas, como Amatrice, un "burgo" considerado uno de los más bellos de Italia por su importancia turística y gastronómica reducido a escombros.

En octubre tuvo lugar una secuencia de terremotos que no causaron víctimas pero sí importantes destrozos en municipios como Norcia, donde una imagen dio la vuelta al mundo: la iglesia de San Benedetto, joya arquitectónica del siglo XIV, de la que solo quedó en pie su fachada.

El pasado de Italia está ligado a los seísmos: con especial relevancia se recuerda el de LAquila de 2009, con 309 muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados