GOBIERNO EXPRESA "PREOCUPACIÓN"

Argentina protesta por operaciones de un submarino de EE.UU. en el Atlántico Sur

Según el Ministerio de Defensa argentino se trata de un submarino a propulsión nuclear. La cuenta oficial de Twitter del Comsublant muestra tres imágenes del USS Greeneville en las Islas Malvinas.

Una cuenta oficial de Twitter de la marina estadounidense muestra al submarino en las Islas Malvinas. Foto: @COMSUBLANT
Una cuenta oficial de Twitter de la marina estadounidense muestra al submarino en las Islas Malvinas. Foto: @COMSUBLANT

El gobierno argentino manifestó ayer viernes su “grave preocupación” por las operaciones de un submarino de Estados Unidos con propulsión nuclear en el Atlántico Sur con apoyo británico, según un comunicado de la Cancillería.

“Corresponde aclarar que la presencia de naves susceptibles de portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur contradice la Resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, advirtió la Cancillería argentina.

Según el Ministerio de Defensa argentino se trata de un submarino a propulsión nuclear.

Según informó el diario La Nación, el peligro radica en que, sin embargo, tiene la posibilidad de transportar armas nucleares.

La Cancillería expresó su “grave preocupación por una información surgida de la cuenta oficial de Twitter del Commander Submarine Force Atlantic (Comsublant), por la cual se señala que recientemente habrían operado con apoyo británico en el Atlántico Sur ‘demostrando el alcance global de ambas naciones’”.

La cuenta oficial de Twitter del Comsublant muestra tres imágenes del USS Greeneville en las Islas Malvinas. Según esta información, el aparato estadounidense habría contado con la colaboración de un avión del Reino Unido perteneciente al Territorio Británico de Ultramar, “demostrando el alcance global de ambas naciones”, señaló el texto.

“No es la primera vez que la Argentina ha marcado, por otra parte la presencia de una base militar británica en las Islas Malvinas, que es asimismo contraria a distintas resoluciones de las Naciones Unidas”, remarcó el comunicado de la Canciller Argentina.

Argentina y el Reino Unido mantienen una disputa de soberanía por las Islas Malvinas, por la cual libraron una guerra en 1982. Argentina cuestiona la realización de ejercicios nucleares, específicamente en una “zona de paz y desnuclearizada”. Además de la utilización de las islas Malvinas como una base ya que es un territorio en disputa y así lo ha reconocido Estados Unidos.

“La utilización de esas fuerzas instaladas ilegalmente para objetivos geoestratégicos globales son una demostración acabada de que los argumentos utilizados por el Reino Unido nada tienen que ver con la relación bilateral con la Argentina”, subrayó el comunicado del gobierno de Alberto Fernández.

El ministro de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, indicó que se “está buscando la totalidad de la información acerca del caso”, pero aclaró que el submarino “no está en aguas argentinas sino internacionales”.

Más temprano el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, había advertido a través de su cuenta de Twitter que en caso de comprobarse que el submarino hubiera ingresado “en espacios soberanos argentinos, sería un hecho sin precedentes en nuestra historia (e) implica un acto de extrema gravedad para todos los Estados de la región”.

Congreso debe avalar acuerdos con el FMI

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó esta semana la ley que establece que el Congreso debe avalar cualquier endeudamiento en moneda extranjera y bajo jurisdicción extranjera, incluyendo los acuerdos futuros con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que superen el límite fijado en el Presupuesto Nacional. En su primera sesión del año, los diputados aprobaron por 233 votos positivos, 2 negativos y dos abstenciones la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo y que ya había tenido el visto bueno del Senado. La norma indica que la ley de Presupuesto de cada ejercicio deberá prever “un porcentaje máximo para la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras respecto del monto total de las emisiones de títulos públicos autorizadas para ese ejercicio”. En tanto, toda emisión de ese tipo de títulos públicos que supere dicho porcentaje requerirá de una ley especial del Congreso que la autorice expresamente. También dispone que todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI, así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones, requerirá de una ley del Congreso que lo apruebe expresamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados