INFORME

En Argentina recuerdan el "asado del Pepe" como fórmula para no cerrar exportaciones de carne

"Hay maneras menos rudimentarias y dañinas de cuidar el consumo interno", señala un informe de un centro de estudios independiente.

"Asado del Pepe" en 2007. Foto: archivo El País.
"Asado del Pepe" en 2007. Foto: archivo El País.

Desde el pasado jueves rige en Argentina el cierre de las exportaciones de carne vacuna, una medida que fue establecida por un plazo de 30 días para frenar los precios en el mercado doméstico. Es por esto que en el país vecino se evalúan diferentes medidas y, entre ellas, un centro de estudios independiente recordó "el asado del Pepe".

En el informe, recogido por Clarín, se indica que "hay maneras menos rudimentarias y dañinas de cuidar el consumo interno" y apuntan que "una estrategia alternativa sería la que puso en práctica José Mujica". "En el 2005, cuando era ministro de Ganadería, les pidió a los frigoríficos que destinen cortes populares (falda, falda parrillera, asado) al mercado interno y que el resto se destinara a la exportación", recuerda el informe.

Por otra parte, se refiere a medidas tomadas en los últimos años. "La medida adoptada por Uruguay para frenar el alza no fue el cierre de las exportaciones sino el incremento de las importaciones de carne. En el 2019 Uruguay multiplicó por 6 sus importaciones de carne respecto al 2017, y en el 2020 hubo deflación en la carne de -4%", agrega el texto.

En el análisis se establece que Uruguay "no tuvo una actitud pasiva" en el momento en que hubo una fuerte inflación sobre la carne, sino que se apeló a abrir las importaciones para aumentar la oferta en el mercado doméstico y, por esa vía, lograr bajar el precio.

"En el 2020, el 13% del consumo interno de carne se abasteció con importaciones. En otras palabras, Uruguay, a diferencia de la Argentina, moderó el precio de la carne potenciando el comercio exterior", explicaron los analistas, según indicó Clarín.

En conclusión, expresaron, "el caso uruguayo enseña que hay alternativas para que la gente de menores ingresos acceda al consumo de carne sin poner en juego las exportaciones".

"Por el contrario, con instrumentos tan rudimentarios como prohibir las exportaciones se generan enormes daños a la producción y a la generación de divisas. Además, tiene impactos muy regresivos ya que quienes más consumen carne y, por lo tanto, más se benefician con la reducción de su precio son los sectores de ingresos medios y altos", detalla el informe. 

"El asado del Pepe" fue recordado al presidente de Argentina, Alberto Fernández, por su propio creador. El día de su cumpleaños y en el marco de un homenaje realizado por una radio del país vecino, Mujica mantuvo una charla con el mandatario en la que lo aconsejó respecto a la problemática de la carne.

"Tenés que buscar un punto de conciliación. Hay que acordarse de la comida de los pobres", expresó el exmandatario. "Estamos en eso", respondió Fernández y aseguró que su "mayor preocupación" es que "los argentinos puedan comer carne".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados