TRAVESÍA EN EL CARIBE

Arriesgar la vida en el mar para huir de Venezuela

En la peligrosa travesía entre Güiria y Trinidad y Tobago, de unos 100 km, un centenar de personas desaparecieron solo entre 2018 y 2019.

Una familia entierra a una de las víctimas del naufragio. Foto: AFP
Una familia entierra a una de las víctimas del naufragio. Foto: AFP

Un centenar de personas sigue en procesión un camión que transporta un ataúd. En su interior yace una maestra que perdió la vida en un naufragio de migrantes venezolanos entre Venezuela y Trinidad y Tobago.

Cristalinda Goitía, de 36 años, había partido de Güiria, un pueblo costero en el estado Sucre, en el noreste de Venezuela. Desde allí suelen zarpar hacia Trinidad y Tobago precarios botes pesqueros cargados de migrantes que tratan de escapar de la profunda crisis de su país.

Iba con su hijo Cristian García Goitía, de 11 años, a pasar las fiestas navideñas con su esposo y estudiaba la posibilidad de quedarse allá.

Su bote partió el 6 de diciembre con unas 30 personas. La cifra de fallecidos, informó ayer jueves el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, asciende a 28.

Aún no están claras las condiciones del naufragio. Solo que los primeros cuerpos aparecieron a 13 km de la costa venezolana.

En la peligrosa travesía entre Güiria y Trinidad y Tobago, de unos 100 km, un centenar de personas desaparecieron solo entre 2018 y 2019. Pero los cuerpos no aparecían... hasta ahora. Y eso ha impactado a Güiria. No habían enterrado antes a migrantes muertos en naufragios.

“El pueblo de Güiria está impresionado”, dice a la AFP Cristian, el hombre que maneja el camión y que ya antes tuvo que hacer un viaje de seis horas por tierra con los primeros 11 cadáveres encontrados para llevarlos a Cumaná, la capital del estado, para las autopsias.

Antes de salir al cementerio, el vehículo hace una parada cerca de la iglesia del pueblo, frente a la plaza principal. Allí un sacerdote reza para pedir el descanso de la víctima.

En el cementerio entierran a Cristalinda junto al cuerpo de su hijo Cristian, que recibió sepultura un día antes.

La travesía entre Venezuela y Trinidad. Foto: AFP

Mafas y trata de personas.

Según el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, detrás de las mortales travesías hacia Trinidad y Tobago hay mafias que se dedican a la trata de personas.

Además del propietario de la embarcación y el dueño de la finca desde donde partió la barca que naufragó el sábado, ambos ya detenidos, las autoridades están tras la pista de otros cuatro civiles.

También siete miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, la policía militarizada, estarían involucrados. Estos agentes, según las averiguaciones, habían detenido al dueño de la embarcación cuando traía a varias personas desde Trinidad y, para no reportarlo ante la Fiscalía, le cobraron 4.500 dólares.

Saab insistió en que esta ruta ha sido de uso habitual, pero ahora está “tomada por mafias que se dedican al tráfico ilegal de emigrantes e incluso a la trata de personas”.

La oposición ya había denunciado la existencia de estas mafias, que afirman cuentan con la complicidad de las autoridades.

La ONU estima que más de cinco millones de venezolanos salieron de su país desde 2015 forzados por la aguda crisis, unos 25.000 hacia Trinidad y Tobago. El país insular, de 1,3 millones de habitantes, señala que facilitó el registro a 16.000.

UE plantea nuevas elecciones en Venezuela
Elecciones legislativas en Venezuela. Foto: AFP.

Venezuela avanza hacia la “desinstitucionalización” y eso es “malo”, advirtió el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien aboga por plantear negociaciones para celebrar unas nuevas elecciones.

“Desgraciadamente, se ha avanzando en la desinstitucionalización en el país. Eso es malo para todos, también para la oposición, y hay que volver a plantear una negociación entre las partes en Venezuela”, dijo Borrell en una entrevista telemática concedida a la presidenta de EFE, Gabriela Cañas.

En las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, con una abstención del 70% y con una escasa participación de la oposición, el chavismo gobernante en Venezuela se hizo con 253 de los 274 escaños de la Asamblea Nacional (AN), con lo que controlará la nueva Cámara que se instalará el próximo 5 de enero.

Al día siguiente de los comicios convocados por el Gobierno de Nicolas Maduro, la UE rechazó el resultado de las elecciones por incumplir “los estándares internacionales mínimos” y exigió la celebración de elecciones legislativas y presidenciales “creíbles, inclusivas y transparentes”.

“La normalidad política y económica” de Venezuela “solo se conseguirá a través de una negociación entre los venezolanos”, insistió Borrell, quien insta a “no cerrar los ojos a la realidad” de que la crisis política, humanitaria y económica del país solo “se resuelve volviendo a votar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados