PANDEMIA

Argentina tiene casi 10 millones de vacunas en stock, pero solo el 25% recibió las dos dosis

Pese a la disponibilidad de componentes contra el COVID-19 y que se esperan más arribos en estas horas, el Gobierno no explicó la razón del desfase

Argentina se propone dar un nuevo impulso a su plan de vacunación la semana próxima con la producción de la vacuna rusa. Foto: AFP
ArgContenedor de vacunas Sputnik. Foto: AFP

La diseminación de la variante delta de coronavirus, la que mayor preocupación causa, se retrasa sin que los especialistas encuentren una explicación lógica. Se sabe que en los países donde ingresó hubo rebrotes veloces que no tuvieron un efecto tan dramático gracias a la vacunación. Pero en la Argentina se comportó distinto y a pesar de detectarse casos que no tuvieron un nexo epidemiológico con personas que llegaron contagiadas del exterior, la circulación comunitaria aún no fue decretada.

A pesar de esta tregua la preparación de la población frente a una posible nueva ola está todavía lejos de ser la más efectiva. Es que ocho meses después de iniciarse el plan de vacunación más importante de la historia y con un stock disponible de casi diez millones de vacunas solo el 25% de los argentinos cuentan con el esquema completo de dos dosis, las necesarias para hacerle frente a la variante que tiene un mayor potencial de contagiosidad que la original y las que la sucedieron. El promedio de aplicación de los segundos componentes se mantiene alto, aunque en una curva descendente, a diferencia del ritmo de inoculación actual de la primera dosis que bajó considerablemente.

La recomendación de todos los especialistas es contar con la mayor cantidad posible de personas con los esquemas completos antes que la variante delta provoque un pico de casos. Hay que recordar que el exministro de Salud de la Nación, Ginés González García, en febrero pasado vaticinó que a esta altura del año toda la población estaría inoculada. “Hemos tomado las previsiones y todo el flujo de vacunas para que la vacunación total se dé entre agosto y septiembre”, había anunciado meses antes de su renuncia por la causa del vacunatorio vip.

La promesa está lejos de cumplirse. El 60% de la población (27.132.287 personas) ya recibió al menos una dosis aunque hay una gran lista de espera por haber cumplido ya el plazo estipulado para completar los esquemas o estar al límite. Según esos plazos, a quienes recibieron Sputnik V se podía diferir la segunda aplicación por tres meses, en los casos de AstraZeneca/Covishield, dos meses, y para Sinopharm, entre 21 y 28 días. Con esquema completo, hasta ayer y según el Monitor de Vacunación online, había 11.550.883 personas.

INMUNIZACIÓN

El avance de la vacunación en Argentina

De acuerdo a los números analizados por el equipo de LN Data hasta anteayer había una disponibilidad de 9.906.411 vacunas de diferentes laboratorios y se esperan que arriben más lotes en el transcurso de la semana (se aguarda un cargamento importante de AstraZeneca que podría superar las 2.000.000 de dosis). En detalle, son 1.390.418 vacunas de este último laboratorio, 200.000 de CanSino, 3.233.231 de Moderna, 4.274.746 de Sinopharm y 808.016 de Sputnik. Estas cifras surgen de la diferencia entre las vacunas que llegaron al país y las que ya se aplicaron.

El Ministerio de Salud de la Nación no respondió a las reiteradas consultas de LA NACIÓN para explicar cuáles son las razones de este desfase. En cambio el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se refirió el jueves pasado al tema en una conferencia de prensa. “En lo que va de agosto aplicamos 4.500.000 de segundas dosis y queremos completar los 7.000.000 de aplicaciones de segundas dosis en lo que queda del mes”, dijo el funcionario.

Los próximos diez días serán clave para saber si se cumplirán los objetivos del Gobierno pautados para este mes y todo dependerá de la cantidad de vacunas que puedan arribar al país. Por lo pronto, hoy está previsto que lleguen 400.000 dosis de AstraZeneca donadas por el gobierno de España.

Mientras esto ocurre, los casos de contagios diarios siguen dando tregua y se encuentran en poco más de 7000 en promedio semanal, una cifra similar a lo que ocurría los últimos días de noviembre de 2020 y de mayo pasado, en distintas etapas de la pandemia. Además los índices de positividad se encuentran bajos a nivel país, en el orden del 13%, similar a mayo del año pasado cuando comenzaba a escalar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error