DEBATE POLÍTICO

Argentina, entre predicciones de golpe de Estado y cruces entre presidentes

Eduardo Duhalde, durante una entrevista en televisión agitó el regreso de los militares y una crisis peor a la del año 2001.

Eduardo Duhalde. Foto: El País
Duhalde: “Por el deterioro social, llega una anarquía con olor a sangre”. Foto: El País

Argentina no solo se vio conmovida ayer martes por el anuncio de Messi de que quiere irse del Barcelona -toda la información la tiene en Ovación-, sino que además un ex presidente agitó la posibilidad de un golpe de Estado y de que no haya elecciones legislativas en 2021.

Quien manejó esto fue Eduardo Duhalde, durante una entrevista la noche del lunes en el programa Animales Sueldos de América TV, y recibió por sus dichos críticas tanto desde el oficialismo como desde la oposición.

“Argentina es la campeona de las dictaduras militares. Por supuesto que puede volver a haber un golpe”, sentenció Duhalde. “Tengo una convicción”, dijo. Y agregó: “Es ridículo pensar que el año que viene va a haber elecciones”.

En su opinión, Argentina se dirige hacia “un escenario peor al del 2001”, en un clima que atenta contra la continuidad del gobierno de Alberto Fernández. “Esta es la presidencia más compleja que tuvimos”, sostuvo.

El ex mandatario resaltó que el militarismo “se está poniendo de pie nuevamente en América Latina”. Y cuestionó: “¿O no sabemos que Brasil es un gobierno democrático cívico-militar? Sabemos lo que es Venezuela, lo que es Bolivia. Sabemos que en Chile quedan solamente como factor de poder los carabineros y, como antes, el Ejército”.

Ayer martes, en diálogo con Radio 10, Duhalde reiteró sus predicciones. “Digo lo que pienso y no me arrepiento. No nos damos cuenta de lo que pasa en la sociedad, sobre todo en la sociedad pobre”. Y agregó: “Por el deterioro social llega una anarquía con olor a sangre. Si no nos juntamos, estamos perdidos”.

“Hay deterioro social, no todos comen todos los días, la gente está desesperada; se van a matar no por una bicicleta, sino por un bizcocho”, fue otra de su contundentes frases.

El ex presidente logró que tanto el oficialismo como la oposición macrista se unieran para criticarlo. Por ejemplo, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que un “golpe de Estado es un escenario absolutamente improbable en nuestro país”. Y desde la coalición opositora Juntos por el Cambio, el diputado Maximiliano Ferraro consideró “irresponsable, grave y repudiable” la declaración de Duhalde. “Entre todos los argentinos debemos estar unidos en la no violencia y defender el imperio de la Constitución Nacional, garantizar la República y la democracia”, sostuvo.

Hasta uno de los abogados de Cristina Kirchner se sumó a las críticas al ex presidente. “A Duhalde lo mandaron hablar. No es casualidad. (…) Decir que vienen los milicos es el preámbulo para ir a buscarlos. Si vienen correrá sangre, al menos la mía”, dijo Gregorío Dalbón.

Fernández vs. Macri.

La polémica que levantó Duhalde, venía precedida de otro enfrentamiento político al más alto nivel, entre el presidente Alberto Fernández y su antecesor Mauricio Macri, sobre el rol del Gobierno en la gestión de la crisis sanitaria y económica por la pandemia del COVID-19.

El contrapunto se originó en declaraciones que Fernández dio este domingo a Radio 10 y en las que hizo mención a Macri. “Me llamó y lo que me recomendó es que no hagamos cuarentena, que dejemos a toda la gente en la calle, que murieran los que tengan que morirse. Él cree eso y actúa en consecuencia. Yo gracias a Dios estoy muy lejos de eso porque para mí la política es cuidar a la gente”, dijo Fernández.

La réplica de Macri no se hizo esperar y este lunes publicó un mensaje en su perfil de Facebook en el que admitió que conversó con Fernández el 19 de marzo, antes de que ese día el Ejecutivo anunciara la imposición del aislamiento social obligatorio por la pandemia.

Pero aseguró que “es falsa la versión que el presidente ha dado” sobre la conversación, ya que “de ninguna manera” le dijo “las cosas que ha relatado en estos días”.

“Quiero recordarle al presidente que nada es más importante para un dirigente político -y sobre todo para un presidente- que su palabra. La credibilidad de la palabra presidencial debe ser cuidada como un tesoro”, señaló Macri, quien se encuentra en Suiza desde julio.

“En estos meses decidí hacer pocas declaraciones públicas por respeto al nuevo Gobierno y para darle tiempo a asentarse. Hoy, sin embargo, me veo obligado a aclarar la verdad de aquella conversación porque valoro mi palabra. Siempre les dije la verdad a los argentinos, en los momentos buenos y en los momentos malos, y pienso continuar de la misma manera”, sostuvo Macri.

Alberto Fernández y Mauricio Macri. Foto: AFP.
Alberto Fernández y Mauricio Macri durante el cambio de mando. Foto: AFP.

Fernández también había cuestionado a Macri por haber apoyado las protestas del pasado lunes 17 en contra de la cuarentena y de la reforma judicial que impulsa el Gobierno.

Este lunes, en un acto público, Fernández insistió con el punto, aunque esta vez sin mencionar a Macri. “Cuando algunos me recomendaban que la economía no se frene y que deje frenar a la sociedad, que se caigan los que se tengan que caer, que se enfermen los que se tenga que enfermar y que mueran los que tengan que morir, yo preferí, como preferimos todos nosotros, preservar la vida de la gente antes que ganar un peso más en la economía”, sostuvo.

Fernández aseguró que la economía, en recesión desde abril de 2018, está dando signos de recuperación.

Con casi 360.000 contagios y más de 7.000 muertos, el mandatario defendió además su política sanitaria y afirmó que, aunque el “riesgo de la pandemia no ha terminado”, el país “poco a poco” irá volviendo “a lo que cotidianamente” se hacía.

Cristina K: “No es una verdadera reforma”
Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Foto: La Nación / GDA.

Previo al debate en el Senado previsto para este jueves, la vicepresidenta argentina Cristina Kirchner aseguró que esta “no es una verdadera reforma judicial” y volvió a denunciar la existencia de “una mesa judicial” en el anterior gobierno de Mauricio Macri para “digitar causas judiciales” que tuvo “el oscuro objetivo de perseguir y encarcelar opositores políticos y empresarios”.

En una escrito publicado en su página web y difundido en las redes sociales, la vicepresidenta también cargó contra los medios de comunicación, a los que acusa de “naturalizar” la política de persecución judicial que le endilga a la anterior administración, y cuestionó de manera elíptica a la oposición por negarse a discutir la reforma judicial. (La Nación/GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados